Editorial

El Editorial | Empleo para los jóvenes barranquilleros

Ofrecer oportunidades laborales dignas a los jóvenes es una apuesta segura para integrarlos socioeconómicamente a la sociedad. Si el mercado laboral para ellos no se regula, la fractura generacional se irá haciendo cada vez más grave.

Nadie duda de que el Estado se encuentra en deuda a la hora de asegurar la plena integración del 20 % del total de la población conformada por jóvenes entre 18 y 28 años, muchos de los cuales están hoy movilizándose en las calles reclamando oportunidades reales en materia educativa, laboral y de acceso a la vivienda. Aspectos esenciales para consolidar “su autonomía intelectual, física, moral, económica, social y cultural” como miembros de una comunidad política que ejerce su ciudadanía. Así lo establece la legislación colombiana, pero recorrer el trecho de las palabras a los hechos no ha sido posible, lo que ha originado un choque generacional en jóvenes que resienten desde hace años la falta de una atención justa e igualitaria a sus demandas. La pandemia terminó de hundir sus expectativas y el estallido social no se hizo esperar. Urge resolver esta crisis que amenaza con lastrar el progreso no solo de nuestra juventud, sino del país entero.

El presidente Iván Duque dio pasos significativos al anunciar planes dirigidos a jóvenes para generar empleo, facilitar su acceso a vivienda propia y a créditos orientados a financiar proyectos o emprendimientos agropecuarios o agroindustriales. Es apremiante ofrecer opciones laborales dignas a esta población aquejada con un desempleo de 24 % que supera la media nacional y que, como otras veces hemos señalado en este espacio, afronta serios obstáculos para poder obtener su primer empleo debido a las exigencias de un mercado laboral que termina por excluirlos. El Gobierno nacional subsidiará, a partir del primero de julio, el equivalente al 25 % de un salario mínimo mensual, durante al menos un año, para quienes contraten a muchachos entre 18 y 28 años. Crear 500 mil puestos de trabajo es la meta establecida por el programa que podría ser de carácter permanente si el Congreso lo aprueba.

En Barranquilla, serán entre 3 mil y 4 mil los trabajos formales, es decir con todas las prestaciones sociales de ley, que se crearán especialmente para jóvenes entre 18 y 25 años que por primera vez accedan al mercado laboral. En sintonía con lo anunciado por el Gobierno nacional, el Distrito pondrá en marcha un fondo de $ 5 mil millones que otorgará a los empleadores subsidios para incentivar esta contratación, además con un enfoque diferencial que asegure oferta laboral para jóvenes en condición de discapacidad, mujeres y minorías étnicas.

Una iniciativa en el camino correcto para enfrentar los elevados índices de pobreza e inequidad en la ciudad y apuntalar la reactivación económica de sectores productivos mediante la generación de nuevos empleos gracias a la articulación de los sectores público y privado: donde todos ponen, todos ganan. Incluir a la juventud en los planes de recuperación constituye una decisión acertada para empezar a pagar la deuda histórica que como sociedad tenemos con esta población, sobre todo con las personas más vulnerables que se quedaron con los brazos cruzados tras la irrupción de la pandemia y sus devastadores efectos en la educación, por la falta de clases presenciales, y el cierre de actividades económicas como comercios y servicios, donde obtenían sus ingresos. 

Enfrentar las causas de la precariedad que asuela a esta generación, en la que el 33 % de los jóvenes ni estudia ni trabaja es un reto descomunal que debe ser abordado desde distintos frentes. Uno de ellos pasa por ampliar sus posibilidades educativas garantizando matrícula cero en las universidades para estratos 1, 2 y 3 de forma definitiva. Intentar equilibrar las condiciones laborales de los jóvenes que ganan 30 % menos que las personas entre 29 y 54 años, especialmente mujeres, resulta necesario. Entender su malestar y escucharlos es fundamental, como también involucrarlos en la agenda del país para encontrar conjuntamente – a través del diálogo– soluciones a esta crisis. Dilatar las salidas no resolverá los problemas. Aún persisten muchos desafíos por delante.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Editoriales

El Heraldo
Editorial

PAE a cuentagotas

Justo cuando comienza el cuarto mes del año en curso y dos meses después del inicio del calendario académico, de los siete departamentos de la región Caribe tres no han comenzado aún a ejecutar el Programa de Alimentación Escolar al que est

Leer
El Heraldo
Editorial

Inflación sin control

La decisión de la Junta Directiva del Banco de la República de subir las tasas de interés al 5 %, en un nuevo intento para contener la galopante inflación en el país, podría quedarse corta o ser insuficiente ante el alza de los precios que,

Leer
Ver más Editoriales
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.