¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Editorial

El Editorial | Cuarentena imperfecta

La flexibilización del aislamiento hizo perder la eficacia de la medida y resulta pertinente evaluar la actual situación epidemiológica que demanda un nuevo enfoque para evitar el colapso del sistema de salud.

Latinoamérica es hoy el epicentro mundial de la pandemia de COVID-19, que en todo el mundo alcanza los diez millones de casos confirmados y el medio millón de fallecidos, según el más reciente recuento de la Universidad John Hopkins. Estados Unidos supera los 2.5 millones de infectados; Brasil tiene más de 1.313.000; Rusia, 635 mil; India, 530 mil, y Reino Unido, 312 mil. Le siguen Perú y Chile. Con el mayor número de muertos aparecen Estados Unidos con 125 mil, Brasil con más de 57.000 y Reino Unido con casi 43.600.

Aunque en Europa se han registrado rebrotes aislados, contagios y fallecimientos siguen a la baja. En América Latina, entretanto, los datos no dejan de crecer. Una de cada cinco víctimas mortales por el virus se sitúa en esta región, donde México, por ejemplo,  sumó en las últimas 24 horas 4.410 nuevos casos y 602 decesos, llegando a 212.802 infectados y a 26.381 muertes desde el inicio de la pandemia.

Uno de los grandes focos a nivel global, Estados Unidos, rompió su récord diario de contagios con 45.330 nuevos casos el pasado viernes, como consecuencia de los rebrotes en Florida, Texas, California y Arizona. Gobernadores que fueron pioneros en flexibilizar las restricciones en medio de la pandemia están retrasando el reinicio de nuevas actividades económicas en sus estados e incluso dando marcha atrás en polémicas decisiones, como la reapertura de bares, de las que hoy se arrepienten. Hasta el alcalde de Miami-Dade anunció que todas las playas del condado estarán cerradas al público durante los primeros días de julio para evitar nuevos contagios, mientras crecen los llamados a usar tapabocas o mascarillas para salir a la calle.

En Colombia, donde la curva sigue en ascenso y los casos superan los 90 mil con más de 3 mil fallecidos, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, le pidió al presidente Iván Duque volver a aplicar una cuarentena más estricta en todo el territorio nacional. Una propuesta que generó polémica cuando hay regiones, como Antioquia o Santander, que se alistan para dar reapertura a nuevos sectores productivos como restaurantes y transporte aéreo, entre otros. En el país no hay un retorno a la normalidad y el aislamiento preventivo obligatorio se mantendrá hasta el 15 de julio. Sin embargo, las excepciones autorizadas a la norma, que permitieron la reactivación de la economía, aceleraron el contagio, como estaba previsto. Por eso, el autocuidado es fundamental para minimizar riesgos.

El epidemiólogo de la Universidad del Norte Julián Fernández, sobre las cuarentenas, señala que aunque “son efectivas para reducir la transmisión, no son sostenibles en el tiempo, ni equitativas. Tienen efectos sociales y el criterio para hacerlas debe ser técnico”. Además plantea que se requieren otras alternativas. Esa es la clave, ¿cuáles podrían ser esas opciones, distintas al confinamiento, que permitan contener el embate del virus a esta altura de la pandemia? De hecho, América Latina es la región con las cuarentenas más extensas del mundo. Países como Argentina y Perú ya completaron más de 100 días de encierro y Colombia lo hará esta semana.

Ahora que los decesos y contagios aumentan, metiendo más presión a los servicios de salud, que rozan el límite de sus capacidades, se levantan voces cuestionando la duración de la cuarentena, que empezó en marzo, y hay quienes hasta se preguntan si todo este esfuerzo del confinamiento sirvió para algo. Expertos, entre ellos infectólogos que defienden su eficacia, aseguran que el aislamiento sí logró disminuir la transmisibilidad del virus y permitió ganar tiempo para fortalecer el sistema de salud.

¿Una cuarentena imperfecta?, sin duda. La flexibilización del aislamiento hizo perder la eficacia de la medida y resulta pertinente evaluar la actual situación epidemiológica que demanda un nuevo enfoque para evitar el colapso del sistema de salud. Esta es una realidad dinámica que exige replantear lo que ocurre, a la luz de los indicadores y a partir del conocimiento aportado por los científicos. No hay que tener temor de retroceder o de cerrar, como está haciendo Barranquilla y el Atlántico, para frenar la expansión del virus. Que nadie pierda de vista cuál es la prioridad en esta crisis de salud pública, que está lejos de terminar: ¡salvar vidas!

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Editoriales

Editorial

El Editorial | ¿Quién toma el control?

Volvió el humo a Barranquilla por las quemas en el Parque Isla de Salamanca. Irrespirable se ha tornado el aire para miles de habitantes de distintos sectores de la ciudad que, por estos días, se declaran ya no agobiados, sino hartos de los reit

Leer
Editorial

El Editorial | El tapabocas no es un cuento

El uso del tapabocas no es opcional ni negociable. Lo reiteraba el alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo, durante su más reciente comparecencia en la que anunció la flexibilización de las medidas en la ciudad, “no usarlo en público conllev

Leer
Editorial

El Editorial | Nuevos pasos

Barranquilla da un paso más en la reapertura escalonada de actividades a partir de este lunes 10 de agosto, lo que permitirá ir recuperando de manera gradual y segura aspectos de la vida de la ciudad suspendidos hace meses. Señales alentadoras

Leer
Editorial

El Editorial | La Tierra del Olvido

25 años cumple una de las producciones discográficas más icónicas de la música en Colombia, el álbum La tierra del olvido, del cantautor samario Carlos Vives, que celebró este simbólico aniversario compartiendo una versión renovada en res

Leer
Ver más Editoriales
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web