El titulo es:Por un empleo de más calidad

Últimas noticias

Jairo De Castro Peña, gerente general de Surtigas
08:05

Esta máxima calificación fue asignada a ...

Leonidas Bustos, exmagistrado.
07:34

Bustos afirmó que cualquier cosa que diga al respecto puede...

07:18

Los hermanos José Manuel y Christian Daes, máximos...

07:09

La Financiera de Desarrollo Nacional anunció que ya tiene...

07:04

Ciudadanos aseguran que el trancón se debe a que un poste...

07:00

El gerente de Transmetro, Ricardo Restrepo, asegura que no...

06:35

Para el ente de control esta situación podría ocasionar en...

Stefan Henze, el atleta alemán que falleció en un accidente de tránsito y a quien le pertenecía el corazón trasplantado a la mujer brasileña.
06:31

En medio de una larga recuperación por el trasplante que...

Luis Alberto ‘Lucho’ Herrera.
06:23

Herrera dijo que en su piel empezaron a salir unas manchas...

Julio Comesaña dialoga en una práctica con Jorge Aguirre y Yony González.
00:45

EL HERALDO hace un balance parcial del equipo rojiblanco,...

Editoriales
Actualizado hace 4 años

Por un empleo de más calidad

X

Te leo

Es un servicio exclusivo para usuarios registrados en nuestro portal.Te invitamos a crear una cuenta. Si ya la tienes, por favor inicia sesión para comenzar a usar este servicio.
Iniciar sesión
Un estudio pone de nuevo de manifiesto la baja calidad del trabajo en Colombia y en Barranquilla. La reducción del desempleo en el país, sin duda positiva, debería acompañarse de una ofensiva para elevar el nivel del mercado laboral.

No pueden ser más dicientes los resultados de una investigación de la Universidad Externado de Colombia según la cual el promedio nacional de la calidad de empleo puntúa 34,5 en una escala de 0 a 100 (un punto sobre la medición realizada hace tres años).

El estudio, realizado por el Observatorio del Mercado de Trabajo y la Seguridad Social de dicha universidad, tuvo en cuenta, dentro de la medición de la calidad de empleo, las variables relativas a los ingresos laborales, la formalidad, la afiliación a seguridad social y la existencia y modalidad de un contrato laboral escrito.

Precisamente cuando se está definiendo el salario mínimo, surge este estudio, realizado en 23 ciudades del país, que ubica a Bogotá como la urbe que presenta mejores condiciones para trabajar, y a Cúcuta como la de peores garantías laborales. Barranquilla se encuentra en los lugares inferiores de la tabla, en concreto, en el incómodo puesto 17.

Los preocupantes resultados de este estudio invitan a un análisis serio sobre las razones de que la calidad del trabajo sea tan precaria en el país y en una ciudad como Barranquilla, que pretende ser la capital nacional de TLC.

Estos tratados internacionales exigen calidad de la empresa nacional en cuanto a los productos, a los servicios y a los procesos que desarrolla. Pero calidad también significa que los trabajadores que elaboran esos productos y brindan esos servicios experimenten una mejora y una mayor estabilidad de las condiciones laborales, no solo por motivos de justicia social, sino porque está más que demostrado que el empleo estable y de calidad redunda en beneficio del propio sistema productivo, dinamizándolo a través de una demanda más vigorosa.

La Organización Internacional del Trabajo define el concepto de trabajo decente como la posibilidad de que todo ser humano pueda contar con la oportunidad de un trabajo y un salario dignos, seguridad en el sitio donde desarrolla sus funciones, protección social para su familia, mejores perspectivas de desarrollo personal, libertad para expresar sus opiniones, participación en las decisiones e igualdad de oportunidad y trato para las mujeres y los hombres.

Las últimas cifras de desempleo suministradas por el Dane indican que, hasta octubre pasado, el desempleo en Colombia se redujo al 7,8%. Sin embargo, estas cifras no reflejan el problema de fondo, que es la calidad del empleo en el país. A su vez, esa institución expresó que la informalidad laboral en las trece ciudades principales del país llegó al 49,4 por ciento durante el segundo trimestre del año.

Los resultados de esta investigación exigen redoblar el compromiso, aún muy laxo, entre los sectores privado y público para que en este país, en que según el Gobierno se han creado 2,6 millones de empleos entre 2010 y 2013, deje de campear la informalidad, la contratación temporal y el alto número de asalariados que no tienen un contrato formal por escrito. 

Todo esto requiere una mayor regularización por parte del Gobierno y un esfuerzo más decidido para que se cumpla la normativa laboral vigente. Mejorar las condiciones del mercado del trabajo es bueno no solo para los directamente beneficiados, sino –y esto no parecen entenderlo algunos– para el conjunto de la sociedad.

Imagen de aromero

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
Ya soy suscriptor web