Perspectivas económicas de América Latina siguen a la baja

El FMI y la Cepal pronostican un crecimiento anual inferior al de 2018, debido a la incertidumbre económica mundial, pero esperan un pequeño repunte para 2020.

Las proyecciones se deben a que en la mayoría de los países de la región algunos indicadores empeoraron.
Más contenidos

El FMI y la Cepal pronostican un crecimiento anual inferior al de 2018, debido a la incertidumbre económica mundial, pero esperan un pequeño repunte para 2020.

El último informe de la Comisión Económica para América Latina (Cepal) ha bajado las expectativas de crecimiento del producto interno bruto (PIB) para la región en 2019,: estima que crecerá 0,5 %, ocho décimas menos que la última proyección presentada. Asimismo, el Fondo Monetario Internacional (FMI) espera que llegue a 0,6 %. Ambos organismos coinciden en la recuperación lenta que experimentará la región en los próximos años.

Jorge Quintero, profesor de Economía de Uninorte, señala que los ajustes en las proyecciones se deben, principalmente, a que en la mayoría de los países de la región algunos indicadores económicos durante el primer semestre han tenido un comportamiento peor al esperado. El comportamiento de la inversión, el comercio internacional, el consumo o los precios de las materias primas han sido determinantes en la dinámica de la economía de los distintos países del cono. 

“Adicionalmente, se ha incrementado la incertidumbre sobre el comportamiento de la economía global, como consecuencia del aumento, nuevamente, de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, lo cual ha tenido incidencia negativa en el precio de las materias primas y en las exportaciones de la región”, agrega Quintero.

De acuerdo con la Cepal, la desaceleración afectaría a 21 de los 33 países del continente, especialmente a los de América del Sur, donde se prevé que el crecimiento será de 0,2 %. En cambio, estima que el PIB en América Central y en el Caribe alcanzará tasas de 2,9 % y 2,1 %, respectivamente. 

Desaceleración mundial

A nivel mundial la situación es similar y se estima que la economía global registrará un crecimiento de 2,6 %, lo cual obviamente afecta lo que pase en la región. El recrudecimiento desde mayo de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China ha reducido los volúmenes del comercio internacional, que a comienzos de año experimentó una tasa de variación trimestral negativa por primera vez desde la crisis financiera de 2008-2009. 

La guerra comercial ha traído consigo el aumento de la incertidumbre y la volatilidad en los mercados financieros. Y un indicador de mucho interés para las economías de Latinoamérica es la variación anual de los precios de bienes básicos que, según la Cepal, bajaran un 5 % este año. En el caso del petróleo —vital para la hacienda pública de muchos países de la región—, la disminución de su precio será de un 10 % con respecto a 2018.

Sin embargo, las bajas tasas de crecimiento de la región no solo se explican por fenómenos coyunturales como las tensiones arancelarias entre Estados Unidos y China, sino también por factores estructurales de las economías locales. De acuerdo con Jairo Parada, profesor de Economía de Uninorte, lo que pasa en América Latina “refleja el agotamiento de la dinámica económica basada en el crecimiento minero y en las fórmulas ortodoxas basadas en la austeridad y el control monetario, con la excepción del desastre venezolano”. 

El profesor sugiere que el desafío que enfrentan estos países pasa por lograr un modelo de desarrollo basado en su consumo doméstico y en una mayor integración con los vecinos, dejando a un lado la excesiva ortodoxia e impulsando políticas industriales de desarrollo. “Recuperar la demanda doméstica, bajarle los impuestos a la población y subírselos a las personas ricas, y no a las empresas. Hacer más eficiente el gasto público y desarrollar una política industrial”, agrega Parada.

Consolidación fiscal.Sortear esta coyuntura para América Latina exige tomar medidas puntuales. Juan Perilla, profesor de Economía de Uninorte, plantea que uno de los principales retos es la consolidación fiscal, así como solucionar los problemas de las finanzas públicas, pues es limitado el alcance de la política macroeconómica para impulsar el crecimiento.

“Los países de la región necesitan continuar trabajando para reducir la evasión y los flujos financieros ilícitos, y también necesitan avanzar en la adopción de impuestos sobre sectores como la economía digital e impuestos relacionados con sectores sensibles, como el impacto de la producción sobre el medioambiente y la salud pública”, dice Perilla.

La Cepal también destaca la necesidad de utilizar la política tributaria para reevaluar el impacto y la incidencia de los gastos tributarios, de manera que contribuyan a la inversión productiva. Por su parte el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha detectado como clave el papel de la inversión en infraestructura para la reactivación del crecimiento y como mecanismo de resiliencia ante los impactos de los diferentes choques que puedan afectar a la economía regional.

Así está Colombia

En cuanto a la economía colombiana, el profesor Perilla considera que a esta la ha ido relativamente bien en el contexto de la región. “El crecimiento registrado en 2018 (2,6 %) confirmó una tendencia favorable del consumo y de la inversión, tanto de los hogares como del gobierno, lo cual compensó los efectos negativos de la demanda externa.

Por otra parte, en el primer trimestre de 2019 se registró un crecimiento de 2,8 %; aunque es menor que la esperada por los pronósticos oficiales, todavía se trata de un buen comportamiento frente a lo observado en otros países”. Se espera que para los trimestres siguientes se evidencie una consolidación del buen comportamiento relativo de la economía, a pesar del clima externo adverso, que permita alcanzar la meta de crecimiento oficial que es de 3.1% para 2019.

Aunque una adecuada política monetaria y los efectos positivos de las recientes reformas tributarias muestran un panorama positivo para el país, Perilla considera que es necesario contar con el efecto de factores como la incertidumbre de los mercados internacionales, la migración venezolana y las elecciones que se avecinan.

Análisis | Política fiscal y monetaria

Para enfrentar esta difícil coyuntura se necesita un manejo acertado de la política monetaria y fiscal. En el caso de la primera, los bancos centrales pueden ayudar a estimular el crecimiento de la región ajustando a la baja las tasas de interés, especialmente porque en la mayoría de los países de la región la inflación está controlada. Sin embargo, se deben monitorear los indicadores de endeudamiento de los hogares y las empresas para no poner en riesgo la estabilidad financiera. En el caso de la política fiscal, el margen de acción es menor por el alto nivel de endeudamiento público en la región. Esto obliga especialmente a hacer un uso eficiente del gasto público, el cual debe focalizarse en sectores estratégicos de alto impacto social y generadores de empleo para estimular la demanda agregada.

Jorge Quintero, profesor Economía Uninorte.

 

Has disfrutado de todos los contenidos gratuitos del mes que ofrecemos a nuestros visitantes

Te invitamos a registrarte en EL HERALDO

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado

Temas tratados

X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un dígito

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web