Economía

Cambiar carne por granos, la decisión de familias colombianas por inflación

Productos como la carne y el pescado se han dejado de consumir por los hogares debido a su alto costo, siendo reemplazados por el pollo, el cerdo y granos.

Los hogares atlanticenses han realizado diferentes cambios en materia de alimentos, la mayoría de ellos influenciado por el alza de precios en algunos productos básicos de la canasta familiar, a causa de la inflación.

Productos como la carne y el pescado han sido los que mayor cambio han tenido las familias, siendo modificados por otros alimentos como el pollo, cerdo y granos, aumentando además el consumo de sopa y vegetales, con el fin de hacerle frente a una inflación que permanece alta y se convierte en una amenaza constante para el bolsillo de los hogares.

“Yo antes compraba mucha carne de res, tanto en kilo como libra, ahora ya no la he vuelto a ver debido a que está muy cara, y eso aplica tanto en las tiendas como en los supermercados, entonces lo hemos suplido por el pollo”, relató a EL HERALDO Marion Sarta de Vellojin, una ama de casa que vive en el barrio Boston de Barranquilla.

Agregó que debido a la inflación, ha incrementado el consumo de las sopas en su hogar, pero ha realizado algunos ajustes en su preparación.

“Anteriormente yo le echaba de todo a la sopa, como pimentón, zanahoria y maíz, pero al ver que todo ha subido lo dejé de comprar, ahora lo hago diferente, agregándole papa, cebolla y algunas veces zanahoria, y aquí también le aplico el pollo, todo eso con el fin de hacerlo rendir tanto para el almuerzo y la cena”, explicó.

Sarta de Vellojín destacó que los granos ahora forman parte fundamental de su canasta familiar.

“A mi esposo le sale más económico comprar granos, en especial las lentejas. Antes no la comíamos tan frecuente, pero ahora la hemos incorporado para que no nos dé tan duro el bolsillo”, manifestó la ama de casa.

Por otro lado, Tatiana Arjona, esposa y madre de dos hijos que vive en el barrio Santa Inés de Soledad, contó que los cambios más drásticos que ha realizado en materia de alimentos han sido la carne, el cerdo y algunas verduras.

“Ya no me alcanza para comprar esos productos que generalmente consumíamos en la casa, no nos podemos dar ese lujo ya que se encuentra muy costoso y nuestra economía es muy limitada. Ha sido un golpe duro sobre todo para mis hijos, y para suplir eso hemos comprado pollo, ya que está más barato, los frijoles, lentejas, carne molida en una baja cantidad, y ahí nos hemos bandeado”, dijo Arjona.

Con el fenómeno de la inflación, ha tenido que reducir las salidas de entretenimiento con su familia, ya que para ella, debe primar el alimento y el bienestar de su casa.

“Antes de pandemia salíamos mucho con mi esposo y mis dos hijos a cine, a comer en un restaurante, salir de compras a un centro comercial, también visitábamos a nuestra familia en el pueblo, pero ahora la situación está mucho más difícil ante la subida constante de precios, sobre todo en los alimentos, así que ya no nos podemos dar ese lujo ahora mismo”, sostuvo.

A su vez, Rocío Atencia, una ama de casa que vive con sus dos nietos en el barrio Colombia de Barranquilla, indicó que le ha tocado dejar varios productos, en el que predomina el pescado, para sustituirlo por el pollo.

“A mí me gustaba mucho comprar pescados, en especial el salmón y la mojarra porque es una de mis comidas favoritas y a mis nietos les fascina, pero ahora con la inflación tan alta lo he tenido que sacrificar porque en todas partes está carísimo, ha sido duro el cambio, pero ahora compramos bandejas de pollo para poder contrarrestarlo”, dijo Atencia.

Añadió que en materia económica, le ha tocado gastar un poco más en su bolsillo para hacer rendir los alimentos en su día a día.

“Diariamente nos estamos gastando entre $25 mil a $30 mil, cubriendo solamente almuerzo y cena, quitando el desayuno”, explicó la ama de casa a EL HERALDO.

Baja venta de carne

Frente al tema de cambios, Orlando Jiménez, vicepresidente de Undeco, gremio que abarca las tiendas, ha manifestado que los hogares se han inclinado por el cerdo, el pollo, los granos y el arroz.

“Se ha percibido una baja en la tendencia de compra en la carne de res, ya que se encuentra muy costosa en prácticamente todas las tiendas, entonces los hogares han llevado a cabo diferentes cambios, por ejemplo, se inclinan más al cerdo porque es muy económico, compran mucho el pollo, que aunque sigue siendo caro, no es tanto como la carne de res. Hay incluso gran inclinación por los granos, como las lentejas y zaragoza, y ante la facilidad monetaria, los huevos se han vendido más para combinarlos con diferentes tipos de arroz”, explicó el dirigente gremial.­

Puede subir pobreza monetaria

Henry Amorocho, profesor de Hacienda Pública de la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad del Rosario, explicó que en la mayoría de familias colombianas que tienen comprometidos sus tres alimentos diarios, el reemplazo de comidas se convierte en una obligación.

“Lo que va a generar este tipo de comportamientos es una caída o deterioro de la calidad de vida de las familias, pero lo más fuerte de todo esto es que seguramente va a incrementar la pobreza monetaria”, dijo el analista.

Agregó que el próximo Gobierno debe tener una ruta clara que le haga frente a la inflación, más allá de las decisiones que se han tomado en el presente, como el aumento en la tasa de interés de política monetaria del Banco de la República.

“La inflación lo que hace es atacar el ingreso de todos los colombianos, y mucho más para las familias que se encuentran en escalas bajas. Esto deteriorará la calidad de vida, van a seguir aumentando las estadísticas de pobreza, vamos a estar en tiempo de posesión, de nuevos empalmes y la incertidumbre aún sigue pesando”, insistió Amorocho.

Se ve una clara “dieta de supervivencia”: expertos

Jorge Bolívar, sociólogo e investigador de la Universidad Simón Bolívar, manifestó que en Colombia existe una notoria crisis alimentaria, ante los cambios que se han visto en materia de alimentos en los hogares por causa de la inflación.

“Realmente en Colombia existe una crisis alimentaria porque se ha negado el acceso suficiente, adecuado y de calidad a los alimentos. Entonces lo que se está viviendo en el país es una clara dieta de supervivencia en los hogares, hay ausencia de leche, ha aumentado el precio de los alimentos, y eso genera gran preocupación en gran parte del país”, explicó Bolívar.

Añadió que el gran problema radica en los cambios tan notorios en la manera como se alimentan los hogares, muchos de ellos en forma negativa.

“Hay muchos hogares que consumen solo dos veces al día, y ellos optan por lo más accesible, fácil y económico, por ejemplo, muchas familias consumen arroz con salchichón, arroz con guineo maduro, arroz con salsa de tomate, también comen arroz con huevo, otras comen salchipapa, e incluso hay hogares que se acuestan comiéndose un pan con gaseosa, y ese es su alimento. Eso quiere decir que ahora la dieta se basa es en simplemente comer por comer, y no comer para alimentarse”, dijo el experto.

Al no existir un equilibrio en la dieta familiar, puede causar enfermedades cardiovasculares, porque no se tiene un sistema balanceado ante los múltiples cambios que se generan por causa del incremento del costo de vida.

Así lo indicó Aura Aguilar Caro,  trabajadora social, docente e investigadora de la Universidad Simón Bolivar, en el que recalcó que es indispensable que cada miembro de la familia también tenga otros estilos de vida, con el fin de no verse afectados tanto el ámbito de salud como emocional.

“Existe la necesidad de salir a recrearse, pero ante la imposibilidad en materia económica, la salud mental se verá afectada, y sobre todo en el Caribe, donde las prácticas culturales tradicionalmente gratifican en los encuentros y el disfrute gastronómico, musical, paisajístico entre otros”, detalló la experta.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.