El Heraldo
Los medidores inteligentes de energía permiten contar con información detallada del consumo. Cortesía
Economía

Lo que debe saber sobre la medición inteligente de energía

Este sistema que comienza a implementarse en Colombia abre nuevas posibilidades en la digitalización del sector eléctrico.

Usted podría creer que tener la alternativa de acceder a información detallada sobre su consumo de energía desde su computador o celular o que le hagan la reconexión del servicio de manera remota y sin costo es algo del futuro, pues no, realmente está más cerca de lo que pueda pensar y  es posible con la medición inteligente.

También conocida como Infraestructura de Medición Avanzada (AMI) esta tecnología permite la comunicación bidireccional de los usuarios del servicio de energía eléctrica con la integración de hardware (medidores avanzados, centros de gestión de medida, enrutadores, concentradores, antenas, etc), software, arquitecturas y redes de comunicaciones.

La implementación se realiza a través de la instalación de medidores inteligentes.

La compañía Air-e informó que actualmente desarrolla 78 proyectos de reposición de redes eléctricas para la mejora del servicio de energía con recursos Conpes, obras que implican la instalación de estos modernos equipos.

Air-e compañía de energía que opera en los departamentos del Atlántico, Magdalena y La Guajira explica que este proceso tiene “cero costo para los usuarios. Esto implica que los clientes no tienen que pagar por la instalación del medidor”.

De acuerdo con lo establecido por las resoluciones 40072 de 201840483 de 2019, emitidas por el Ministerio de Minas y Energías, a 2030 el 75% de los usuarios en Colombia deberá tener instalado en sus domicilios un sistema inteligente de medición avanzada para el consumo de energía eléctrica.

El Gobierno ha señalado que con la masificación de la medición inteligente no solo se benefician los usuarios del servicio de energía del país, sino que Colombia avanzará hacia la modernización y digitalización del sector eléctrico.

“La implementación de modernos medidores en la región permite arrancar hacia esa senda que hace parte del compromiso de la mejora del servicio”, asegura Air-e.

Por su parte el Ministerio de Minas y Energía, explica que “los usuarios no percibirán aumentos en la factura del servicio público de energía por la implementación ni por los beneficios que recibirán”.

La cartera energética reitera que los operadores de red son los que se encargarán de asumir la responsabilidad y la totalidad de los costos de instalación del medidor avanzado y reemplazo del medidor tradicional, y serán responsables de la custodia del medidor avanzado.

Los medidores inteligentes registran los datos de consumo de la energía eléctrica de los usuarios, en intervalos máximos de una hora y tienen capacidad de almacenar y transmitir la información, por lo menos, con frecuencia diaria.

Otro tema innovador que viene de la mano con esta tecnología es la portabilidad de usuario, pues será fácil cambiarse de casa sin tener el problema de asumir costos de usuarios anteriores.

Entre las ventajas que ofrece este sistema está que mejora la calidad del servicio de energía eléctrica ya que permite monitoreo y control de la red de distribución.

Además, ayudará a la creación de nuevos modelos de negocio y servicios de energía eléctrica.

En el caso de los operadores, se les facilita la reducción de pérdidas técnicas y no técnicas, detección de fraudes y reducir los costos de la prestación del servicio.

“Además de ser una respuesta a la necesidad global de apostar por la sostenibilidad en la generación de  energía y su correcto uso, la adopción e instalación de medidores de última generación, como primera apuesta  de la Infraestructura de medición avanzada en Colombia, le apunta a resolver diferentes problemas que  enfrentan las empresas que prestan el servicio y los usuarios en el día a día”, señala Minsait, compañía de Indra, especializada consultoría de transformación digital y Tecnologías de la Información.

La empresa indicó que en los próximos años, las compañías que prestan el servicio de electricidad “podrán pasar del modelo de lectura  manual del consumo, que es costoso, lento y con amplio margen a los errores, a la lectura remota y  centralizada en una plataforma digital, lo que le ayudará a gestionar mejor los recursos y esfuerzos”.

Con la instalación de los medidores inteligentes se busca una mejor calidad del servicio, control, optimización y planeación de la red, reducción emisiones carbono, generación distribuida, tarifas horarias, eficiencia consumos, menores costos comercialización, reducir pérdidas de energía y usuarios informados y activos.

Avances en la normatividad

Las empresas de energía en Colombia pueden instalar los medidores inteligentes en la actualidad, ya que la Ley permite el cambio de estos equipos cuando los avances tecnológicos ponen al alcance del consumidor la infraestructura de medición más precisa (art. 144 de la Ley 142 de 1994) y establece que, en caso de que el usuario no lo reemplace, la empresa podrá hacerlo a nombre del usuario.

Además, la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg) y el Ministerio de Minas y energía han venido trabajando en la normatividad para la masificación de medidores inteligentes en busca de que no solo sean una posibilidad sino una obligación gradual para las empresas prestadoras del servicio de energía, de modo que los beneficios de tener medidor inteligente lleguen a todos los usuarios y no sólo a aquellos cuyas empresas han decidido voluntariamente implementarlo.

Derechos de los usuarios

El Ministerio de Minas y Energía indica que el cambio de medidor debe ser informado a los usuarios con anticipación mínima de tres meses y estos tienen derecho a adquirir dicho medidor por su propia cuenta con un proveedor diferente a la empresa de energía, siempre y cuando este cumpla con todos los requisitos técnicos.

“Es decir, las empresas de energía no pueden obligar a que los usuarios les compren exclusivamente a ellas los medidores inteligentes (ya sea instalándolos directamente sin el previo consentimiento de los usuarios, o prohibiendo que los adquieran a otros proveedores) pues tales prácticas están prohibidas en la Ley (art. 34 y 133 de la Ley 142 de 1994)”, señala un informe del Minenergía.

Es necesario que la empresa de energía solicite al usuario el cambio de medidor con suficiente anticipación para que este pueda hacer uso de su derecho de seleccionar un proveedor diferente para adquirir el equipo de medida inteligente.

Uno de los pero que han expresado usuarios frente a los medidores inteligentes está relacionado con el manejo de los datos y la información que se deriva del uso de dispositivos inteligentes.

Por ello, en cuanto a la protección de datos, el Ministerio establece que “en una era en la que la privacidad es fundamental, se garantizará que el propietario de los datos recopilados con el medidor inteligente será el usuario, y el sistema AMI deberá cumplir con los estándares de ciberseguridad internacionales”.

Ventajas para los consumidores

El uso de la tecnología de medidores inteligentes permitirá que los usuarios dispongan de más información que les ayude a gestionar su consumo de energía eléctrica en forma eficiente.

Es así como podrán tener acceso constante a la información sobre las variables del sistema eléctrico y así tomar decisiones informadas sobre su consumo y según sus intereses.

“Por ejemplo, conociendo el precio de la energía a lo largo del día, los usuarios pueden decidir cargar su carro eléctrico o usar la lavadora en las horas en que la energía es más barata”, señala el Minenergía.

Es así como se abre la posibilidad de una tarificación horaria con mejor oferta de precio de energía en horas valle.

Lo que se pone en marcha es una red inteligente con flujo de energía bidireccional, esto quiere decir que un consumidor puede tomar el rol de productor de energía, y es allí en donde la medición inteligente cumple un papel fundamental, pues facilita la incorporación de tecnologías de autogeneración y también de almacenamiento, generación distribuida y vehículos eléctricos.

Actualmente la red eléctrica es unidireccional, es decir, la energía fluye desde las grandes plantas de generación eléctrica, viaja por líneas de transmisión hasta llegar a los consumidores finales del servicio.

“Con el monitoreo digital permanente y las opciones de Internet of Things y comunicación bidireccional  entre el usuario y el operador a través del medidor inteligente, tanto la compañía como el usuario podrán  identificar de forma ágil y oportuna fallas relacionadas con hurto de energía o manipulación no autorizada”, indica Minsait, compañía de Indra especializada consultoría de transformación  digital y Tecnologías de la Información.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.