El Heraldo
Los créditos de libranza pueden ayudar a financiar cualquier tipo de proyecto quienes los solicitan.
Economía

Lo que debe saber sobre los créditos de libranza

Esta es una modalidad de crédito que se garantiza y se paga a través de descuentos de nómina a un trabajador o pensionado.

¿Conoce usted a alguien que necesita recursos de crédito y tiene bajo puntaje o no cuenta con un historial crediticio? Para muchas de estas personas los créditos de libranza pueden ser una oportunidad de aumentar el puntaje en las centrales de riesgo y mejorar su vida crediticia.

La libranza es una modalidad de crédito que otorga una entidad, la que se garantiza y se paga a través de descuentos de nómina a un trabajador.

Además de los establecimientos de crédito vigilados por la Superintendencia Financiera de Colombia, también pueden otorgar libranzas los patrimonios autónomos conformados en un contrato de fiducia mercantil, las sociedades comerciales, cooperativas, precooperativas, las cajas de compensación, y los fondos de empleados, entre otros.

“Este crédito puede ser utilizado de manera libre y tiene la ventaja de contar con el respaldo del salario del trabajador, quien ya se benefició por la entrega del dinero, y si bien verá mermado su ingreso, este se irá acumulando para cancelar el crédito”, explicó Édgar Iván León, profesor de la Universidad Sergio Arboleda.

Esta alternativa funciona a través de un trámite físico o digital en el que intervienen el trabajador, la entidad de crédito y la empresa.

La entidad solicita al trabajador soporte de documentos (cédula de ciudadanía y certificado laboral), para la aprobación. También se debe autorizar al pagador descontar directamente del sueldo o pensión las cuotas mensuales correspondientes al crédito otorgado.

“A partir del momento del desembolso empieza a correr el tiempo para el descuento desde el sueldo de su pago o cuota periódica de este crédito”, sostuvo Elena Infante, docente del programa de Finanzas y Comercio Internacional de la Universidad de la Salle.

¿Quiénes acceden?

“Todas las personas pueden acceder a esta modalidad, para lo cual deben encontrarse, tener una relación laboral o ser pensionados”, indicó León.

Agregó que por regla general, la empresa o fondo de pensiones debe contar con un convenio válido con la entidad que realiza el crédito.

A su vez, Elena Infante explicó que estos créditos de libranza pueden ayudar a financiar cualquier tipo de proyectos a las personas que lo solicitan.

“Las personas que por lo general acceden a este tipo de alternativas lo hacen para tratar al máximo de unificar deudas, adquirir algún tipo de bien o de servicio, así que de alguna manera la ventaja de este crédito es su mayor accesibilidad a su solicitud, aplicando en si para cualquier persona”, resaltó.

Según Lilian Perea, CEO de la financiera Bayport Colombia, este tipo de usuarios logra obtener un puntaje crediticio a su favor en un corto tiempo.

“Esto sin duda alguna termina siendo un beneficio enorme para todas aquellas personas que están reportadas o que no tienen ningún tipo de vida crediticia, y la libranza es algo que mejora su puntaje, y por ende genera mayor accesibilidad al momento de solicitar un producto financiero”, expresó Perea.

Puntaje de crédito

La ejecutiva señaló que el sector bancario, por su estructura y regulación, tradicionalmente se ha enfocado en el otorgamiento de créditos a personas con altos puntajes crediticios, una calificación técnicamente conocida como ‘score crediticio’, que además de ser un reflejo de qué tan responsable es una persona con sus obligaciones financieras. Esta es una herramienta que se utiliza para medir el riesgo de otorgamiento de un crédito.

“Este riesgo se mide de 0 a 1.000 puntos y evoluciona dependiendo de la responsabilidad de la persona en el cumplimiento en los pagos oportunos de las cuotas acordadas de créditos, tarjetas, el nivel de endeudamiento, los pagos de telefonía celular, suscripciones por cable, servicios públicos, entre otros”, sostuvo.

En la medida que sea más bajo sea el puntaje crediticio, menos oportunidades tendrá la persona de acceder a un crédito en el sistema bancario tradicional, y una opción como los créditos de libranza, ayuda a sanear poco a poco el historial de cada persona reportada o con un puntaje crediticio bajo.

Las ventajas

“Dentro de las ventajas de las libranzas se encuentran, por ejemplo, la garantía que se tiene al deducir el cobro del salario, previa comprobación de que la persona puede ser beneficiaria de crédito. Además, el riesgo de incumplimiento está cubierto por pólizas de seguro a favor de la entidad financiera”, afirmó Édgar Iván León.

Agregó que otra ventaja es que el beneficiario del crédito puede escoger libremente la entidad con la que celebrará su contrato.

“Si el trabajador cambia de empleo, el crédito continúa en las mismas condiciones inicialmente establecidas, pero en este caso, es factible que se cubra el crédito con los salarios y prestaciones debidos”, detalló.

Otra ventaja es que los convenios con instituciones financieras pueden traer en este tipo de contratos una serie de beneficios en cuanto a los intereses, los cuales pueden ser mejores que en los créditos normales.

Por otro lado, Elena Infante, sostuvo que el empleador tiene la potestad de debitar las cuotas y “esto hace que se genere un mayor nivel de cumplimiento para el pago del crédito”.

Por otro lado, agregó que se permite elegir una mejor opción de crédito con tasas mucho más flexibles, por el alto cumplimiento o riesgo más bajo que tiene este instrumento de carácter financiero en el pago de las cuotas.

Por su parte, Lilian Perea, dijo que este esquema permite eliminar la obligación de buscar un fiador  que cuente con un perfil de ingresos suficientes e historial de crédito adecuado como garante de la deuda.

“Esta es una de las grandes ventajas, ya que suele ser uno de los mayores obstáculos para las personas que necesitan soluciones financieras inmediatas”, afirmó.

Las desventajas

En cuanto a las desventajas, está la reducción de la cantidad de dinero que recibe el trabajador por su salario, ya que se le resta el valor de la cuota de la deuda.

“Al cambiar de trabajo o a la terminación del contrato, los salarios y prestaciones pueden ser retenidos por el empleador para el pago, o el beneficiario puede optar por continuar con el crédito, caso en el cual puede ocurrir, de acuerdo con el contrato, que el interés se modifica aumentando a condiciones normales”, explicó Édgar Iván León.

Añadió que en cuanto al riesgo crediticio, no hay inconveniente en el tema de centrales, pues el pago se realiza descontando directamente del salario.

“Sin embargo, si el trabajador termina su relación laboral o su contrato, se ve afectado por medidas cautelares como el embargo del salario, y es factible que se generen inconvenientes en el pago”, detalló León.

Usuarios dicen que han mejorado sus puntajes de crédito

Marcela Valencia trabaja para una empresa en Barranquilla y contó la odisea que vivió al no poder acceder a planes de crédito debido a una deuda que contrajo hace 23 años y que la dejó con reporte negativo en centrales de riesgo.

“Durante todo este tiempo intentaba acceder a algunos productos, servicios y préstamos que necesitaba, pero siempre me lo negaban, puesto que estaba reportada en las centrales de riesgo por una nevera que saqué hace 23 años, pero por circunstancias monetarias, no pude seguir pagando y quedé mal”, expresó la mujer.

Añadió que “para poder disfrutar de algunos servicios, tenía que pedirle a un familiar o amigo que me facilitara sus datos, y ahí yo me hacía responsable de los pagos, sobre todo en planes de internet y celulares”.

Sin embargo, cuando vio la posibilidad de mejorar su calificación crediticia mediante la alternativa de la libranza, inmediatamente realizó el trámite con la entidad financiera en conjunto con la empresa donde labora.

“En un principio fue complicado, ya que soy una madre con dos hijos, y el ingreso económico estaba muy limitado en mi hogar al tener que afrontar un compromiso como este, pero con el pasar del tiempo me di cuenta que eso era fundamental para mejorar mi vida crediticia, y en un futuro poder acceder a préstamos y productos con entidades, pero eso sí, con la lección aprendida de no volver a fallar como hace 23 años”, puntualizó Valencia.

Entre tanto, Andrés Miranda, un empleado de una empresa en el municipio de Soledad, relató que este beneficio lo ayudó para llevar a cabo una remodelación en su casa, ya que no podía acceder a ningún tipo de crédito por su baja calificación en centrales de riesgo.

“Mi familia y yo necesitábamos algunos implementos en la casa como unos juegos de muebles y un comedor, pero siempre tenía la duda sobre como funcionaba este tipo de alternativas, sin embargo, me arriesgué, y aunque veo reducido el sueldo, se ve un gran cambio en mi casa”, explicó el usuario.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.