El Heraldo
Internet
Salud

Crema casera para eliminar estrías, aprenda cómo se prepara

Las estrías suelen ser un dolor de cabeza para muchas personas.

Las estrías, de acuerdo al portal médico Kid's Health, son unas líneas finas que se forman en la piel cuando el crecimiento rápido o la ganancia rápida de peso dilata o estira la piel.

La piel suele ser bastante elástica pero, cuando se estira demasiado, la producción normal de colágeno (la principal proteína de que consta el tejido cutáneo) se altera. Y la consecuencia de este estiramiento excesivo de la piel es la aparición de estrías., lo cual afecta a muchas personas en cuanto a su autoestima y aceptación propia.

Por eso, existen algunos remedios caseros que ayudan a mitigar su impacto en la piel.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
El Heraldo
La viruela símica presenta en sus síntomas lesiones en la piel que pueden terminar en cicatrices profundas. Cortesía
Sociedad

Viruela del mono, los cuidados de la piel que debe tener en cuenta

EL HERALDO conversó con dermatólogos que dieron sus recomendaciones para el cuidado de la dermis en caso de ser contagiado y así evitar cicatrices permanentes. 

La emergencia sanitaria crece. Ante el reciente virus de la viruela del mono, la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha reportado más de 18.000 casos en 78 países, de los cuales el 70% proceden de Europa y el 25% de América, sitios donde nunca antes había estado presente este virus africano.  

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

El Heraldo
Shutterstock
Salud

Atienda las alertas y evite la infestación de piojos

El ataque de estos parásitos puede representar graves riesgos para la salud. La eliminación mecánica es importante para el tratamiento, dice una experta.  

Gran conmoción causó en redes sociales el video de una pequeña  en Texas, EE.UU. a quien le encontraron más de 15 mil piojos en su cuero cabelludo. La menor tuvo que ser remitida a un centro asistencial para tratarla con urgencia.

Ante la situación, muchos internautas desconcertados se preguntaban sobre la raíz de este caso extremo, que según la médica especialista en dermatología, Nathalie Quiroz Valencia, se puede evitar.

“Los piojos son ectoparásitos que se transmiten por el contacto directo de persona a persona. Es una condición muy común en el mundo y afecta particularmente a la población infantil”, explicó.

Como lo explica la Organización Panamericana de la Salud (OPS), los ectoparásitos son patógenos que generalmente infectan solo las capas superficiales de la piel. Aunque el término ectoparásitos puede incluir artrópodos chupadores de sangre temporalmente, como los mosquitos, este término se usa generalmente de manera más estricta para referirse a patógenos como garrapatas, pulgas, piojos, moscas parasitarias y ácaros que se adhieren a la piel y permanecen allí durante períodos de tiempo relativamente largos. 

Agrega la OPS que “las seis principales enfermedades epidérmicas parasitarias de la piel” que producen estos ectoparásitos “son sarna, pediculosis (capitis, cuerpo y pubis), tungiasis y larvas migratorias cutáneas relacionadas con anquilostomas. Son frecuentes en entornos de escasos recursos y se asocian con una importante morbilidad”.

De acuerdo con la especialista, la mejor manera de prevenirlo es evitar el contacto con el infestado. Además, menciona que es importante que no se compartan la ropa y otros elementos porque los fómites pueden transmitir los piojos.

Quiroz les recomienda a los padres revisar constantemente a sus hijos, especialmente si están en la etapa escolar. 

“Los niños son más propensos a tener piojos porque siempre están jugando juntos en ambientes más cercanos”, contó la dermatóloga, que a su vez indicó que la primera alerta debe ser si hay picazón, pues en ese caso debe verificarse directamente en el pelo si hay presencia de piojos.

“El tratamiento incluye varias cosas. Medicamentos como los pediculicidas y tratamientos controladores de los piojos. Es importante la parte de la eliminación mecánica con peines especiales que son específicas para ayudar a quitar los huevos (liendres) que permanecen en el cabello, y al no quitarlos, vuelve y se repite el ciclo".

Según explicó, son varios los riesgos que los piojos pueden representar para la salud del paciente. El principal síntoma es la picazón, por lo que normalmente las personas se rascan muy fuerte y se pueden generar infecciones en el cuero cabelludo. Por otro lado, también puede haber presencia de fiebre, ganglios inflamados (adenopatía), dolor de cabeza, brotes en la nuca, malestar e irritabilidad. “Cuando hay casos de infestaciones muy grandes durante mucho tiempo podría llegar a generar anemia, pero no es lo más común”, concluyó Quiroz.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
El Heraldo
Informes Comerciales

Inversiones en hospitales para salvar más vidas en tiempos de pandemia

Cómo Cartagena y Bolívar enfrentaron la crisis del coronavirus.

 

El otrora conocido como ‘hospital de los pobres’, antes llamado Hospital Universitario de Cartagena, HUC, y hoy Hospital
Universitario del Caribe, HUC, ha vivido, a través de la historia, su propia tragedia por los malos manejos, cierres y
reaperturas cíclicas. Tuvo su época de gloria cuando se convirtió, en sus inicios, en el principal hospital de la región
Caribe, con diez pisos funcionando plenamente y ubicándose a la vanguardia de la medicina investigativa. Tras años de
desgreño administrativo y corrupción, el HUC pareció morir y luego resucitar de entre sus cenizas. Hoy por hoy, en
tiempos de pandemia, se convirtió en el centro de atención para tratar y salvar la vida de los contagiados por el
coronavirus. Se estima que un 80% de la población infectada atendida ha logrado su recuperación.


De acuerdo a sus directivos, el HUC ha invertido recientemente cerca de $650 millones para adquirir elementos de
protección personal para el equipo de médicos, enfermeras, terapistas y demás profesionales que están en la primera
línea de atención del virus, y también para el personal administrativo.

Instituciones y empresas públicas y privadas entendieron que era fundamental y urgente invertir en el HUC para ganarle
la batalla al virus que azota al mundo. Fue así como se aceleró la donación de batas de bioseguridad, caretas,
monogafas, guantes, tapabocas y demás artículos que el personal requería para brindar sus servicios a los pacientes.
También se inició un proyecto para ampliar la capacidad de la oferta y el número de camas disponibles. En tan solo dos
meses, el HUC pasó de 10 camas en UCI a 63 completamente dotadas, que permitieron el incremento de la
productividad en un 600%.

Y no fueron solamente estas donaciones, el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Salud, y con apoyo de la
Supersalud, entregó 39 ventiladores mecánicos que posteriormente fueron dotados con todos los equipos biomédicos
por parte del hospital para su óptimo funcionamiento. La Fundación Santo Domingo donó 71 camas, 6 ventiladores
mecánicos y 6 monitores de signos vitales. Por su parte, la empresa Puerto de Cartagena entregó 22 monitores de signos
vitales básicos y 8 ventiladores, llegando así a 80 camas UCI y 12 de cuidados intermedios.

Para llevar a término este proyecto, se hizo necesario adquirir nuevos equipos biomédicos, razón por la que el agente
interventor realizó la compra de camas, monitores de signos vitales entre otros elementos y se fortaleció el talento
humano.

Con el apoyo de la Gobernación de Bolívar se logró la financiación de los pisos 9 y 10, que habían estado inhabilitados
desde que se liquidó el Hospital Universitario de Cartagena en 2003. Estas plantas le brindarán a la comunidad 116
camas (44 para cuidados intermedios y 72 para hospitalización general).

Entre tanto, el Departamento Administrativo Distrital de Salud de Cartagena, Dadis, en convenio con la Organización
Panamericana de la Salud (OPS), hizo entrega de ventiladores mecánicos para la Unidad de Cuidados Intensivos del HUC.
Este tipo de ventiladores sirven de transporte de los pacientes que están ventilados, cada uno tuvo un valor de $52
millones y son de la marca Vela Vyaire Modelo RS 2015EBC-0013349.

Con la entrega de estos equipos se siguió con la consolidación del HUC como uno de los hospitales referentes a nivel
regional para la atención de pacientes de Covid-19.

INVERSION PRIVADA, MODERNO HOSPITAL

Pero quizá, una de las más esperadas inversiones privadas en el sector de la salud, es el nuevo Hospital Universitario
Serena del Mar, ubicado en la zona norte, en la vía al mar, en lo que se convirtió es el nuevo polo de desarrollo turístico
y residencial de la ciudad y que, desde ya es considerado como “la nueva Cartagena”.
Se espera que este moderno hospital abra sus puertas e inicie su atención en urgencias y en sus especialidades de
cuidado crítico, oncología, cirugía, salud materna y neonatal, y apoyos diagnósticos.
Este complejo hospitalario contará inicialmente con 158 camas de hospitalización y unidades de cuidado intensivo para
recién nacidos, niños y adultos, salas de cirugía y salas especializadas para procedimientos específicos como
hemodinamia e intervencionismo. Estará dotado con tecnología de GE Healthcare y albergará.
El hospital también tendrá su instituto propio especializado en oncología, donde se realizarán tratamientos de
quimioterapia y radioterapia, y contará, además, con un acelerador lineal de última tecnología, único en América del
Sur.

Este moderno centro ofrecerá los servicios de Emergencias y trauma, Hemodinamia e intervencionismo, Ortopedia y
traumatología, Neurología, Ginecoobstetricia y reproducción humana, Medicina crítica y cuidados intensivos, Pediatría y
subespecialidades. Igual, Medicina interna y subespecialidades como: cardiología, endocrinología, infectología,
neumología, nefrología, reumatología, fisiatría, entre otras. Asimismo, en Cirugía pediátrica, vascular, general y
especializada, metabólica y de la obesidad, cardiovascular en adultos y pediátrica, y hepatobiliar, como en Urología y
Dermatología.


El nuevo centro hospitalario tiene el respaldo de la Fundación Santa Fe de Bogotá y atenderá a pacientes del régimen
contributivo y subsidiado en Colombia, así como a habitantes de la zona norte, otras regiones del país y extranjeros. El
diseño de la edificación cuenta con un área de 79.000 m2 y estuvo a cargo Safdie Architects, en asociación con Novus
Civitas.

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
El Heraldo
Colombia

Usar tapabocas no causa riesgo de infarto ni cáncer

Una publicación de Facebook, basa sus argumentos en una supuesta investigación italiana de la que no se halló ninguna evidencia.

En Facebook circula una publicación titulada “¿Por qué no debes llevar la mascarilla?” en la que se hacen varias afirmaciones respecto al uso del tapabocas. 

Inicia con la frase: “Compartido por Isabel Campos Sierra”, pero no especifica quién es la mujer o por qué hace estas afirmaciones. Esta es una acción recurrente en mensajes falsos difundidos por redes sociales: señalar supuestos autores de los mensajes para crear una idea de confianza. En este caso, tras una búsqueda en Google no encontramos a la supuesta autora del mensaje.

La publicación continúa afirmando que si se lleva por horas el tapabocas se corre el riesgo de sufrir un infarto, micosis y dermatitis: 

“Si vienes a decirme que mis hijos tienen que llevarlo puesto [el tapabocas] durante todas las horas que van a la escuela, *cuando cualquier cardiólogo te dirá que corren el riesgo de infarto*, cualquier dermatólogo te dirá que se corre el riesgo de micosis y dermatitis, cualquier inmunólogo que debajo de la máscara se multipliquen los gérmenes y que sin contactos sociales el sistema inmunitario se debilitará”.

En Colombiacheck revisamos las afirmaciones verificables de esta publicación y esto fue lo que encontramos

Riesgo de infarto

En relación a esta frase es importante aclarar que el Infarto agudo del miocardio, (o ataque al corazón), es una enfermedad que se produce principalmente por una condición crónica previa conocida como ateroesclerosis, que corresponde a la acumulación de grasa al interior de las arterias y ocurre durante años antes del infarto. 

Cuando la aterosclerosis es severa se tapa el flujo de sangre de las arterias coronarias, lo que evita la llegada de oxígeno y nutrientes a algunas áreas del músculo cardíaco, lo cual produce el infarto, afecta el funcionamiento cardíaco y pone en riesgo la vida del paciente. 

Boris Vesga, cardiólogo hemodinamista y profesor asociado de la Universidad Industrial de Santander, le corroboró a Colombiacheck que el uso del tapabocas no tiene nada que ver con el riesgo de infarto: “El infarto se produce por una enfermedad diferente (ateroesclerosis). El uso o no uso del tapabocas no está dentro de los factores de riesgo para que se presente esta patología”.

Por su parte, Efraín Gomez, cardiólogo y jefe de la Unidad Coronaria de la Clínica Shaio de Bogotá, comentó que no hay evidencia científica, de ningún tipo, que demuestre que el uso del tapabocas aumenta la posibilidad de aparición de infarto o genere infarto. “Nosotros usamos tapabocas todo el día y hasta ahora nadie se ha muerto por esa razón. Es nuestra herramienta de trabajo y el elemento que más ha protegido a la población de la progresión de esta epidemia”, dijo.

Gómez explicó que tampoco se conoce evidencia científica de que un infarto se pueda presentar al realizar actividad física con el tapabocas. Lo que sí han evidenciado es el aumento de pacientes por infarto debido al retraso en asistir a la consulta en los hospitales o centros clínicos, por miedo a contagiarse de COVID-19. 

Por otro lado, al realizar una búsqueda en bases de datos, en las páginas de Pubmed, Litcovid, Hinari y Latindex, de estudios científicos que relacionen el uso de tapabocas con infarto teniendo en cuenta palabras clave como “infarto agudo del miocardio” y “tapabocas”, no encontramos estudio alguno que relacione dichos términos. 

Por estas razones calificamos como falsa la afirmación dada por la publicación respecto a lo que “cualquier cardiólogo diría del uso del tapabocas y el riesgo de infarto”.  

Riesgo de micosis

La micosis corresponde a una infección de la piel producida por hongos. La doctora Julia Inés Mesa, dermatóloga y docente de la Universidad de Caldas, aseguró que la micosis no se produce por el uso del tapabocas: “Los tapabocas no se han relacionado con esta patología, que aunque es amplia y existen distintas formas en las que afecta a la piel, ninguna micosis, hasta el momento, ha sido asociada al uso de las mascarillas”. 

Por su parte, el dermatólogo Pedro Castro, también consultado por Colombiacheck, afirmó que cuando los tapabocas desechables se usan de manera adecuada, es decir, teniendo en cuenta su vida útil (tal y como lo explicamos en esta nota), o en el caso de los lavables si están limpios, no deberían causar ningún problema respecto a micosis en piel. Resaltó que esta se presenta sólo cuando hay presencia de hongos. 

Colombiacheck también realizó una búsqueda de evidencia científica en la base de datos Pubmed y en Litcovid, respecto a estudios que relacionaran micosis con uso de tapabocas en el último año, pero no se encontró ningún reporte de caso o estudios en los que verificaran la presencia de hongos en piel de usuarios de mascarillas. 

Es posible que quienes tengan condiciones preexistentes en la piel puedan verse predispuestos a que se exacerben estos problemas, que en el caso del personal de salud u otros trabajos que requieren un uso continuo de la mascarilla por muchas horas, puedan tener riesgo de presentar algún problema en la piel. Sin embargo, no es una situación generalizada que se presenten en todos los casos. 

Por lo que consideramos cuestionable la afirmación ya que a pesar de que sí pueden aparecer problemas en la piel relacionados con el uso prolongado de tapabocas, aún no hay evidencia científica de casos de micosis.

Riesgo de dermatitis

La dermatitis es un concepto médico que hace referencia a la inflamación de la piel y se puede manifestar con síntomas como enrojecimiento, descamación o picazón, entre otros. 

Existen múltiples tipos de dermatitis y éstas se pueden producir a su vez por diferentes factores desencadenantes. Siendo la dermatitis de contacto o alérgica una de las más comunes, puede afectar a personas de todas las edades quienes suelen ser susceptibles a que su piel reaccione a factores externos.

Frente a esa afirmación que asegura que el uso del tapabocas podría generar dermatitis “como lo diría cualquier dermatólogo”, Mesa explicó que sí hay personas con piel susceptible, quienes podrían presentar dermatitis de contacto alérgica al usar el tapabocas. 

Sin embargo, resaltó que no es una condición que sólo suceda con las mascarillas, ya que en estas personas los síntomas en piel pueden aparecer al exponerse a diferentes tipos de textiles. Además, existen alternativas de ciertas telas que estas personas sí pueden tolerar, como también ya lo explicamos en otro chequeo. 

Asimismo, el dermatólogo Pedro Castro, afirmó que el uso de tapabocas sí podría generar esta patología (la dermatitis de contacto o alérgica), pero en personas que tengan el antecedente, es decir, que sean alérgicas. “La dermatitis de contacto alérgica no se presenta en todo el mundo. Por ejemplo, pasa con los tapabocas lavables cuando quedan residuos de detergentes; o con los otros tapabocas, cuando las personas son alérgicas a las fibras sintéticas de las que están hechos algunos”, comentó.

Mesa y Castro coincidieron en aclarar que sí han evidenciado, asociado al uso de mascarillas, el acné denominado como maskne; una variedad de acné que se presenta por la fricción y la humedad en pieles con tendencia a esta patología, como ha sido descrito en estudios de piel realizados durante la pandemia al personal de salud que debido a la contingencia se han visto expuestos a mayor número de horas de uso de tapabocas y otros elementos de protección. No obstante, en este caso, el maskne no se puede encasillar como dermatitis porque es una dermatosis (condición de la piel que en este caso afecta los folículos de los vellos de la piel). 

Debido a lo presentado previamente calificamos la afirmación en relación a la dermatitis como verdadera pero, ya que sí se pueden producir casos de dermatitis por el uso prolongado del tapabocas, pero en personas susceptibles a dicha condición en piel. 

Además consideramos importante resaltar que para evitar la aparición de cualquier problema en la piel, se deben seguir medidas de higiene con los tapabocas, elementos que se han vuelto una prenda más de vestir durante esta pandemia. (Consultar medidas de higiene de la Sociedad Americana de Dermatología aquí). Así mismo es importante recordar el uso adecuado del tapabocas.

Aire exhalado que se convierte en dióxido de carbono

Esta publicación de Facebook afirma equivocadamente que el uso del tapabocas puede provocar mareo, intoxicación, cansancio, malestar, pérdida de reflejos o del pensamiento consciente por respirar una y otra vez el aire exhalado, convertido en dióxido de carbono. 

No es la primera vez que se difunde una desinformación relacionada con el uso de tapabocas y ese tipo de síntomas. El 7 de mayo chequeamos las desinformaciones que circularon sobre la hipoxia y encontramos que es falso que las mascarillas o tapabocas produzcan esa afección. 

Camila Webb, médica infectóloga del Instituto de Medicina Tropical Alexander von Humboldt de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, le dijo a Colombiacheck que el dióxido de carbono que exhalamos no se queda dentro de la mascarilla. “Tanto la mascarilla quirúrgica, como la de tela, o la N95 dejan pasar el dióxido de carbono”.

Por otro lado, los colegas de EFE Verifica también chequearon la desinformación que señala que el uso del tapabocas provoca intoxicación con CO2 (dióxido de carbono). En la nota, Jaime Barrio, del Consejo Científico del Colegio Oficial de Médicos de Madrid, afirma: “las mascarillas no están cerradas al paso del aire, ya que el material del que están hechas permite que entre el oxígeno y se elimine el dióxido de carbono”. Por lo tanto, volvemos a concluir que la afirmación respecto al mareo asociado al CO2 y el uso de mascarillas es falsa. 

El “verdadero” experto

Cerca del sexto párrafo la publicación en Facebook señala, para justificar la renuencia al uso de la mascarilla, que hay que “escuchar a un verdadero experto”, refiriéndose a una supuesta investigación realizada por un físico llamado Franco Prodi, (señalado como hermano de Romano Prodi) para el Ministerio de Defensa del CNR de Bolonia (Italia) quien, supuestamente, realizó investigaciones para el desarrollo de un filtro de respiración.

De Franco Prodi, a quien citan como uno de los investigadores, encontramos que es licenciado en física de la Universidad de Bolonia y que, según su hoja de vida de Scopus, (base de datos bibliográfica de resúmenes y citas de artículos científicos), trabajó hasta 2017 en el Instituto de Ciencias Atmosféricas y Clima de Bolonia. 

Según lo registrado en Scopus, Prodi tiene 122 publicaciones en revistas internacionales. De éstas, sólo encontramos una que se relaciona con el tema de los filtros, publicada en 2015 y en la cual aparece como coautor. 

La investigación se titula ‘Filtración de aire y capacidades antimicrobianas de PLA / PHB electrohilado que contiene líquido iónico’( ‘Air filtration and antimicrobial capabilities of electrospun PLA/PHB containing ionic liquid’), en la que cuenta que fabricaron un filtro de nanofibras de biopolímeros (es decir, usaron materiales en tamaños nanométricos para crear el filtro) y estudiaron la actividad de bacterias y hongos. En las conclusiones de la investigación, sin embargo, no se especifica que también se haya investigado con virus.

Colombiacheck consultó a Juan Pablo Hineztroza, ingeniero químico y director del laboratorio de Nanotecnología Textil de la Universidad de Cornell en Estado Unidos, quien resaltó que hay algunos detalles dudosos de la afirmación del post en el que se afirma que “aquel filtro lo diseñamos para partículas del mismo tamaño que los virus. (...) y filtrar nano-partículas a la vez de permitir pasar suficiente aire para la respiración humana nos resultó imposible conseguir”. 

Frente a esto Hineztroza señaló: “No es físicamente posible la equivalencia entre un virus y una nanopartícula, como lo aseguran en el post. Alguien que sepa de filtración, no haría esta equivalencia entre una cadena de aminoácidos (virus) y un material que es sólido (nanopartículas)”.

Por otro lado, hicimos una búsqueda avanzada de Google sobre la supuesta investigación de los filtros y algunas de las afirmaciones de la publicación en Facebook y encontramos el mismo contenido publicado por otras personas, en otras redes sociales y medios, pero esta vez firmado a nombre del doctor Stefano Montanari y sin las afirmaciones en relación a los tapabocas, los infartos, la dermatitis que ya chequeamos previamente.

Sobre Stefano Montanari (a quien hemos chequeado en otras desinformaciones), y quien supuestamente en otras cadenas se le atribuye la información de los filtros y no a Isabel Campos Sierra (como sale en la publicación chequeada al comienzo de esta nota), encontramos que la página web Patto per la Scienza (PTS), iniciativa italiana que promueve la ciencia y el método científico, lo denunció “por sus reclamos sobre la propagación y tratamiento del SARS-CoV-2, y por las tesis de conspiración contra la vacunación que ha divulgado en varios vídeos y entrevistas”.

También encontramos que la extensión NewsGuard, que pondera la fiabilidad de páginas en internet, confirma en este documento que la página web de Montanari "publica afirmaciones falsas y sin fundamento con frecuencia" y que "no presenta información de manera responsable". 

En la página web de Montanari existe una publicación con 25.620 visitas en la que se menciona a Franco Prodi, pero el texto no está enfocado en lo que estamos verificando en esta nota, ya que habla de su desacuerdo en el uso y gasto por compra de tapabocas convencionales, y aunque menciona un trabajo (en el que supuestamente participó Montarini) junto al “Ministerio de Defensa con el CNR de Bolonia y el profesor Franco Prodi”, lo que dice al respecto es que sabe lo difícil que es investigar en el tema y que ellos ya diseñaron el filtro; “solo hay que producirlo”.

También consultamos el perfil de Montanari en Scopus y no encontramos información de publicaciones que incluyan su nombre. Por otro lado, revisamos las coautorías de Prodi (tiene 199) y sólo encontramos una con un investigador de apellido Montanari, pero de otro nombre, en 1993 y de temas que no están relacionados con la creación de filtros.

Es importante aclarar que según la publicación que estamos verificando, el trabajo fue hecho para el CNR de Italia, que es la versión italiana de Colciencias; es decir, una entidad de carácter público, por lo cual si se hubiese realizado dicha investigación debería estar publicada, pero no encontramos registro de la misma.

De ese modo, aunque Franco Prodi sí es físico, no está relacionado con la investigación en filtros referida en la publicación de Facebook, ni con Stefano Montanari, y según las publicaciones de Scopus, no hay una investigación en la que hayan trabajado juntos. Por lo tanto calificamos como falsa la afirmación en relación a los filtros y Prodi. 

La sangre entra en hipercapnia

En la parte final de la dudosa publicación en Facebook respecto al uso de las mascarillas, se hace alusión al hecho de que al usar el tapabocas y exhalar el dióxido de carbono con la respiración, “debido al impedimento para tirarlo”, éste se vuelve a inhalar, por lo que precipitadamente concluyen que se produce hipercapnia, que a su vez genera acidosis, y ésta última causa enfermedades como el cáncer. Afirmaciones que hay que tomar y analizar con cautela, entendiendo además que se encuentran mal redactadas.

Como se explicó previamente, las mascarillas permiten el flujo tanto del oxígeno como el dióxido de carbono; los gases de la respiración. 

La hipercapnia, (como ya lo dijimos en un chequeo previo) es el aumento de los niveles de dióxido de carbono en la sangre (CO2), que sí puede provocar que el pH sanguíneo baje o se torne más ácido. 

No obstante, en relación a la hipercapnia Emilio Herrera, PhD en Ciencias Biomédicas y académico del programa de fisiopatología de la Universidad de Chile, explicó que es “imposible que se genere en una persona sana y consciente. La hipercapnia se puede producir por una depresión ventilatoria”. Es decir, respirar menos de lo que deberíamos al punto de acumular altos niveles de dióxido de carbono en la sangre.

Además, para que se produzca ese aumento de CO2 en la sangre y la consecuente caída del pH sanguíneo debido a falla en el sistema respiratorio, se requiere la presencia de comorbilidades para desarrollarla entre las que están tener una insuficiencia respiratoria crónica, aguda, o una enfermedad pulmonar crónica severa, condiciones que no se presentan por el uso de un tapabocas sino que corresponde a enfermedades o comorbilidades previas de la persona.

En la literatura científica no se ha atribuido la presencia de hipercapnia al uso de tapabocas. De estas desinformaciones en relación a la hipercapnia y la acidosis por uso de mascarillas, nuestros colegas verificadores en España de Maldita.es también chequearon y concluyeron que no existe ningún estudio que demuestre (ni siquiera un estudio serio que investigue) que la mascarilla quirúrgica tenga estas repercusiones en nuestro organismo.

Surgiría la preocupación respecto a quienes ya sufren de alguna enfermedad pulmonar grave, y requieren el uso de tapabocas para evitar el riesgo de contraer el nuevo coronavirus. Estas personas deben usar mascarillas adecuadas y evitar la realización de esfuerzos físicos mientras la utilizan, como es sugerido por los especialistas, incluso previo a la pandemia, para evitar la aparición o exacerbación de fatiga o disnea.

Ahora, respecto a que la acidosis podría generar cáncer, Maldita.es encontró que según los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés), entre las posibles complicaciones de la acidosis respiratoria se podría dar un mal funcionamiento de determinados órganos, insuficiencia respiratoria o un shock, pero no hay evidencia alguna de que esté relacionada con el riesgo de desarrollar ningún tipo de cáncer. 

Por lo cual calificamos como falso la afirmación que relaciona el uso de tapabocas con hipercapnia, acidosis y cáncer. 

Finalmente, resaltamos que frente a la contingencia por la pandemia, el uso del tapabocas para prevenir la infección por el nuevo coronavirus está respaldado por la OMS, Organización Mundial de la Salud, como también resumimos en este chequeo, quien recomienda que “las personas con cualquier síntoma de COVID-19 deben usar mascarilla médica, aislarse y solicitar orientación profesional tan pronto como empiecen a sentir posibles síntomas, incluso si estos son leves”.

Sobre estas recomendaciones en relación al uso de mascarilla también el Ministerio de Salud de Colombia hizo obligatorio, desde el 4 de abril, el uso del tapabocas en el sistema de transporte público y áreas donde haya afluencia masiva de personas o que no sea posible mantener la distancia mínima de 1 metro, personas con sintomatología respiratoria y grupos de riesgo (adultos mayores de 70 años, personas con enfermedades cardiovasculares, enfermedades que comprometan su sistema inmunológico, cáncer, VIH, gestantes y enfermedades respiratorias crónicas).

Lea también el artículo original: Usar tapabocas no causa riesgo de infarto ni cáncer

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
El Heraldo
Colombia

“Médico” se basa en información falsa para promover la automedicación

Las indicaciones que da el hombre del video van en contra de las recomendaciones que da la OMS y pueden ser muy perjudiciales para la salud. 

En Facebook ha sido compartido más de 75.000 veces un video en el que aparece un sujeto, que dice ser médico, recomendando el uso de ivermectina y otros medicamentos para combatir el COVID-19 porque, según él, “son 100% garantizados”.

Se trata de una pieza de 13 minutos cargada de afirmaciones falsas que mezclan desinformaciones que ya han sido desmentidas por Colombiacheck y por otros colegas verificadores. A continuación recopilaremos las más significativas para el contexto colombiano con las respectivas razones que sustentan nuestras calificaciones.

¿La ivermectina es la solución?

Las conclusiones y recomendaciones del “médico” surgen a partir de la comparación que hace entre las cifras de muertes en México y en Australia. Según él, el primero llegó a una etapa en la que había más de 700 muertes diarias, mientras que en el país oceánico no había ninguna, situación que atribuyó a que allí se “está usando la ivermectina”.

Eso es falso. Nuestros colegas mexicanos de Animal Político explicaron que si bien es cierto que la mortalidad en Australia por COVID-19 es baja, comparada con otros países, como México, los factores que pueden ser motivo de ese fenómeno no tienen nada que ver con la ivermectina, un medicamento que ayuda a combatir parásitos. Un ejemplo de ello es la población, pues México tiene 125 millones de habitantes, que vienen siendo cinco veces más que en Australia (25 millones). 

Pero en lo que vale la pena poner la lupa es en que, contrario a lo que dice el sujeto en el video, Australia ni siquiera ha autorizado el uso de ivermectina para tratar pacientes contagiados con el nuevo coronavirus. De hecho, el primer (y único) medicamento que se ha aprobado provisionalmente en ese país como tratamiento contra COVID-19, según informes dados el 10 de julio de 2020 por la Administración de Bienes Terapéuticos (Therapeutic Goods Administration), es el Remdesivir. 

Además, no sobra recordar que, como explicamos en uno de nuestros chequeos, hay investigaciones que han mostrado que la ivermectina “inhibe la capacidad del virus para replicarse ‘in vitro’, es decir en células cultivadas en laboratorio”, pero, hasta ahora, “no se ha comprobado su efectividad en pacientes contagiados con la nueva enfermedad respiratoria”.  

Con pleno conocimiento de esos estudios, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) insiste en que “la ivermectina se está usando de manera incorrecta en el tratamiento del COVID-19, sin ninguna evidencia científica de su eficacia y su seguridad para el tratamiento de la enfermedad”. En ese sentido, la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) dice que “se necesitan pruebas adicionales para determinar si la ivermectina puede ser apropiada para prevenir o tratar el coronavirus”. Por ello, la OPS desaconseja su uso “para todo fin diferente de aquellos para los que está autorizada”.  

Otra excusa que utiliza el hombre del video para recomendar la ivermectina es que los pacientes con COVID-19 tienen diarrea. Pero, a pesar de que sí es un síntoma (no frecuente) de la enfermedad, no hay soportes que sugieran el uso de ese fármaco para aliviarlo. 

El tapabocas y la hipoxia

El “médico” no se queda corto con sus desinformaciones y vuelve a replicar una que se ha vuelto bastante común: el tapabocas produce hipoxia.

Para empezar, recordemos que la hipoxia es, según el Diccionario Médico-Biológico, Histórico y Etimológico de la Universidad de Salamanca, “un estado que presenta un organismo viviente sometido a un régimen respiratorio con déficit de oxígeno”. 

Pero es falso que esa condición sea generada por el uso de tapabocas o mascarillas. En un chequeo que hicimos hace un tiempo, Camila Webb, médica infectóloga del Instituto de Medicina Tropical Alexander von Humboldt de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, nos explicó que eso no sucede porque “tanto la [mascarilla] quirúrgica, como la de tela, como la N95 dejan pasar el dióxido de carbono” y no permiten que se quede atrapado en ellas. 

Eso sustenta la posición de Claudio Méndez, docente de Políticas de Salud de la Universidad Austral de Chile, que le dijo a AFP Chile que se descarta que las mascarillas produzcan hipoxia siempre y cuando el material del que estén hechas permita el intercambio de aire. 

Daniel Pahua Díaz, académico del Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la UNAM, conversó con Animal Político en otra de sus verificaciones y comentó que es posible que “esa desinformación surja de la sensación de falta del aire por la obstrucción mecánica, dependiendo del tipo de cubrebocas que estemos utilizando” y eso se debe a la poca costumbre en el uso cotidiano de este implemento de bioseguridad. 

Además, como explicó Maldita en un artículo, aunque el uso prolongado de tapabocas sí puede causar a veces una sensación de agobio, esto no es lo mismo que hipoxia.

De todos modos, hay que tener claro que, según la OMS, “el uso de mascarillas forma parte de un conjunto integral de medidas de prevención y control que pueden limitar la propagación de determinadas enfermedades respiratorias causadas por virus, en particular la COVID-19” y por eso lo sigue recomendando. 

Infecciones en la piel y cáncer

Como si las falsedades que ya mencionamos no fueran suficientes, el supuesto médico dijo: “cuando me pongo tapabocas empiezan infecciones en la piel” y también “sube el riesgo de leucemia y cáncer”.   

Una vez más confirmamos que todo eso es falso. En AFP Uruguay verificaron, con el apoyo de los ya mencionados Daniel Pahua y Claudio Méndez que, efectivamente, las mascarillas no producen cáncer (ni leucemia, que es uno de sus tipos). Pahua afirmó que sobre eso “no existe evidencia científica de ningún tipo” y Méndez indicó que “asociar el uso de una mascarilla a provocar cáncer es desconocer que hay mucha evidencia de productos químicos, incluso los basados en la industria alimentaria, que pueden provocarnos cáncer”.

En cuanto a las infecciones en la piel de las que habla el hombre en el video hay que decir que sí se pueden presentar afecciones cutáneas, pero no necesariamente infecciones. En esta nota de Agencia Europa Press que replicó El Espectador, José Carlos Pascual, especialista de la Unidad de Dermatología del Hospital Quirónsalud de Torrevieja, comentó que los tapabocas (además de los geles, jabones y guantes) pueden empeorar o desencadenar algunas enfermedades de la piel como acné, rosácea y dermatitis. 

Sin embargo, se pueden seguir consejos e indicaciones para mitigar el impacto cutáneo de los tapabocas en quienes tienen la piel más sensible. Pascual recomienda consultar con un médico para encontrar el tratamiento adecuado, que puede incluir desde cremas hidratantes hasta jabones y antibióticos tópicos.

La utilidad de la intubación

El “médico” también dice que “no hay necesidad de intubar”, afirmación que cabe, de nuevo, dentro de la bolsa de lo falso. La OMS afirma que el 14% de los pacientes con COVID-19 sufren cuadros graves que requieren oxigenoterapia y se complican por el Síndrome de Dificultad Respiratoria Aguda (SDRA). 

Animal Político citó en su chequeo al médico Ferran Morell, que le explicó a BBC que cuando se tiene SDRA “se crea una especie de membrana y el oxígeno no puede traspasar esa membrana, lo que naturalmente produce insuficiencia respiratoria”. Como es una condición que no tiene tratamiento, la única alternativa es usar en los pacientes la ventilación mecánica para la cual, por supuesto, se requiere intubación.

En este chequeo conversamos con Carlos Humberto Duque, médico general con especialización en cuidado respiratorio de la Clínica Santillana de Manizales, y nos explicó que la intubación, por ejemplo, “es un recurso que permite al personal de salud evitar la cianosis -coloración azul de la piel por la disminución de oxígeno- que se produce en el pacientes por esta causa”. 

Ir o no ir al hospital

“Cualquier persona que tenga síntomas de COVID, urgentísimo, no llevarlo al hospital”, añadió el sujeto del video. 

Sobre eso, la OMS recomienda que, en caso de tener síntomas leves, lo mejor es quedarse en casa, aislarse y vigilarse. Sin embargo, indica que es necesario buscar “inmediatamente atención médica si tiene dificultad para respirar o siente dolor o presión en el pecho. Si es posible, llame a su dispensador de atención de la salud con antelación para que pueda dirigirlo hacia el centro de salud adecuado”. 

En Colombia, como comentamos en este chequeo, hay un protocolo del Ministerio de Salud que orienta a las personas para que sepan si deben acudir al médico o no. De acuerdo con ese documento, se debe priorizar el aislamiento en casa, pero también hay que buscar atención inmediata en caso de tener alguno de estos síntomas que significan alerta roja: 

- Disnea severa en reposo

- Dificultad para respirar

- Dolor o presión en el pecho

- Piel fría, húmeda o pálida y moteada

- Confusión

- Dificultad para despertarse

- Labios o cara cianótica (de color azulado o grisáceo)

- Somnolencia

- Oliguria (baja producción de orina)

- Hemoptisis (expectoración de sangre)

- Temperatura superior a 38º en pacientes con neumonía

“Hay que desinflamar”

Además de todo, el supuesto médico aconseja disolver aspirina e ibuprofeno en té y luego consumirlo “para desinflamar”. Acto seguido sugiere disolver una pastilla de ivermectina en agua y beberla. 

No es la primera vez que circulan recetas caseras que involucran a la aspirina y a otros ingredientes y medicamentos como curas milagrosas contra el nuevo coronavirus. En este artículo, nuestros colegas de Bolivia Verifica indican que, de acuerdo con la OMS, “no hay pruebas de que los medicamentos actuales pueden prevenir o curar la enfermedad. Antibióticos, antiinflamatorios [como la aspirina y el Ibuprofeno] y anticoagulantes pueden llegar a reducir o paliar parte de los síntomas, pero nunca curar la propia enfermedad”. 

No olvidemos que la OMS tampoco recomienda automedicarse con ningún fármaco, ya que puede ser peligroso. Christiam Alexis González, químico farmacéutico y máster en Atención Farmacéutica de la Universidad de Barcelona, nos explicó hace un tiempo que la aspirina, por ejemplo, “es contraindicada en quienes tengan problemas de coagulación o tengan antecedentes de anemia o leucemia”.  Y ni hablar de la ivermectina que, como dijimos en un comienzo, no ha sido probada en pacientes con COVID-19, por lo que tampoco se recomienda su uso. 

Virus de laboratorio

Finalmente, el hombre del video concluye sus extensas desinformaciones sugiriendo que el nuevo coronavirus fue creado en laboratorios y que, tras de todo, entra a través de los alimentos y del agua. 

En repetidas ocasiones, como aquí y aquí, ya hemos dicho que es falso que el COVID-19 tenga su origen en laboratorios. Esto solo hace parte de una serie de teorías conspirativas que resumimos en este episodio de Verifiquen Vagos.

Ahora, en cuanto a la propagación del virus, la OMS ha sido muy clara al informar que una persona se puede contagiar de COVID-19 a través de “gotículas respiratorias expelidas por alguien que tose o que tiene otros síntomas como fiebre o cansancio”. Y como indica el Ministerio de Salud, esa autoridad sanitaria “sigue revisando las investigaciones en curso sobre las formas de difusión, teniendo en cuenta además que actualmente no hay ningún caso confirmado de contagio a través de los alimentos o de sus empaques”. 

Con toda esta información entre manos podemos afirmar entonces que el supuesto médico que protagoniza el video que acabamos de verificar se gastó 13 minutos difundiendo información falsa que no tiene soporte científico y que puede ser perjudicial para la salud de las personas. 

Lea también el artículo original: “Médico” se basa en información falsa para promover la automedicación

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
El Heraldo
Mundo

Muere mujer que recibió primer trasplante facial en EE.UU

En 2008 se realizó la reconstrucción de rostro, tras recibir un disparo en la cara por parte de su esposo.

Connie Culp, la mujer que en 2008 recibió el primer trasplante facial casi completo en Estados Unidos, falleció a los 57 años de edad, según un informe de la clínica que realizó el procedimiento recogido este sábado por medios locales.

"Estamos tristes por la pérdida de Connie Culp", publicó en su cuenta de Twitter la Cleveland Clinic, al asegurar que esta mujer "fue una inspiración para todos".

Culp fue sometida en diciembre de 2008 a una complicada operación quirúrgica que duró más de 22 horas, en la que participó un grupo multidisciplinar de médicos, liderados por la doctora María Siemionow, de la Cleveland Clinic, en el estado de Ohio.

Los especialistas reconstruyeron el 80 % del rostro de la mujer, que padecía graves lesiones en la cara y carecía de nariz, paladar y ojo derecho, con el de una donante fallecida.

Además, no podía comer ni respirar con normalidad y tenía que ser asistida con un respirador a través de un orificio en la tráquea.

En un principio, su identidad y las razones de su lesión permanecieron en el anonimato.

Este sábado los medios recordaron que ella perdió parte del rostro después de que su esposo le disparó en 2004.

"Su fortaleza se hizo evidente en el hecho de que había sido la paciente de trasplante de rostro con más tiempo de vida hasta la fecha", señaló el jefe del Instituto de Dermatología y Cirugía Plástica de la Cleveland Clinic, Frank Papay, en un comunicado que acompaña la publicación del centro médico en la red social.

El especialista la consideró una "gran pionera" y destacó que su decisión de "someterse a un procedimiento a veces desalentador, es un regalo duradero para toda la humanidad".

La cadena CNN indicó que la portavoz de Cleveland Clinic, Andrea Pacetti, señaló que Culp, quien tenía 57 años y se había convertido en una defensora de la donación de órganos, falleció el miércoles pasado a causa de complicaciones de una infección no relacionada con el trasplante.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
El Heraldo
Archivo
Sucre

La parálisis en el HUS no será de todos los especialistas

Los empleados que prestan sus servicios a través de cooperativas se quejan porque les adeudan hasta 32 meses de salario.

El anunciado paro que en las próximas horas habrá en el Hospital Universitario de Sincelejo (HUS) no será de todas las especialidades. Así se lo han hecho saber a este medio los médicos ginecólogo y cardiólogo Guillermo Carriazo y Silfredo Arrieta González, respectivamente, quienes son representantes de cooperativas que agremian a estos médicos.

Estos profesionales fueron enfáticos al indicar que quienes tienen la intención de paralizar sus labores muy probablemente son los de las especialidades de anestesiología y cirujanos que están vinculados a través de OPS.

“Nosotros en ginecología, pediatría, neurología, cardiología, medicina interna y dermatología, entre otras, no vamos a parar”, anotó el médico González.

Por su parte Guillermo Carriazo precisó que él desde la cooperativa que preside no tiene problemas con lo de la aplicación del descuento del impuesto solidario por la COVID-19 porque sus contratos no son por OPS.

“Nosotros en  Sintrasalsuc no podemos parar porque no se nos ha aplicado ese  descuento. No estamos vinculados por OPS los ginecólogos y obstetras, estamos es a través de sindicato y además nuestro salario mensual no supera los topes que se exigen para ello”, sentenció Carriazo.

El pronunciamiento de estos especialistas se produce luego de que otros médicos, entre ellos anestesiólogos, le anunciaran a EL HERALDO en la mañana de este lunes festivo este paro porque en el pago de los meses de enero, febrero y marzo que les hicieron en el Hospital Universitario de Sincelejo (HUS) les descontaron el 20% de ese impuesto solidario cuando ellos se consideran exonerados por estar en la primera línea de batalla contra el coronavirus.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
El Heraldo
Salud

¿Sabe si tiene ‘golondrinos’? Jornada de detección gratuita este sábado

La Asociación de Dermatólogos del Atlántico (Asoderma) realizará una jornada de tamizaje de la enfermedad inflamatoria crónica Hidradenitis Supurativa.

Durante este sábado se realizará en Barranquilla una jornada de detección de la enfermedad inflamatoria crónica Hidradenitis Supurativa, conocida popularmente como ‘golondrinos’.

La jornada gratuita, organizada por la Asociación de Dermatólogos del Atlántico (Asoderma), se realizará en la sede en Barranquilla del Instituto Dermatológico ubicado en la Carrera. 45B #90-173.

Por lo anterior, las personas que sospechen tener la enfermedad y quieran corroborar cualquier signo de alarma y participar en la campaña de tamizaje de HS, pueden llamar a las líneas de atención gratuitas 01-8000-912035, 315 679 9004 o comunicarse al WhatsApp 315 679 9004.

Durante la jornada, denominada ‘En la Piel del Otro’, los asistentes serán preevaluados por un especialista. Si el prediagnóstico resulta positivo para Hidradenitis supurativa, se les asignará una cita gratuita con uno de los dermatólogos para la confirmación de su diagnóstico.

¿Qué es la Hidradenitis Supurativa?

La Hidradenitis supurativa (HS) es una enfermedad inflamatoria crónica que causa la formación de bultos o nódulos pequeños y dolorosos debajo de la piel (“golondrinos”), que aparecen en zonas como las axilas, la ingle, entre los glúteos y debajo de los senos.

Algunas personas viven entre 8 y 10 años con esta patología sin recibir un diagnóstico certero, lo que dificulta su tratamiento y el control de los brotes en la piel.

Se estima que las personas que padecen HS son los pacientes dermatológicos que sufren un mayor impacto en su calidad de vida.

De acuerdo con la doctora Lily Paola Belmonte, médica dermatóloga, no se conoce qué causa específicamente esta enfermedad; pero, se estima que algunas citoquinas, o proteínas producidas durante la respuesta inmune del organismo (entre ellas el TNF-alfa), juegan un papel importante, los factores hormonales, genéticos, el hábito de fumar y el sobrepeso. No obstante, El 30% de los pacientes con HS posee un antecedente genético.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
El Heraldo
Shutterstock
Salud

Inteligencia artificial supera a los médicos en detección lesiones cutáneas

Un total de 511 dermatólogos especializados en este tipo de lesiones y provenientes de 77 países, compitieron contra 139 programas informáticos de reconocimiento de imágenes en el estudio.  

La inteligencia artificial (IA) supera a los médicos especialistas en la detección de lesiones pigmentadas cutáneas, como melanomas o lunares, informó este miércoles la Universidad de Medicina de Viena.

La citada entidad explica que una reciente investigación, cuyas conclusiones publica la revista científica británica The Lancet Oncology, dejó clara la superioridad de la IA con algoritmos de aprendizaje automático en el citado campo.

Un total de 511 dermatólogos especializados en este tipo de lesiones y provenientes de 77 países, compitieron contra 139 programas informáticos de reconocimiento de imágenes en el estudio.

Como base de aprendizaje para las máquinas se utilizó un banco de datos con más de 10.000 fotografías de siete tipos diversos de lesiones cutáneas pigmentadas, mientras que los médicos solo contaban con su experiencia profesional.

El objetivo era identificar 30 fotografías demoscópicas aleatoriamente seleccionadas de una base de datos con más de 1.500 imágenes y sus resultados fueron comparados con los que habían sido obtenidos previamente por las máquinas.

De los 30 diagnósticos posibles, los especialistas acertaron, de media, en 18,8 casos, mientras que la IA tuvo un promedio de 25,4 evaluaciones correctas.

"Dos tercios de todas las máquinas participantes fueron mejores que los humanos", afirma en la nota Philipp Tschandl, el principal autor de la investigación de la universidad vienesa.

No obstante, Tschandl advierte de que el diagnóstico "todavía depende de los humanos".

"El ordenador únicamente analiza una imagen óptica y en ello es muy bueno. Pero un diagnóstico de un paciente requiere también la observación de la evolución de un proceso, estimar el riesgo que corre la persona debido a otras circunstancias, sentir al tacto las mutaciones de la piel y compararlas con otros lunares del cuerpo", recuerda el investigador.

"La interpretación de los resultados debe seguir en manos de las personas", a quienes las máquinas no pueden reemplazar, resume el investigador. 

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Páginas

DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.