Últimas noticias

12:21

Durante el desarrollo de esta actividad habrá cierre de...

Imagen de referencia.
11:38

Tras un primer encuentro el 1 y 2 de diciembre, las...

El ciclista colombiano Esteban Chaves.
11:35

Su equipo destacó en un comunicado que Chaves retornará a...

Aeropuerto de Amsterdam-Schiphol.
11:34

El hombre, con un cuchillo en su mano profirió...

11:17

El actor estadunidense recibió su distinción...

 Rex Tillerson, secretario de Estado estadounidense.
11:12

El presidente estadounidense Donald Trump criticó a Rusia...

Uriel García, padre de Nelson, en las afueras de Medicina Legal.
11:12

Luego de ‘confirmar’ durante 14 días la identidad de un...

11:12

El lanzamiento lo celebró el pasado jueves a...

La chef Gisselle Aguirre junto a las preparaciones.
11:09

Durante la época de finde año las visitas a nuestros...

11:01

Esta decisión respondería, según la máxima directiva del...

Entrevista Con el expelotero cartagenero

“Vivo orgulloso de mi carrera porque no todos llegan a las Grandes Ligas”: Yamid Haad

El titulo es:“Vivo orgulloso de mi carrera porque no todos llegan a las Grandes Ligas”: Yamid Haad

El ex pelotero cartagenero que jugó en los Piratas de Pittsburgh y en los Gigantes de San Francisco, en la Gran Carpa, vive hace 20 años en los Estados Unidos. Sigue ligado al béisbol en la compañía de Orlando Cabrera y, además, trabaja transportando personas de la tercera edad.

El 3 de julio de 1999 jugando en Altoona, Pensilvania, el mánager Marty Brown le dice al pelotero colombiano Yamid Haad, luego de salir de las duchas, que hiciera maletas porque debía unirse al equipo principal de los Piratas de Pittsburgh. Dos días después el cartagenero, hoy con 40 calendarios, se convertiría en el primer receptor criollo en llegar a la Gran Carpa.

Haad, quien vive hace 20 años en los Estados Unidos, dialogó con EL HERALDO de su experiencia en las Mayores y de lo que hace en la actualidad. 

P. ¿Qué hay de la vida de Yamid Haad?

R.

Gracias a Dios sigo vinculado al béisbol. Estoy como coach de un equipo de niños de 12 años donde también juega mi hijo. El equipo se llama The Renegades (Los Renegados). También estoy trabajando con Orlando Cabrera en la compañía de él. Y tengo otro trabajo acá en el cual transporto a personas de tercera edad. Los llevo a sus exámenes en el hospital y luego los regreso a su casa. Todavía sigo ayudando a personas, gracias a Dios.

 

P. ¿En qué posición juega su hijo?

R.

Joshua Yamid es utility y le está yendo muy bien. Cambió el equipo en el cual jugó cinco años y ahora está con Los Renegados. Su novena tiene buenos entrenadores como William Morales, catcher profesional colombiano. El equipo es de Ramón Torres, jefe de la compañía donde yo trabajo con los ancianos. 

P. ¿Qué sintió cuando se convirtió en el primer receptor colombiano en llegar a las Grandes Ligas?

R.

Imagínate. Fue un momento emocionante e inolvidable. Es el sueño de cualquier pelotero que trabaja fuerte para lograrlo. Muy agradecido con Dios, con mi familia, mis padres (Manuel Haad y Agustina Salcedo) que me apoyaron porque en realidad uno a temprana edad necesita es apoyo. Yo conté con la suerte de tener amigos y entrenadores para llegar.

 

P. ¿Cómo se enteró que iba a las Mayores?

R.

Yo estaba en Doble A en Pensilvania, y el mánager Marty Brown, estando en las duchas, me dijo que pasara a su oficina cuando terminara. Lo hice y me dijo que Jason Kendall, el catcher principal de Piratas, se había lesionado y que me tenía que ir. La emoción fue grandísima.

 

P. ¿Recuerda ese primer turno?

R.

Sí claro. Di un rolling a tercera. En el momento me sentía bien y estaba contento, pero ya después que pasó la jugada y llegué a primera me entró como nervios.

P. Y después no tuvo más apariciones...

R.

Los Piratas me subieron por segunda vez en una serie ante los Expos de Montreal donde estaba Orlando Cabrera, pero resulta que yo me había casado acá y mis papeles estaban en trámite y no tenía visa para entrar a Canadá. Ese mismo día me bajaron a doble A y luego todo fue más difícil hasta que en 2005 regreso con los Gigantes de San Francisco. 

 

P. ¿Y cómo le fue en los Gigantes?

R.

 Ahí estuve tres meses. Estaba en un equipo ganador. El receptor principal Mike Matheny rompió el récord del catcher con más partidos jugados en una temporada. No tuve chance de nada. Cogí  29 turnos, al año siguiente en el spring training no me fue muy bien y me bajan a Triple A. Cuando me pasa lo de la suspensión, tres días antes se lesiona Matheny y el que iba a subir era yo. 

P. ¿Cuántos juegos alcanzó a estar en Grandes Ligas?

R.

Yo tuve 98 días de servicio en Grandes Ligas. Cogí 29 turnos  en San Francisco y uno en Piratas. Tengo 30 turnos en total. Yo jugué 17 años, 16 temporadas. Contando todo, hasta las Menores. 

P. ¿Siente frustración porque no pudo demostrar más?

R.

 No me frustré porque en ese momento lo que quería era subir y yo llegué al tope. 

 

P. ¿Qué cree que le faltó en el béisbol?

R.

No tuve mucha suerte con mi bateo a la hora de demostrar con San Francisco, pero vivo orgulloso de mi carrera porque no todos llegan a las Grandes Ligas ni tampoco todos pueden decir que jugaron béisbol durante 17 años. 

 

P. ¿Por qué lo suspendieron?

R.

La suspensión por 50 juegos fue por una sustancia que me salió, pero no eran esteroides. Eran unas pastillas que se usaban mucho en ese entonces.

 

P. ¿Sabía de esa sustancia o lo tomó por sorpresa?

R.

No me tomó por sorpresa porque eran pastillas que me las tomaba siempre. Nunca me había salido nada en la orina y ese año sí me salió. Después seguí jugando, las seguí tomando y no me salió nada. Entonces ya para qué ponerse a buscar pruebas. 

 

P. ¿Qué efecto tenían esas pastillas?

R.

Era como si tomaras aspirina. Hay peloteros a los que les gusta tomar dos aspirinas antes del juego o tres Advil para sentirse bien. Esas pastillas las venden en las gasolineras. A cada rato las veo en los mostradores y me causa risa. 

 

P. ¿Cree que hubo maldad contra usted en esa época?

R.

No, no creo en eso. Si pasó y fue así, no me interesaría saber. 

 

P. ¿Cuándo se es receptor es más difícil subir a la Gran Carpa?

R.

Yo pienso que es un poco más difícil por lo que un equipo mantiene dos o tres, como mucho, en un solo equipo. Entonces es un poco difícil. Tienes que contar con mucha salud para llegar allá. 

P. ¿Qué significó el ‘Pato’ Espitia en su carrera?

R.

A él le debo mucho de lo que hice en el béisbol porque fue el que me ayudó a firmar. Me cogió a los 13 años y practicábamos todos los días. Me enseñó a ser un gran hombre, respetuoso y trabajador. Siempre decía que confiaba en mí. Lastimosamente ya no está con nosotros y espero que Dios lo tenga en su reino porque fue una persona ejemplar y carismática. 

 

P. ¿Conoce al receptor colombiano Jorge Alfaro?, ¿qué piensa de él?

R.

No lo conozco, pero sí he visto las repeticiones en las noches. Está bateando muy bien. Lo felicito de todo corazón. 

 

P. ¿Ve los partidos de béisbol por televisión?

R.

En la postemporada me pondré a ver los juegos como el año pasado. Nunca fui una persona amante a la televisión. Yo prefería irme a un restaurante después del juego. 

 

P. ¿Cuál fue el momento más difícil en su carrera?

R.

La muerte de mi papá Manuel Haad en 2008. Yo estaba con los Indios de Cleveland y mi papá estaba enfermo. Mi mamá diciéndome que cuándo iba a ir. Fue muy difícil porque tú quieres estar en el teléfono y llamar. 

 

P. ¿Y el momento más dulce?

R.

Yo creo que el momento más dulce no fue cuando di mi primer hit sino cuando cogí el avión para llegar a Pittsburgh, cuando sabía que iba a ser un grandesligas.  

P. Su gran amigo en el béisbol...

R.

La persona que me apoyó emocionalmente se llama José Morales. Un puertorriqueño que la primera vez que vine me ayudó siempre. Con Orlando Cabrera tengo una gran amistad. Hablamos mucho. Édgar es un gran amigo, no hablamos tanto, pero es muy sencillo y la gente en Barranquilla lo sabe. 

 

P. ¿Quién le puso Yamid?

R.

Mi abuelo era libanés. Mi papá decía que yo era el primer libanés en Grandes Ligas. 

 

P. ¿Cuál era su número preferido?

R.

En Grandes Ligas no fueron los que yo quería. Yo usaba el 11 por Joaquín ‘Jackie’ Gutiérrez. Ese era mi preferido. En Piratas utilicé el 31, en San Francisco el 8 y en Cleveland el 59. 

 

P. ¿Cómo le fue con los Tigres de Cartagena?

R.

  Jugué unas cuatro temporadas y una con los Potros de Medellín. Teníamos un gran equipo con muchos criollos como Ismael Castro y Carlos Arroyo, entre otros. Nos dábamos el lujo de tener a ‘Jackie’ Gutiérrez. Él es una persona que hasta mi generación era el ídolo. ‘Jackie’ le enseñó a Orlando Cabrera a ser campocorto. Orlando dice que en cinco minutos le aprendió. 

P. ¿Además de Joshua cuáles son sus otros retoños?

R.

Laura Carolina (21 años) e Isabel Sofía (10 años).

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Deportes
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
¡Hola!

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
Continuar al sitio
Regístrate

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web