El Heraldo
Cortesía
Deportes

“Todo lo que le hace bien a Junior, como Viera, me pone bien a mí”: Delménico

El exarquero argentino sostuvo un corto pero emotivo encuentro con el actual capitán rojiblanco ante de partir de Barranquilla. Se llevó una camisa autografiada.

La noche previa a la partida de Barranquilla de todos los exjugadores que dejaron huella en Junior, se dio un encuentro lleno de historia, atajadas y títulos: el de Juan Carlos Delménico con Sebastián Viera.

Los dos arqueros extranjeros marcaron un antes y un después en la historia del equipo rojiblanco. El argentino, de 67 años, dejó plasmado su nombre en las dos primeras estrellas del equipo rojiblanco —la del 77 y 80—, mientras que el uruguayo sigue escribiendo con letras doradas su trasegar por el cuadro currambero, con el que ya ha conquistado siete títulos, tres de ellos de Liga.

Viera quiso despedir a los históricos —que partieron ayer en horas de la mañana sus distintos países— y para eso se dio un pasón por el Hotel El Prado, donde estuvieron concentrados toda esa legión histórica extranjera que vinieron para la presentación oficial de la ‘Ventana de Campeones’, el monumento icónico que homenajea al Junior.

Ahí, en los aledaños a la piscina, el uruguayo sostuvo una charla con Delménico, quien valoró el gesto del capitán rojiblanco y calificó el encuentro como “el mejor que ha tenido” en este paso por Barranquilla.

“Realmente fue iniciativa de él (Viera). Tuvo la intención de venir a saludar a todos los exjugadores históricos que estábamos hospedados en el Hotel El Prado. Y bueno, tuvimos el encuentro. Yo sabía que venía, lo estuvimos esperando lo recibimos y con ese gesto demostró lo que realmente es y debe ser un capitán del Junior. El mejor encuentro que he tenido. Un grande”, manifestó Delménico en diálogo con EL HERALDO.

“En realidad estuvimos poco tiempo, pero hablamos de todo un poco, de las cosas que se publican, que algunas cosas son ciertas y otras no, que muchas veces se sacan de contexto. Viera, realmente, ha tenido un gesto que hay que resaltar y que lo aprecio mucho de un arquero y capitán del Junior a otro. Tengo mi corazón puesto en Junior de toda la vida y todo lo que le hace bien a Junior, como Viera, me pone bien a mí también”, agregó.

Cortesía

El exarquero argentino contó cómo se dio el cara a cara y aprovechó la oportunidad para zanjar cualquier malentendido que se haya dado en medio de esas eternas comparaciones al momento de decidir cuál ha sido el cancerbero más grande en la historia de Junior.

“El encuentro se dio como se ha dado en otras oportunidades. Yo ya había conversado con él en otras oportunidades que he venido, siempre hemos quedado en buenos términos, nunca hemos tenido problemas. Simplemente que hay veces que uno tiene apreciaciones que no condicen con la época, entonces se tergiversan las cosas, pero sigo sosteniendo que por algo él es el capitán del equipo y por algo lleva 10 temporadas en Junior. Todo eso hay que valorarlo”, dijo.

Viera le regaló una camiseta autografiada a Delménico, quien se mostró agradecido por el gesto, sellado con una fotografía para la posteridad. “Sobre la camiseta, yo ya tenía una de él, porque justo dos días antes del partido del otro día —frente a Jaguares— le había pedido una de Viera al ‘Mello’, el utilero, porque quería tenerla. O sea, ahora tengo dos, una dada por él autografiada y la que me había dado el utilero”, cuenta.

 

El autógrafo que le estampó Viera a la camiseta que le regaló a Juan Carlos Delménico. Cortesía

“La intención de la foto, más que el retrato en sí, era para demostrar que se puede tener distintos pensamiento y distintas ideas, pero cuando uno tira para el mismo carro es para sumar y para hacer mucho más grande al Junior”, asegura.

Delménico volvió a mostrarse complacido con todo el cariño recibido en esta nueva visita a Curramba, una ciudad que lleva en el corazón.

“Barranquilla siempre me trata igual, su gente, los amigos, los conocidos. La paso muy bien acá, soy reconocido, me miman, me dan ese calor que me han brindado siempre, lo siento, lo recibo y por eso cada tanto, año o año y medio, me pego una vuelta por esta linda ciudad”.

El veterano exarquero argentino espera que esta no sea la última visita a una ciudad donde vivió grandes momentos de su carrera deportivo. Además aprovechó la oportunidad para agradecerles a los gestores de esta nueva invitación, que tuvo como principal motivo, el homenaje que se le debía a los jugadores que de una u otra manera han hecho historia en el equipo rojiblanco.

“El tiempo lo dirá si será o no la última visita. Yo espero tener la oportunidad de seguir viniendo. Quiero dejarle un saludo y un abrazo a toda la afición barranquillera. Y no puedo olvidarme de mencionar a ‘Yuyo’ Daes, Christian Daes y toda la familia Tecnoglass por este recibimiento y este presente que nos hicieron invitándonos a inaugurar la ‘Ventana de campeones’. Nos vamos felices y orgullosos por todo el homenaje. Valió la pena cada gota de sudor que dejamos en el campo por nuestro amado Junior”, concluyó.

Viera también aprovechó la oportunidad para sacarse una fotografía con su compatriota Carlos Mario Goyén, otro arquero que dejó huella en Junior y que disfrutó de esta visita a Barranquilla para el homenaje a la Ventana de Campeones. El excancerbero también refirió una camisa autografiada del capitán rojiblanco.

Viera junto a Juan Carlos Delménico Cortesía
Viera junto a Carlos Mario Goyén. Cortesía
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.