Deportes | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Deportes

“Si no gané una Serie Mundial como beisbolista, por qué no la puedo ganar siendo coach”: Jhonatan Solano

El pelotero barranquillero pone fin a su carrera profesional a sus 34 años. El objetivo ahora es seguir en Estados Unidos, pero en calidad de instructor.

A sus 34 años el receptor barranquillero Jhonatan Solano decidió ponerle fin a su carrera. Estuvo en la Gran Carpa defendiendo los colores de los Nacionales de Washington y en el 2015, en los Marlins de Miami, cumplió su sueño de niño, jugar al lado de su hermano Dónovan en un mismo equipo. En diálogo con EL HERALDO, Jhonatan compartió cómo fue la decisión, anécdotas y lo que se viene en el futuro. 

P.

¿Por qué decide retirarse del béisbol profesional?

R.

No fue una decisión fácil, pero siento paz en mi corazón y algo bien importante es que me siento satisfecho de lo que Dios hizo conmigo en la carrera. Estoy a la expectativa de lo que pase conmigo ahora en adelante. 

P.

¿Cuántas veces pensó esa decisión de decirle adiós al béisbol?

R.

Traté de mantenerlo íntimamente, orando mucho, quería tomar la decisión y sentir la tranquilidad que siento ahora. Lo pensé desde principios del año pasado cuando salgo de una operación de codo. No había interés de los equipos de las Grandes Ligas para contratarme como jugador y comencé a estudiar la posibilidad. Después de casi un año de tomar la decisión, estoy satisfecho.

P.

¿Y ahora qué se viene en su carrera?

R.

He visto, al retirarme y al dar a conocer la noticia, el interés de varios equipos de Grandes Ligas para la contratación de mis servicios como coach. La gloria a Dios por permitirme vivir todo ese proceso de ligas menores, los dos años y medio que logré jugar en Grandes Ligas y bueno, veo que hay una buena posibilidad de comenzar mi carrera como instructor o como un coach de los Estados Unidos.

Jhonatan junto a su esposa Melissa Triana, quien está en embarazo, y sus hijos Valeria y Nahthan.
P.

¿Qué equipos se interesan por sus conocimientos?

R.

Bueno, obviamente los Nacionales de Washington. Fui de ellos desde el 2005, he hablado con algunos de los directivos, pero ahora con la situación el virus todo está paralizado. Sin embargo, hay una posibilidad bien grande.  

P.

Una fecha, 29 de mayo de 2012, ¿qué pasó ese día?

R.

Inolvidable. Un sueño hecho realidad, no sólo para mí, para mi familia, mis padres, también para Dónovan, quien tenía sólo nueve días de haber debutado en las Grandes Ligas y llegó para mí esa bendición de debutar. Lo otro especial es que fue contra mi hermano. De verdad que es algo que nunca voy a olvidar. 

P.

¿Cómo fue ese juego ante su hermano?

R.

Mi deseo era, cuando él fue a batear, abrazarlo. El día anterior que yo llegué a Miami él fue el que me recibió en el aeropuerto y los dos nos quebrantamos, nos pusimos a llorar, oramos y agradecimos al señor por permitir que eso que hablamos de niños, un 29 de mayo se hacía realidad. 

P.

Anécdotas de esos partidos que jugaban en contra...

R.

Cuando él llegaba a la almohadilla por una base por bolas yo mismo le decía: ‘corre, corre, vete, róbate la base’ (risas). Él con la cabeza me decía que no (risas). Esa adrenalina de juego fue increíble. Cuando jugábamos los dos en los Marlins, el primer juego que comenzamos en el lineup, yo bateo un doble y él anota corriendo desde primera. Ese fue el batazo más importante y más valioso para mí en las Grandes Ligas.

P.

¿Cómo llegaron a jugar juntos en los Marlins?

R.

Primero no lo creía hasta cuando me llama el mánager de Triple A y me felicita porque iba para las Grandes Ligas. Una hora después, estando yo en Iowa, una ciudad lejos de Miami, recuerdo que recibo un mensaje de mi hermano donde me mandaba una foto junto a él en el locker y decía que me estaba esperando. Fue increíble, recordé cuando jugamos aquí en Caimanes, tanto años juntos, cuando estábamos niños. Andábamos juntos, dormíamos juntos en los hoteles. Fue un sueño cumplido. 

Los hermano Solano se enfrentaron en la Gran Carpa.
P.

¿Nacionales de Washington o los Marlins de Miami?

R.

Fueron dos equipos que me brindaron la oportunidad de jugar en el mejor béisbol del mundo que es el de las Grandes Ligas. Dios me puso en lo Nacionales de Washington para darme la oportunidad de ser un profesional en el béisbol y de verdad me quedaría con los Nacionales. Siento que es mi casa, me siento bien con los directivos, con los coaches, incluso hay algunos que siguen ahí. Bobby Henley, coach de tercera, fue mi primer mánager como profesional en los Estados Unidos. Les debo mucho a ellos. 

P.

¿Cómo vivió esa Serie Mundial ganada por los Nacionales de Washington el año pasado?

R.

Contento por todos esos compañeros que lograron es hazaña. Que si quise estar ahí, claro, obviamente. Orgullosos de ser parte de su organización un año antes y contento por nuestro compatriota colombo-venezolano Adrián Sánchez, quien estuvo ahí y es muy buen amigo mío. 

P.

Clásico Mundial de Béisbol en 2017, juego contra Canadá y usted deja una postal llegando a zona anotadora....

R.

Llevar a Colombia en el pecho fue un anhelo, un deseo. Mucha pasión en ese juego. Recuerdo que mi hermano bateando, yo  en segunda y cuando sale ese batazo yo no recuerdo ver a Néder Horta, coach de tercera base (risas). Lo único que pensé fue en anotar y era la ventaja de nosotros. Cuando llegué salté porque fue algo especial. Es algo que no puedo describir, era un estadio lleno, de Grandes Ligas, y estaba representando a mi país. 

P.

¿Qué significa República Dominicana para su carrera?

R.

Dios bendiga a esa isla. Dios me lleva en un momento donde la Liga Colombiana estaba pasando una estremecida porque había mucha lluvia. A Daniel Mavárez le preguntan por un cátcher y me recomienda. Llego a los Gigantes del Cibao en diciembre del año 2010 y ahí empieza mi carrera. Luego estuve en los Tigres del Licey, me enfrenté a Bartolo Colón. En fin, fue una Liga que me aportó mucho. 

Jhonatan y Dónovan Solano juntos en los Marlins.
P.

Muchas veces la prensa intentó comunicarse con Dónovan y usted en los Estados Unidos, pero no había respuesta y decían que habían roces con la prensa, ¿es así?

R.

No, nunca ha habido un roce. Las llamadas que me hacían allá siempre trataba de contestarlas, también afectaba el cambio de horario, a veces uno como jugador en ese momento puede que esté ocupado con la familia. Pero roce con la prensa no. El jugador es una persona pública y sin la prensa no fuera pública. Si la prensa no publica nada de los peloteros ‘extranjeros’ acá en el país, no se enterarían de sus logros o hazañas. 

P.

¿Qué le faltó por ganar en el béisbol?

R.

Satisfecho completamente. Quizá me hubiese gustado un contrato multianual, ser campeón de la Serie Mundial, cosas como esas siendo pelotero, pero la verdad estoy satisfecho.  No gané una Serie Mundial como pelotero, porqué no puedo ganarla siendo ahora coach. 

P.

¿Económicamente ganó lo suficiente para vivir bien?

R.

Sí, claro. Ahora mismo tengo, gracias a Dios, una casa en los Estados Unidos y pienso que eso es una estabilidad para mi familia. Ahora con lo que viene veré la gloria de Dios en ese aspecto. 

P.

¿El mejor mánager que tuvo?

R.

Muchos, todos dieron un aporte positivo en mi carrera. Policarpo Anaya, Kodiro Miranda y todos esos americanos que sin ellos saber, fueron especiales en mi carrera. También el primer mánager que fue mi papá (Luis Solano). Les agradezco a todos. 

P.

¿Quién fue su mejor compañero en el béisbol?

R.

 Ian Desmond. Fue un pilar importante en mi carrera, un ejemplo a seguir. 

P.

¿En qué equipo quiso jugar desde niño?

R.

Siempre me gustaron los Bravos de Atlanta. Fue mi equipo ideal. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más noticias de:

  • Béisbol
  • Béisbol de Grandes Ligas
  • Jhonatan Solano
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web