“Mi mayor logro deportivo fue alcanzar una pensión”: Ab ...

    ¿Quieres recibir notificaciones?
    Si
    No
    5/10 INGRESAR Explora tu perfil

    Tienes 5 artículos gratis restantes

    Regístrate a EL HERALDO y disfruta de contenido ilimitado y muchos beneficios.

  • SUSCRÍBETE

Últimas noticias

Juan Ricardo Carvajal Vargas, alias el Diablo, en la sala de audiencias del Centro de Servicios Judiciales.
15:37

El representante del ente acusador pidió al juez del caso...

15:37

Sobre el nuevo sistema de la no 'mermelada', el comunicado...

15:16

Líderes, transportadores y comerciantes protestan por...

15:10

A través de un decreto emitido por la Alcaldía de San...

15:08

La obra tuvo un costo de $1,584,428,264 y contiene un...

15:02

Con la obligación de ganar el trofeo en casa, los dirigidos...

14:57

Tiene el tamaño de casi 3 canchas de fútbol y su capacidad...

14:35

Según la ONG Foro Penal, en Venezuela hay 688 "presos...

14:17

Fue sometido a una endoscopía, pues presentaba una...

14:05

El conjunto ‘Albiceleste’ jugará ante los venezolanos este...

“Mi mayor logro deportivo fue alcanzar una pensión”: Abel Leal

Fue uno de los primeros deportistas a los que se le apodó como ‘Tigre’ • Dueño de un poder al bate excepcional • Estuvo en varias selecciones Colombia.
Archivo
Archivo
Leal es uno de los nombres más referenciados de la pelota caliente colombiana. Fue subcampeón mundial en el año 1971. Archivo

Temas tratados

Fue uno de los primeros deportistas a los que se le apodó como ‘Tigre’ • Dueño de un poder al bate excepcional • Estuvo en varias selecciones Colombia.

Si a algo le temían los peloteros de antaño era a quedar desprotegidos económicamente muy a pesar de su fama local, sus logros deportivos y el talento que les sobraba.

Abel Leal era dueño de unas condiciones técnicas que fácilmente le habrían hecho un lugar propio en el béisbol de las Grandes Ligas si se lo hubiese propeusto. Pero como a muchos peloteros de la época, el temor a salir a una tierra desconocida, la barrera del idioma y no saber a qué dedicarse si no cuajaban en algún equipo en los Estados Unidos, los ponía a pensar a la hora de decidir dar el gran salto al norte.

Pero al ‘Tigre’ Leal no le daba miedo salir. De hecho se quedó esperando la gran chance de poder llegar a ser visto por un equipo en Las Mayores.

P¿A qué se dedica hoy en día Abel?

R Pues, a jugar los fines de semana sóftbol. Estoy pensionado del puerto (Colpuertos). Dedicado a mi familia, juicioso y disfrutando de los 75 años a los que, gracias a Dios, he llegado sano (risas).

P ¿Cómo es su familia?

R Tengo doce hijos, seis varones y seis hembras.

P Ni mandado a hacer, ¿Y con la misma señora?

R Con la misma, pero con diferentes (risas).

P ¿Cuál considera usted fue su mayor logro deportivo en el béisbol?

R Pues lograr una pensión.

P ¿Por qué ese en especial?

R Porque no era fácil para nosotros en esa época lograr una estabilidad. Éramos verdaderos peloteros aficionados. Era el nombre de Bolívar o Colombia en el pecho y el número en la espalda. Por ahí te daban los viáticos y pare de contar. Era verdadero amor por el Departamento o por el país.

P ¿Alcanzó a obtener la pensión vitalicia de Coldeportes ?

R No. Esa no se pudo alcanzar porque la mía del puerto es de cuatro salarios mínimos legales vigentes y por reglamentación no puedo acceder a ella. Sin embargo, estoy en estos momentos hablando con unos amigos de esto en una reunión en la que me enecuentro ahora precisamente.

P En el terreno de juego, ¿cuál fue su mayor logro deportivo?

R Son muchos que en este momento no recuerdo. Fueron tantas cosas que viví como beisbolista aficionado. Podría mencionar el subtítulo mundial aficionado con la Selección Colombia en 1971. Otro fue aquella final con Bolívar enfrentando a Atlántico en Santa Marta. Son tantas cosas buenas que me pasaron que escoger solo una me es muy difícil.

P Hablemos de ese jonrón y por qué es tan famoso en la historia del béisbol aficionado de nuestro país.

R Era una final y ante el encarnizado rival de siempre como lo es Atlántico. No venía haciendo un gran torneo, pero el mánager ‘el Loco’ Díaz, un cubano, me mantenía la confianza para poder definir. Estaban colgados dos outs, perdíamos dos por uno en el cierre del juego, la baja del noveno. De repente me paro en la caja de bateo frente a Ascensión Díaz, el lanzador, muy bueno recuerdo, que tenía el Atlántico. Era de Turbaco. Estaba en la cuenta de dos bolas y dos strikes. En el quinto lanzamiento la mandé fuera del estadio de Santa Marta (Rafael Hernández Pardo)

P Dicen que hubo histeria colectiva, muertos por ataques al corazón...

R Fue tremendo. Esos partidos entre Bolívar y Atlántico era como los de fútbol hoy en día. Como los clásicos. Se paralizaban las ciudades para seguirlos por radio. Cuando regresamos a Cartagena para la celebración, escuché la historia de una persona que había fallecido del corazón por el impacto emotivo que significó eso. Édgar Perea ya daba por campeón al Atlántico. Cuando pasamos por el río Magdalena para volver a la ciudad, nos agarraron a piedra. Estábamos pasando por la tierra del rival y la gente estaba ardida. Pero todo eso hacía parte del folclor y la pasión que despertaba el béisbol en nuestra tierra. Fueron años maravillosos.

P ¿Alguna anécdota en la celebración de aquel título nacional aficionado?

R El mánager nos perdonó una deuda que teníamos con él. El Loco nos prestaba de su dinero para los viáticos que a veces se retrasaban. Y en la ida al estadio le hicimos una apuesta, que si ganábamos nos pasaba por alto el tener que pagarle lo que él nos había prestado para los viáticos.

P Cuentan que hubo algo en especial que lo inspiró, la madre de su compañero Humberto Bayuelo (murió el 24 de abril de 2015) le pidió en el lecho de enferma que ganaran el campeonato, ¿fue así?

R  Así fue. Él me llevó a ver a su madre en el lecho de enferma. Nos pidió que trajeramos el título final. Cuando estaba en la caja de bateo antes de dar el jonrón, mi compadre, que lamentablemente nos dejó este año, me dijo compadre recuerde a mi mamá. Después de eso di el batazo. Y algo más que recuerdo fue que lo di con un bate que había traído Orlando ‘Ñato’ Ramírez desde los Estados Unidos. Era un bate marca Ludvig 125.

P Ustedes eran las estrellas del país en ese momento...

R Así es. De nosotros se hablaba en la radio siempre. Aquí era Melanio Porto, Napoleón Perea, Eugenio Baena, Luis Alberto Payares Villa, el Villano, nos dieron mucho realce en sus programas de radio. No se hablaba de otra cosa en Cartagena que no fuera de béisbol y de boxeo.

P ¿Cómo se siente hoy?

R La paso bien. Sigo practicando mi sóftbol con los amigos. Tengo una vida saludable. La gente me recuerda con cariño por donde voy. Paso en el estadio Mono Judas Araújo.

P Usted fue reconocido siempre como ‘el Tigre’ Leal, pero tuvo varios apodos, aunque ese es el más célebre de todos...
R Me dicen ‘el Tigre’. También me llamaron ‘el Diablo’, ‘el Trinquete’, ‘el Fusil’. Todos esos por el poder al bate que demostraba cuando jugaba a la pelota.

P Usted y otros tantos peloteros colombianos de su época tenían las condiciones para estar en las Grandes Ligas, ¿por qué no llegaron antes más a estos equipos?

R Aquí no llegaban tantos cazatalentos de esos equipos. Por eso no se le dio la oportunidad a tanto beisbolista con tantas condiciones que se perdieron sin una chance de poder llegar a los Estados Unidos a jugar en la MLB.

El expelotero ahora practica sóftbol a sus 75 años.

“Hasta gratis habría jugado en los Estados Unidos”


P  ¿Por qué teniendo todo el talento que se le conoció no llegó a Las Mayores?

R  Tener una oportunidad en ese tiempo era muy complicado. Los que alcanzaron a tenerla fueron porque los cazatalentos venían de forma extraordinaria a verlos. De lo contrario de aquí no hubieran salido nunca.

P  ¿Se perdieron muchos jugadores colombianos para las ligas mayores?

R  Si los cazatalentos hubiesen llegado como llegan hoy, sin temor a equivocarme hace rato que tendríamos más de veinte Grandes Ligas activos. Se perdió mucho talento sin ser visto.

P  ¿Fue su gran frustración?

R  Acá estoy feliz. Me habría gustado llegar a jugar en los Estados Unidos. Si me hubiesen visto, hasta gratis me voy a jugar porque sé que estaría pensionado de la MLB. Pero con lo que hice acá también estoy feliz.

P  ¿Había temor en usted de irse de su casa, a un país en el que no conocía el idioma, por el solo de hecho de estar en las Grandes Ligas?

R  No, temor, no. Creo que fueron las circunstancias que no se dieron en mi caso personal. Pero es algo que uno se pregunta siempre. Qué habría pasado si me dan la oportunidad de mostrarme en el mejor béisbol del mundo. Eso no lo sabremos. Tampoco me fastidia eso. Vivo feliz.

P  ¿Qué piensa del béisbol colombiano en la actualidad?

R  Falta más apoyo, faltan campos donde podamos desarrollar a los nuevos talentos. Si nos comparamos con República Dominicana el jugador está activo casi todo el año y acumula una gran cantidad de turnos. El nuestro, no. Ahí hay una desventaja. Porque en cuanto a talento, el colombiano tienen todas las herramientas para poder triunfar.

P  Su opinión de los actuales Grandes Ligas colombianos…

R  Hace un gran trabajo en el caso de Julio Teherán nuestro gran orgullo. José Quintana, Ernesto Frieri, los hermano Solano. Todos son grandes peloteros. El que llega a allá no le regalan nada. Tienen grandes méritos.

Temas tratados

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Deportes
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
¡Hola!
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

Estimado lector,

Lector de noticias
Acceso ilimitado
Rincón Juniorista
¿Ya tienes una cuenta?
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
Copa america Brasil 2019 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
Vea aquí todas las noticias de la selección Colombia