Descripcion de la foto
Por: AFP Agencia

Maradona recibe a su nuevo equipo como si fuera un hijo

“Tuve muchos traspiés en la vida y hoy asumo esta responsabilidad como quien tiene un hijo en los brazos", declaró el astro argentino a los directivos y jugadores de Dorados Club de Sinaloa.


Ni Bolivia por Evo Morales, ni en Venezuela con Nicolás Maduro. Diego Maradona eligió a México para tener un renacimiento profesional después de sus problemas de salud y adicciones. Así lo expresó este lunes en su presentación como director técnico de los Dorados de Sinaloa.

"Quiero darle a Dorados lo que me perdí cuando estaba enfermo. Habré estado enfermo 14 años", dijo en conferencia de prensa en un hotel de la ciudad de Culiacán ante unos 200 periodistas nacionales e internacionales.

La afluencia de la prensa fue inusual este lunes para el equipo de la segunda división mexicana, pues a los Dorados los suelen cubrir apenas unos 10 medios locales de Sinaloa, al noroeste de México.

Arrastrando las palabras por momentos y con un discurso no muy articulado, en lo que en algunos tramos pareció una confesión de su turbulento pasado, Maradona pareció también ir a buscar la paz a esa plaza en la costa del Pacífico mexicano.

"Hoy quiero ver el sol, antes no quería acostarme, ni sabía lo que era una almohada", añadió Diego.  "Tuve muchos traspiés en la vida y hoy asumo esta responsabilidad como quien tiene un hijo en los brazos".

Para el argentino, la oferta de Dorados es como si le dieran "una mano" que no aceptó ni siquiera de sus grandes amigos de la política sudamericana.

"Estuve hablando con Evo y me ofreció la selección boliviana, estuve hablando con Maduro y me ofreció la selección venezolana", comentó Maradona y aseguró que también dejó de lado otras ofertas de equipos de Argentina y Bielorrusia.

A sus 57 años, Diego dijo sentirse "en el mejor momento de mi vida" y se comprometió corresponder la confianza de los Dorados. Ofreció mucho esfuerzo para lograr el ascenso.