El Heraldo
Luis Patiño fue durante gran parte de la temporada miembro de la rotación de abridores de los Rays. Cortesía
Deportes

“Este año maduré mucho, eso marcó la diferencia”: Luis Patiño

El barranquillero Luis Patiño lanzó más de 70 entradas esta temporada con los Rays de Tampa Bay

La temporada de Luis Patiño en las Grandes Ligas fue para afianzarse, para tomar confianza y aprovechar las oportunidades que le dio el staff de los Rays de Tampa Bay. Fueron 77.1 entradas lanzadas las que tuvo el barranquillero en el equipo grande, siendo además, una gran parte de la temporada, miembro de la rotación de abridores.

En entrevista exclusiva para EL HERALDO, el pitcher que hoy está celebrando su cumpleaños 22, habló de lo agradecido que está con su organización, de lo que espera para la campaña 2022 en Las Mayores y de cómo vivió el momento cuando sus padres lo vieron lanzar en vivo en un estadio de la mejor liga de béisbol del mundo.

Asimismo, Patiño aprovechó para enviarles un mensaje a todos los barranquilleros y colombianos en general por el gran apoyo que recibió durante el año, asegurando que cada uno de los comentarios lo motivaba para seguir adelante.

P.

¿Cómo analizas esta temporada?

R.

La verdad es que ya después de estar descansando, de tener la mente en otra cosa, puedo decir que mi temporada fue una bendición. La oportunidad que me brindó la organización de los Rays es de las más grandes que he recibido en el béisbol, me permitieron afianzarme en el equipo grande, tener un puesto en la rotación y luego como relevo. Ellos siempre mostraron confianza en mí, contando conmigo en cualquier momento. Me siento bendecido por eso. Ahora toca prepararse para la próxima campaña para seguir consolidándome cada vez más.

P.

Se puede decir que fue un año para tomar experiencia…

R.

Fue año para yo cogerme confianza, con las casi 80 entradas lanzadas en Grandes Ligas y 30 en Ligas Menores, fue el año con más innings de trabajo en una temporada, consolidándome como un abridor que pueda lanzar 140 o 150 episodios el año que viene. Siento que las cosas salieron bien, ahora hay que seguir cogiendo experiencia, y venir el otro año mucho mejor.

P.

Qué crees que aprendiste o mejoraste en tu juego esta temporada?

R.

Creo que en el 2020 aprendí a ser más maduro, teniendo otra mentalidad a la hora de lanzar. Muchas personas este año me decían que había madurado en el montículo, que me veía mucho más profesional. Esa es una de las cosas que quería mejor, o aprender a controlar más mis emociones. Trabajé mucho mi parte mental este año y creo que me funcionó, a pesar de que hubo malos momentos en la temporada, nunca bajé la cabeza, siempre mostré esa parte de mí que es guerrera, que siempre lucha hasta el final, siempre me mantuve con la mentalidad positiva, eso fue lo que para mí marcó la diferencia este año.

P.

El manager de los Rays, Kevin Cash, tiene una forma muy particular de dirigir. Según el año que tuviste, te tuvo mucha confianza…

R.

Sí, Cash tiene una forma particular de “managear”, es una persona muy inteligente. Siempre confió en mí, igual que coach de pitcheo, me mostró el apoyo todo el año. Pude hacer las cosas bien y aprender muchísimo de ellos. Ya para el próximo año seguro será más grande la confianza y me darán un rol más específico.

P.

En el 2020, cuando debutaste en Grandes Ligas, no tuviste la oportunidad de tener a tus padres contigo, pero este año sí pudieron verte lanzar en el estadio ¿Cómo fue para ti ese momento?

R.

Sí, no tuve la oportunidad de tenerlos cuando debuté con los Padres, sí los tuve ahora con Tampa, eso fue una motivación grande para mí, saber que mis padres estaban en las gradas mirándome, al igual que el resto de mi familia en Colombia. Eso fue un apoyo inmenso, que me hizo sentir con mucha más confianza y que me marcó mucho. Ellos se merecen eso, merecían ir a verme, hicieron muchos sacrificios por mí, gracias a ellos es que estoy donde estoy.

P.

Notamos que cada vez que subías al montículo te encomendabas a una medalla en tu cuello, por tu abuela Neila. Háblanos un poco de eso...

R.

Sí, cada vez que subía al montículo, en cada juego, yo tenía en mi cuello una cadena con una foto de mi abuela conmigo, que fue la última foto que tuvimos juntos. Es algo que vale mucho para mí, algo que tiene muchísimo significado porque mi abuela murió el pasado enero por covid, ella hizo muchos sacrificios también por mi para que yo fuera lo que soy, pero lamentablemente no me pude ver lanzar en Grandes Ligas, estando ella en el estadio. Entonces cada vez que tenía la oportunidad de lanzar iba con mi medallita encomendándome a Dios y a ella, diciéndole que era en honor a ella. Gracias a Dios puede hacer las cosas de buena manera y espero que se sienta orgullosa de las cosas que he hecho. Cada año iré con esa medallita porque significa bastante para mí.

P.

¿Cuál fue la clave para que los Rays fueran el mejor equipo de la Liga Americana?

R.

Yo creo que la unión, el amor que se siente en el clubhouse es magnífico en esta organización. Cada uno de los jugadores, tanto entre los veteranos como entre los novatos hay una comunión, una integración grande que hace que el equipo sea como una familia. Eso es lo más importante, lo que hace que el equipo gane. Creo que ninguno sale con presión, todos salimos a disfrutar al terreno de juego, así es que llegan los triunfos.

P.

¿Cuáles son tus objetivos y metas para la próxima temporada?

R.

Ahora mismo mis objetivos son prepararme de la mejor manera en esta temporada muerta, llegar saludable al sprint training. Ya, ahí, hablar con el equipo, ver cuál será mi rol en 2022 y de ahí sacar los objetivos para el año. Los objetivos son los mismos siempre, mantenerme saludable, disfrutar el juego, siempre prepararme de la mejor manera para que todo salga bien.

P.

Este 2021 era impresionante la cantidad de mensajes de apoyo para ti en todos lados…

R.

Siempre me he sentido contento, me llena de motivación y me llena mucho el corazón todo ese apoyo. Les agradezco mucho el apoyo, gracias por todos los mensajes que recibí, en los malos momentos me decían que no perdiera la cabeza, que siguiera trabajando, que hiciera mis cosas, que confiara en mí. Quiero decirles a todos ellos que todo lo que yo hago es en representación de cada uno de ellos, todos los amantes del béisbol, de mi país, de mi ciudad, para seguir haciendo crecer el béisbol colombiano y así también ayudar a muchos niños, para seguir abriendo el camino en este deporte a los que vienen después, también lo hago para eso. Gracias a todos por ese apoyo que siempre me han brindado.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.