El Heraldo
El exboxeador barranquillero Sugar Baby Rojas en Miami. Cortesía
Deportes

“He llorado por todo lo que estamos pasando en EE. UU.”: Sugar Baby Rojas

El excampeón mundial, ganador del cetro súpermosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y residente en Miami desde 1982, habló con EL HERALDO sobre el angustioso panorama que se vive en el país norteamericano.

Como la espuma. Los casos de contagiados y muertos por el coronavirus no cesan en los Estados Unidos. El país norteamericano es el más afectado a nivel mundial y ha superado a España, Italia y China, otras de las tres naciones azotadas por esta pandemia. Hace 39 años, Sugar Baby Rojas, el primer boxeador barranquillero que se colgó un título mundial (súpermosca del CMB), decidió plantarse en Miami junto a sus familiares. Si bien la zona donde viven no registra un elevado número de casos como Nueva York, el expegador no es ajeno al dolor. 

“Todos sabemos que esta semana será la más alta en cuanto a casos. Yo nada más estaba saliendo en horas de la tarde al supermercado para comprar nuestros víveres y mis ensaladas. Trato de tomar agua de coco y muchas cosas que me sirvan para mantenerme firme en las defensas.  Estamos cuidándonos porque en realidad es bastante angustioso. Yo estoy optimista de que nada va a pasar, pero he estado bastante triste, deprimido, he llorado mucho por lo que estamos pasando. Le dije a mi mujer que esto que ha pasado, ha demostrado que entre el rico y el pobre no hay esa laguna que veíamos. Dios nos mira a todos por igual, no hay una distancia entre una persona millonaria o pobre, entre un blanco o un amarillo. Eso no se mira”, expresó el atlanticense de 59 años.  

Sugar reconoce que en su país de residencia subestimaron al coronavirus. “El virus estaba desde octubre. Tengo una amiga boliviana, experta en medicina natural, y ella me había hablado de ese virus. Yo, por ejemplo, no le paré bolas, y hoy mira todo lo que está pasando. En noviembre o diciembre escuchábamos los casos en China, pero nuestra gran equivocación fue pensar que esto era algo para los chinos no más. Nadie imaginó que iba a ser una pandemia”. 

Visita a Barranquilla  

El pasado 19 de marzo estuvo en Barranquilla visitando a sus familiares. En Colombia ya se habían registrado casos de pacientes positivos por el brote de la COVID-19 y fue por eso que Sugar decidió realizarse la prueba para no poner en riesgo la salud de sus familiares, sobre todo, la de su madre Juana Morales, de 95 años y residente en el barrio El Bosque.  

“Ya era consciente de lo que se vivía en Colombia y cuando llego a mi ciudad, lo primero que hago es realizarme la prueba. Lo hice para proteger a mi familia. Gracias a Dios salió negativa y pude ver a mi mamá. Luego de unos días me regresé a los Estados Unidos y aquí estamos en la lucha”, rememora el sexto campeón mundial que tuvo Colombia tras Antonio Cervantes ‘Kid Pambelé’, Rodrigo Valdés, los hermanos Ricardo y Prudencio Cardona, y Fidel Bassa. 

Sugar, que trabaja en los Estados Unidos como entrenador personalizado de boxeo, habló de su hermano Clemente Rojas, medallista de bronce en los Juegos Olímpicos de Múnich en 1972. “Él vive en Brickell. Gracias a Dios se encuentra bien, compartimos juntos hace poco y está tomando todas las medidas de precaución. En Miami hay una cuarentena, establecida hasta el 27 de abril y se extenderá hasta el 7 de mayo. Saldremos adelante y vencedores”, concluyó.  

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.