Últimas noticias

Yesid Reyes.
01:10

Reyes dijo que así está consolidado en el Acuerdo de...

Jacobo Quessep, actual alcalde de Sincelejo.
01:01

Con Jacobo Quessep también está Teoboldo Núñez. ...

La Policía mostró a la prensa la droga y el vehículo.
00:57

El carro fue hallado en la vía Planeta Rica-Montería.

El alcalde Rafael Martínez al momento de abrir la llave.
00:39

Proveen 20 mil litros de agua para unas  675 familias...

Dos operarios instalan los paneles en la comunidad de Murujuy, en zona de la Alta Guajira.
00:33

El proyecto lo llevó a cabo la organización sin ánimo de...

Equipo ganador.
00:27

El evento reunió 150 personas con idea de negocios.

Ramón Dávila y Eric Flesh.
00:23

Este miércoles se celebra foro sobre Gas Natural Vehicular.

Proyecto de vivienda en construcción ubicado en la ciudad de Barranquilla.
00:20

La presidenta ejecutiva del gremio, Sandra Forero, dijo que...

Lebith Rúa Rodríguez, recluido en Valledupar.
00:15

La diligencia estará presidida por el juez Primero de...

Juan Carlos Ágamez (azul) junto a sus abogados.
00:12

Declaraciones dadas en juicio oral  por víctimas de...

El titulo es:“El béisbol del Atlántico se encuentra abandonado”: Ubaldo Salinas

“El béisbol del Atlántico se encuentra abandonado”: Ubaldo Salinas

El hombre que fue campeón mundial con la Selección Colombia en 1965 recuerda las épocas doradas de la pelota, cuando lo llamaban el Diablo.
Ubaldo Salinas Iriarte conserva cada uno de los trofeos que ganó en su época como beisbolista amateur.
Por: Rosember Anaya @rdeportes

Temas tratados

El hombre que fue campeón mundial con la Selección Colombia en 1965 recuerda las épocas doradas de la pelota, cuando lo llamaban el Diablo.

“Los bates de antes eran hechos con caña brava”. La expresión la lanza mientras agita el madero y va camino hacia un mueble rodeado de trofeos que adornan la sala de su casa.

Ubaldo Esteban Salinas Iriarte, conocido en el mundo del béisbol como el Diablo, mantiene intactos los recuerdos de su trayectoria como pelotero amateur.

El barranquillero, campeón mundial con la Selección Colombia en 1965, sigue vinculado al deporte que lo apasiona desde los ocho años. En su mente aún están esos juegos en la calles del Barrio Abajo, cuando entendió que lo suyo era el béisbol.

A sus 74 años,  Salinas anhela que la pelota sea mirada con más fuerza en el Atlántico para que lleguen más peloteros a las Grandes Ligas.


P ¿Qué hay de la vida de Ubaldo Salinas Iriarte?

R  Soy dirigente del béisbol profesional, ayudo a los peloteros en su formación.

P  ¿Cómo era el béisbol en su época?

R  Ese fue un béisbol tremendo, con grandes figuras colombianas. Aquí estaba ‘Petaca’ Rodríguez. ‘Chita’ Miranda, Humberto Vargas, después vino el monstruo que fue Vicencio Rodríguez, ese tipo era un grande, él pudo ser gloria del béisbol colombiano. Tenía potencia a la hora del bate, pero ese tipo bebía mucho y eso lo deterioró.

P  ¿Cómo ha visto la evolución del béisbol en el Atlántico?

R  La verdad es que el béisbol en el Atlántico está decaído. Se ha descuidado bastante y el estadio Tomás Arrieta está muy deteriorado. Dicen que habrá béisbol profesional, pero por lo que yo veo el estadio está en unas condiciones paupérrimas.

P ¿Qué piensa que hace falta?

R Para que el béisbol de Colombia tenga progreso se necesitan más estadios, que se preocupen por los peloteros, que la gente esté metida en el béisbol. Pero aquí no le prestan atención, tenemos que esperar ayuda del Gobierno.

P ¿El nivel actual cómo lo analiza?

R La liga no está bien constituida. Con algunos muchachos se están sacando nuevas figuras. Pero para mí el béisbol está abandonado en el Atlántico.

P ¿Qué es lo que más recuerda de su época como beisbolista?

R Lo que más puedo recordar son los campeonatos nacionales que tuve con Atlántico, fuimos tricampeones. Fui campeón mundial en 1965. No teníamos la experiencia internacional, pero teníamos un buen recorrido y conformamos un gran equipo. Con Tony Pacheco a la cabeza, un hombre al cual le debemos mucho.

P ¿Cómo fueron sus inicios en el béisbol y por qué se inclina por este deporte?

R Tenía ocho años cuando estaba en el Barrio Abajo y como el estadio me quedaba cerca siempre me llamó la atención el béisbol. Veía a los peloteros practicar, mi idea siempre fue convertirme en un beisbolista profesional, no llegué a conseguirlo, pero siempre tuve mis propuestas, pero no estaba en condiciones físicas para jugar pelota profesional.

P ¿Cómo fue su primer bate y guante?

R Anteriormente se jugaba era con bola de pita en la plazoleta del Tomás Arrieta. El bate era de madera, de caña brava. Después fue que el béisbol tomó un gran auge y llegaron mejores implementos deportivos. Se jugaba con manillas de trapo, jugábamos en la calle, a dos bases.

P ¿Por qué segunda base?

R Bueno, primero yo fui shortstop, jugué con el equipo del Terminal y después me dijeron que jugará en la segunda base y me quedó gustando.

P ¿Cuál es la jugada que más recuerda en su época como beisbolista?

R Yo duré como 11 años jugando y hay muchas jugadas. Recuerdo una batazo entre tercera y shortstop, lo agarré, tiré a primera e hice doble play.

El actual Salinas, luciendo un uniforme que le dieron los Reales de Kansas City.



P ¿Por qué le pusieron el apodo del Diablo?

R Ese apodo me lo puso Jaime Jiménez. Recuerdo que le dije ‘hey Jaime que te pasa, yo sé que no soy tan bonito, pero como se te ocurre ponerme el Diablo’. Me respondió diciéndome que yo era un diablo en las bases. Yo era un hombre que corría bastante, muy sagaz y robaba muchas bases. También estaba Ezequiel Teherán y Luis De Arco, éramos rápidos y nos apodaron ‘la tanda de los conejos’.

P ¿Le tenían miedo?

R Eso es lo que la gente se supone con el apodo, pero no era miedo sino que sabían que no me podían dejar llegar a la base porque tenían una culebra.

P ¿Usted cree que hoy estuviese en Grandes Ligas?

R Llegar a Grandes Liga era muy difícil porque había que hacer un preámbulo en la pelota amateur, estar en juegos internacionales, prepararse bien. A las Grandes Ligas no iba cualquiera. Aquí no había béisbol, en cambio después llegó la televisión y otros entrenadores. Aquí vino  José Martínez (q.e.p.d), que fue mi gran amigo.

P ¿Qué significó José Martínez para usted?

R Hace un mes me dijeron que se había muerto, él fue quien me llevó a los Estados Unidos y estuve en los campos de entrenamiento de los Reales de  Kansas City. Ese tipo no quería fiesta conmigo.  Me causó gran pesar su partida. José era un tipo muy recto.

P ¿Qué pitcher fue su dolor de cabeza?

R Ummmm…. Tendría que revisar, enfrenté a tantos lanzadores, que le verdad no me acuerdo. No fui un bateador de poder, pero si daba mucho hit, tenía rapidez mental y me movía bien en las bases.

P ¿Cómo era usted como mánager?

R A los peloteros los atendía, pero también les imponía un régimen de disciplina. Muchos jugadores de aquí no han progresado es por su indisciplina. Yo nací para ser beisbolista, desde pequeño me gustó este deporte. Lo que tengo se lo debo al béisbol.

 

“Rentería es el mejor de la historia del país”
P ¿Qué recuerda del título Mundial que alcanzó con la Selección Colombia en 1965?

R De ese equipo recuerdo mucho a Armando Crisson, a ‘Chita’ Miranda, a Cabadía, a ‘Petaca’ Rodríguez, todos esos peloteros grandes. Supimos acoplarnos y seguir las orientaciones de nuestro entrenador. Enfrentamos a equipos que estaban super preparados como Panamá, pero Tony Pacheco nos ayudó mucho y así pudimos salir campeones.

P ¿Sigue en contacto con los compañeros con los que se coronó campeón?

R Algunos ya se han muerto. Teníamos una gran camada de peloteros, la verdad es que no sé de la vida de ellos. La mayoría creo que se ha muerto, menos mal que yo estoy escondido por acá y le cierro la puerta (risas).

P Pero usted es el Diablo, a lo mejor se lleva a la muerte...

R (Risas). No creas. A mí al principio no me gustaba que me dijeran el Diablo, pero con el tiempo me acostumbré y ya no me molesto. Lo que pasa es que antes distinguían a los peloteros por su apodo.

P ¿Para usted quién es el mejor beisbolista de la historia de Colombia?

R No hay duda, Édgar Rentería es el mejor pelotero que ha dado Colombia. Para llegar a Grandes Ligas hay que tener números. No es solamente pegar un jonroncito, hay que mantener una regularidad, y Édgar la supo tener. Tuvo temporadas muy buenas por eso siempre lo recuerdan y más ahora que los Gigantes quedaron campeones.

P ¿Cómo le pareció la Serie Mundial?

R No sé qué le pasó a los Reales, quizá fue suerte. Yo quería que ellos ganaran, pero los Gigantes siempre han tenido un buen cuadro y así es el béisbol.

P ¿Qué piensa de los peloteros colombianos que están actualmente en Grandes Ligas?

R Pienso que son muchachos que aún no han llegado al tope. Han progresado porque están entregados. No es solamente jugar sino tener disciplina.

P ¿Sabe usted que es el Facebook?

R La verdad es que eso nunca me ha interesado, eso lo oigo mentar es ahora. Me hablan mucho de Orlando Palma (periodista) que está haciendo un gran curso y es gran amigo mío. Él no jugó béisbol, pero sabe mucho.

Temas tratados

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Deportes
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
¡Hola!