El Heraldo
Ana Iris Segura durante la competencia. César Bolívar
Deportes

Con susto incluido, Ana Iris Segura gana dos medallas de oro

Al momento de levantar los 97 kilogramos en el envión, la pesista se lastimó su rodilla izquierda en el momento que dejó caer la barra. Tras la verificación del personal médico, se conoció que fue un simple calambre.

Un regalo de cumpleaños anticipado. Ana Iris Segura apagará 27 velitas el próximo jueves y se propuso celebrarlos con todas las de la ley en los Juegos Centroamericanos y del Caribe. Ana, que llegó al mundo de la halterofilia siguiendo los pasos de su hermana y huyendo de los regaños de su madre Carmen, se quedó ayer en el coliseo de la Universidad del Atlántico con las dos medallas de oro (arranque y envión) que repartió los 48 kilogramos. 

“Me siento muy orgullosa de representar a mi país y darme mi regalo de cumpleaños. Me venía preparando para esto. Después de ser tercera en el Mundial seguía trabajando muy fuerte porque sabía que las mexicanas y las dominicanas venían detrás de mí. Gracias a la seguridad de mi trabajo todo se dio”, destacó la nacida en Tuluá, Valle del Cauca. 

Precisamente en su municipio Ana se enamoró de la halterofilia. A los 11 años ingresó y le tomó amor a esta disciplina donde las lágrimas, el sudor y la gloria se fusionan. 

“Me daba adrenalina ver a mi hermana (Kelly) que fue pesista. Yo la acompañaba. Yo le decía a mi mamá que quería levantar pesas y ella me decía que no porque yo era muy flaquita. Una vez me le escapé y me fui a entrenar. Mi mamá me pegó porque llegué tarde, ya que me había regresado a pie. Luego me tocaba salir a escondidas”, confiesa con una sonrisa la madre de Kevin Andrés, un pequeño de 9 años. 

Ana tuvo como primer entrenador a Aymer Orozco. Para ella el principal gestor de su salto al maderamen. “Él sabía, pese a mi peso, que era buena para el deporte”, agrega Ana quien fue en sus inicios campeona departamental, nacional y su mayor logro llegó el año pasado en California, Estados Unidos, cuando se plantó en el tercer lugar en el Campeonato Mundial de Pesas. 

Ayer, en sus primeros Juegos Centroamericanos y del Caribe, su sonrisa brilló para las cámaras. En el arranque venció a todas sus rivales con un movimiento de 81 kilogramos y estableció récord en estos Juegos. En el envión también gozó y celebró en lo más alto del podio gracias a los 97 kilogramos. Se quedó a uno de romper el récord que está en poder de la puertorriqueña Lely Burgos. En el total, Ana Iris, quien a veces es confundida con la atleta Caterine Ibargüen por los “rasgos de su rostro”, impuso un nuevo récord de 178 kilogramos en las justas.

Momento en el que personal médico retira a Ana Segura. César Bolívar
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.