El Heraldo
Efe
Mundo

Infantino pide un alto al fuego en Ucrania durante el Mundial de Qatar

El presidente de la FIFA Gianni Infantino, dio un discurso durante la cumbre del G20 donde también solicitó que al menos haya implementación de corredores humanitarios.

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, pidió este martes un alto el fuego en Ucrania durante el mes que se celebra el mundial de fútbol a partir del próximo 20 de noviembre, durante un discurso en la cumbre de líderes del G20 en la isla indonesia de Bali.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
El Heraldo
AFP
Mundo

Osaka, dispuesto a cerrar prostíbulos para dar su mejor imagen en la cumbre G20

Los organizadores tampoco han olvidado instalar los últimos modelos de los mundialmente conocidos retretes japoneses, que ofrecen música, regulador de temperatura y diversos tipos de chorros de agua para todos los gustos.

La ciudad japonesa de Osaka, que el viernes y el sábado acoge a los grandes líderes mundiales reunidos en la cumbre del G20, quiere dar la mejor imagen de sí misma, incluyendo el cierre voluntario de los prostíbulos en su conocido distrito rojo.

Los organizadores tampoco han olvidado instalar los últimos modelos de los mundialmente conocidos retretes japoneses, que ofrecen música, regulador de temperatura y diversos tipos de chorros de agua para todos los gustos.

Las delegaciones disponen además de nuevos modelos con tiempo de rellenado reducido (solo 20 segundos) y que gastan menos agua, para reafirmar el mensaje ecologista que quiere dar el país organizador de la cumbre.

Los residentes de Osaka, la segunda ciudad de Japón, tienen fama de ser abiertos y con sentido del humor, a diferencia del resto del país, y quieren demostrarlo.

Por eso el conocido grupo local Obachaaan, formado por mujeres de 70 años, publicó un vídeo rap explicando en inglés y con mucho humor la cultura de la ciudad.

También los restaurantes ofrecen sus mejores platos a los visitantes, como el conocido takoyaki, una especie de albóndiga a base de pulpo.

Incluso la industria del sexo decidió voluntariamente cerrar las puertas de sus locales en el conocido distrito rojo de la ciudad, algo que no ocurría desde 1989, cuando murió el emperador Hirohito.

Los 159 establecimientos del distrito de Tobita-Shinchi estarán cerrados durante la cumbre.

"Queríamos dar apoyo al G20 a nuestra manera", dijo a la AFP el responsable de la asociación del distrito, que no quiso ser identificado.

"Esta medida no será beneficiosa para nosotros. Pero si de alguna manera beneficia a Osaka en su conjunto, será bueno, estoy seguro", añadió.

Antes del cierre previsto, el viernes y el sábado, los establecimientos ya pusieron cortinas en sus entradas para que no se vea la actividad dentro de los locales desde la calle.

 Su mejor cara

Osaka quiere dar su mejor imagen posible, también de cara a 2025, cuando organizará la Exposición Universal.

Por su parte el gobierno de Japón, uno de los países con menos crímenes violentos del mundo, ha reforzado la seguridad antiterrorista de cara al evento.

Unos 32.000 agentes de policía, junto a 60 barcos guardacostas y más de mil oficiales de marina, han sido desplegados en Osaka y en el centro de convenciones Intex, donde se reunirán los líderes mundiales.

La policía también controla los accesos del conocido castillo de Osaka, donde se reunirán los líderes y que quedará parcialmente cerrado.

Las autoridades han bloqueado además la circulación en las grandes avenidas de la ciudad y han advertido que durante la cumbre habrá retrasos "a gran escala y de larga duración".

Al revés de los automovilistas, los niños de la ciudad sí estarán contentos porque las escuelas están cerradas el jueves y el viernes.

Las autoridades también prohibieron el uso de drones y los servicios de transporte esperan numerosos retrasos.

"Esta será la mayor cumbre que Japón haya organizado jamás", dijo el secretario del gabinete del gobierno, Yoshihide Suga, a los responsables locales y al personal de seguridad que vigilan el centro de convenciones.

"Es de suma importancia que mantengamos la seguridad tanto en la tierra como en el mar", aseguró.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
El Heraldo
Macron y Trump Tomada de Internet.
Mundo

Macron y Trump hablarán sobre Irán durante el G20

Francia ha multiplicado las iniciativas y declaraciones para intentar apaciguar las crecientes tensiones entre Estados Unidos e Irán, que hacen temer una crisis en la región del Golfo arabe-persa. 

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, anunció el lunes que se reunirá con su homólogo estadounidense Donald Trump para abordar la crisis iraní durante la cumbre del G20 que se celebrará a finales de semana en Japón.

"Tendré reuniones al margen del G20, y obviamente tendré una reunión en particular con el presidente Trump", declaró Macron ante la prensa al término de una cumbre sobre el Mediterráneo celebrada en Marsella (sureste de Francia).

"Envié a mi asesor diplomático" Emmanuel Bonne a Irán la semana pasada, recordó el presidente francés en Marsella. Bonne se reunió con varios dirigentes iraníes "con el objetivo de contribuir a la reducción de las tensiones en la región", explicó entonces la presidencia francesa.

Las relaciones entre Estados Unidos e Irán comenzaron a tensarse desde la retirada unilateral de Washington en mayo de 2018 del acuerdo internacional sobre el programa nuclear iraní y el restablecimiento de duras sanciones contra Teherán.

A esto se sumaron recientes ataques de origen desconocido contra buques petroleros en el Golfo en mayo y junio, que Estados Unidos adjudica a Irán.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
El Heraldo
Donald Trump, presidente de los Estados Unidos. AFP
Mundo

Las conversaciones comerciales con China “van muy bien”, dice Trump

La detención en Canadá de la directora financiera del gigante chino de las telecomunicaciones Huawei a pedido de Estados Unidos provocó además indignación en Pekín y hace temer por el desarrollo de las discusiones comerciales.

El presidente estadounidense, Donald Trump, afirmó este viernes en un breve tuit matinal que las negociaciones encaminadas a desactivar la disputa comercial con China “van muy bien”.

“¡Las conversaciones con China van muy bien!” tuiteó.

Tanto los observadores como los inversores dudan sin embargo de que Estados Unidos y China puedan concluir rápidamente un acuerdo comercial que ponga fin a la guerra de las tarifas entre ambos países, tal como prometió Trump tras la reunión con su homólogo chino Xi Jinping en Buenos Aires.

Estas dudas y los temores de una guerra comercial intensificada y prolongada pesan profundamente en los índices bursátiles.

La detención en Canadá de la directora financiera del gigante chino de las telecomunicaciones Huawei a pedido de Estados Unidos provocó además indignación en Pekín y hace temer por el desarrollo de las discusiones comerciales.

Elogiado por Trump, el acuerdo de Buenos Aires por ahora sigue siendo difuso. Los chinos han prometido en varias ocasiones “poner en marcha los puntos de consenso”, pero ninguna de las partes ha presentado algún detalle concreto o un calendario preciso de negociaciones.

Tras la reunión en Buenos Aires en el marco de la cumbre del G20, Washington acordó frenar la amenaza de Trump de aumentar los aranceles de 200.000 millones de dólares en importaciones chinas al 25% a partir del 1 de enero, dejándolos en la tasa actual del 10%.

Los estadounidenses dieron inicialmente hasta el 1 de marzo a China para llegar a resultados concretos, pero Trump no descartó que esa tregua se extienda más allá del 1 de marzo próximo. Y aunque prometió que las negociaciones tendrán buenos resultados igualmente amenazó con imponer nuevos aranceles si fracasan, lo cual agravaría las penurias que ya sienten consumidores y compañías estadounidenses.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
El Heraldo
Donald Trump, presidente de EEUU, y Xi Jinping, mandatario de China, durante una cena al final del G20. AFP
Mundo

Trump y Xi se reunieron en la cena más esperada del G20

Anoche concluyó la cumbre del G20 con una cena entre el mandatario estadounidense y el presidente de China sin conocerse aún algún acuerdo comercial.

Buenos Aires. La reunión tan esperada entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su par chino, Xi Jinping, inicióayer en Buenos Aires, al margen de la cumbre del G20, marcada por fuertes divisiones por “problemas” en el comercio y clima.

“Espero que dialoguemos y que sigamos dialogando después”, dijo Trump al ingresar a la cena en el hotel céntrico donde se aloja en la capital argentina.

La cita acapara la atención mundial, pero es difícil que los dos líderes de las mayores potencias mundiales concilien sus diferencias.

“Espero que la reunión entre Estados Unidos y China lleve a soluciones. Porque todos sabemos que estamos indirectamente impactados por el hecho de que las relaciones sino-estadounidenses no son lo buenas que el orden mundial requiere”, destacó la canciller alemana Angela Merkel.

Y justamente el comunicado final de los líderes de las 20 principales economías del mundo evocó los “problemas en el comercio” sin condenar el proteccionismo, el asunto más espinoso en la “guerra comercial” entre Estados Unidos y China.

De no revertir esta situación, habrá consecuencias en la economía mundial, según advirtió la directora general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde. Tenemos la “necesidad urgente de suavizar las tensiones comerciales, dar marcha atrás a los recientes aumentos de aranceles”, destacó.

Merkel pide a Putin aliviar tensiones

La canciller alemana Angela Merkel pidió  al presidente Vladimir Putin aliviar las tensiones entre Moscú y Kiev luego de la captura hace una semana de tres buques militares ucranianos por parte de Rusia.

“Se subrayó el tema de Siria y la situación entre Rusia y Ucrania por el estrecho de Kerch y el mar de Azov”, dijo a la prensa Steffen Seibert, portavoz de Merkel, al cabo de una reunión de trabajo entre los dos gobernantes, al margen de la cumbre del G20 en Buenos Aires.

Putin enfrenta una oleada de críticas por la escalada con Ucrania en el Mar Negro.

Los puntos claves del acuerdo

Los líderes del G20 encontraron mínimos puntos de entendimiento ayer para el comunicado final de su cumbre de Buenos Aires y las divisiones quedaron a la vista.

La declaración no trajo prácticamente compromisos concretos en cuestiones clave como comercio y clima, y, bajo presión del presidente estadounidense Donald Trump, evitó toda referencia al proteccionismo y reconoció el desacuerdo de Washington en relación al combate al cambio climático.

Luego de dos días de reunión entre sus líderes, estos son los puntos clave de la declaración que cerró el G20 de Buenos Aires:

Cambio climático

Los miembros del G20 signatarios del Acuerdo de París sobre clima -todos menos Estados Unidos- abogaron por la “completa implementación” del pacto al que calificaron de “irreversible”.

Asimismo, tomaron nota, sin compromisos, de los llamados de científicos en las Naciones Unidas a adoptar una meta más ambiciosa de reducción del calentamiento global en 1,5 grados Celsius por encima de los niveles previos a la revolución industrial.

Comercio

En línea con la visión de la Casa Blanca, el G20 indicó que las organizaciones multilaterales de comercio no cumplen sus objetivos de promoción del crecimiento y generación de empleo.

Una vez más, como en su primer comunicado en 2008, el G20 se refirió a la Organización Mundial de Comercio (OMC), a la que quiere reformar “para mejorar su funcionamiento”.

FMI. El FMI fue considerado crucial para la seguridad económica global. El texto aboga por proveerle fondos adecuados y culminar el proceso de reforma de cuotas, para las reuniones de primavera boreal del organismo en 2019. Las cuotas determinan el peso (derecho a voto) de cada miembro.

Corrupción

El G20 “se compromete a prevenir y luchar contra la corrupción y predicar con el ejemplo”.

Igualdad de género. El G20 volvió a comprometerse en la reducción de la brecha de género en el mundo del trabajo en 25% para 2025. Asimismo, sus integrantes harán mayores esfuerzos para mejorar la educación de las niñas.

Al señalar que las nuevas tecnologías transformarán el mundo del trabajo, el G20 hizo un llamado por un escenario laboral “inclusivo, justo y sostenible” a futuro. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

El Heraldo
AFP
Mundo

Putin lamenta cancelación de cita con Trump y dice que es “realmente necesaria”

El presidente ruso lamentó que su homologo estadounidense haya cancelado la reunión que tenían prevista al margen de la cumbre del G20 en Buenos Aires.

El presidente ruso, Vladimir Putin, lamentó que Donald Trump haya cancelado la reunión que tenían prevista al margen de la cumbre del G20 en Buenos Aires, al considerar que un encuentro entre ambos es "realmente necesario".

"Es una pena que no tengamos un verdadero encuentro. Creo que realmente es necesario. Espero que podremos reunirnos cuando el lado estadounidense esté listo", dijo Putin este sábado en una rueda de prensa.

Trump y Putin habían acordado una reunión bilateral para el viernes en Buenos Aires, pero justo antes de viajar el presidente estadounidense la anuló, argumentando la situación de tensión con Kiev tras la captura hace una semana por parte de Rusia de tres buques militares ucranianos con sus tripulaciones.

"Hablamos de pie. Respondí a sus preguntas sobre el incidente en el mar Negro. Él tiene su punto de vista sobre este asunto y yo el mío. Le informé" sobre lo que ocurre, indicó Putin, quien coincidió con Trump en una cena y otras actividades del G20.

El desencuentro entre ambos mandatarios ocurre la misma semana en que Michael Cohen, exabogado personal de Trump, se declaró culpable ante una corte de Nueva York de mentir al Congreso sobre la presunta injerencia rusa en la campaña electoral de 2016.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
El Heraldo
Archivo
Mundo

Trump, Xi Jinping y una reunión clave para el comercio mundial en el G20

Los mandatario de EEUU y China se verán en el marco de una cumbre signada por tensiones bilaterales y que tiene como uno de sus platos fuertes el encuentro entre estos dos líderes de las mayores economías mundiales.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el mandatario chino Xi Jinping se verán las caras este sábado en Buenos Aires al margen del G20, en una reunión clave para el comercio mundial.

En el marco de una cumbre signada por tensiones bilaterales, un enorme dispositivo de seguridad que cortó algunas de las principales vías de circulación de la capital argentina, y protestas en repudio al foro, la agenda del G20 tuvo siempre al tope el encuentro de los líderes de las dos mayores economías mundiales.

En el menú de la cena entre Trump y Xi, el plato fuerte será un listado de diferencias.

Una "guerra comercial" se inició cuando Trump impuso aranceles que alcanzaron a 300.000 millones de dólares de importaciones, de los cuales 250.000 millones de dólares correspondían a productos chinos. 

El impacto de las medidas se extendió, mientras el mandatario estadounidense dejaba claro que a las buenas o a las malas buscará negociar mejores condiciones comerciales para su país, como prometió en la campaña que lo llevó al poder.

Déficit que se profundiza

Durante años, Estados Unidos acusó a China de manipular su moneda, el yuan, para volver más competitivos sus productos.

Con la llegada de Trump a la Casa Blanca y sus medidas proteccionistas, sus embates a los foros multilaterales, incluyendo las negociaciones comerciales de las cuales se retiró o los acuerdos que renegoció, el gobierno norteamericano pasó de la retórica a la acción.

Pero a pesar de las decisiones de Washington, el déficit comercial con China continúa profundizándose y da argumentos al presidente para mostrarse aún más duro con Pekín.

En setiembre el déficit alcanzó un nivel récord con China. Del total de 54.000 millones de dólares en rojo, 37.400 correspondieron a los intercambios con China.

En lo que va del año, el déficit comercial estadounidense registra un aumento de 10,1% a 445.160 millones de dólares, según datos del Departamento de Comercio.

Sí, o tal vez

Antes de dejar Washington, el mandatario estadounidense dijo ver "buenas señales" en las relaciones comerciales con China, pero a la vez se mostró reticente a un acuerdo inmediato.

"Creo que estamos muy cerca de hacer algo con China pero no sé si quiero hacerlo", expresó.

La próxima batería de medidas está prevista para el 1° de enero, cuando los aranceles de Estados Unidos a importaciones chinas por unos 200.000 millones de dólares podrían subir de 10% a 25% si no hay acuerdo.

En su discurso ante los demás líderes, el mandatario chino dio un claro mensaje dirigido a Trump: los miembros del G20 deben "comprometerse con la apertura y la cooperación y sostener el sistema comercial multilateral".

"En seis meses, el número de nuevas medidas restrictivas al comercio aplicadas por los miembros del G20 se duplicó", advirtió, y sostuvo que es necesario multiplicar las consultas entre países "para alcanzar un progreso gradual en lugar de imponer posturas a los demás".

Homenaje a Bush

Al inicio del segundo día de la cumbre, la noticia de la muerte del expresidente estadounidense George H. W. Bush, a los 94 años, hizo converger a los líderes del G20 alrededor de su figura.

Trump elogió su "liderazgo inquebrantable" durante el final de la Guerra Fría y el presidente francés Emmanuel Macron destacó "su respaldo sin desmayo a la alianza con Europa".

También fue elogiado por la primera ministra británica Theresa May, quien se refirió a él como "un ejemplo para todos nosotros".

Puntos álgidos

Si bien el G20 es un foro de discusión y no un organismo de decisión, las divisiones entre sus integrantes se hicieron especialmente visibles en Buenos Aires.

Trump, protagonista de la cita argentina, suspendió una reunión con el presidente ruso Vladimir Putin, luego de que las tensiones entre Rusia y Ucrania alcanzaran su punto álgido después que fuerzas rusas apresaran a la tripulación de tres navíos militares ucranianos frente a las costas de Crimea.

La reunión fue suspendida por Trump también en medio de la controversia en Estados Unidos por nuevas revelaciones en la investigación sobre una presunta injerencia de Rusia en la campaña presidencial estadounidense de 2016. El mandatario estadounidense reiteró su inocencia.

Bajo los reflectores quedó también el príncipe heredero saudita Mohamed bin Salmán, en el foco de la polémica por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi. La justicia argentina inició una investigación -que difícilmente tendrá consecuencias- sobre este caso, a instancias de organizaciones de derechos humanos.

Y aunque en la apertura de la cumbre el presidente argentino Mauricio Macri hizo un llamado a "dialogar y dialogar", lo cierto es que se esperan pocas decisiones en este G20 de consensos improbables, el primero en realizarse en suelo sudamericano en 10 años de existencia del foro.

En un primer borrador del lunes al que AFP tuvo acceso, uno de los puntos mencionados es el calentamiento global, antes de la conferencia climática COP24 del 2 de diciembre en Polonia. Sin embargo, se vaticina como uno de los más controvertidos y difíciles para alcanzar un acuerdo.

El presidente estadounidense, quien no se cansa de poner en duda el cambio climático, retiró a su país de los acuerdos ambientales de París en junio de 2017, poco después de llegar a la Casa Blanca.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

El Heraldo
Enrique Peña Nieto (México), Donald Trump (Estados Unidos) y Justin Trudeau (Canadá) firman el acuerdo comercial en el mitin de poderosos. AFP
Mundo

EEUU, México y Canadá sellan nuevo TLC en la cumbre del G20

La firma que se produjo durante el mitin de líderes mundiales supone el fin de duras tensiones con respecto al tema comercial entre los tres países durante muchos años. 

Estados Unidos, México y Canadá firmaron ayer en Buenos Aires un nuevo acuerdo de libre comercio, una victoria del presidente Donald Trump que derribó el TLCAN que estaba vigente desde 1994.

La firma, que se produjo al margen de la cumbre de líderes del G20 en la capital argentina, supone la conclusión de más de un año de duras tensiones entre los tres socios comerciales de América del Norte, luego de que Trump denunciara al TLCAN como “un desastre” para su país.

Firmado el ahora llamado Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá (T-MEC), que deberán aprobar los congresos de los tres países para que entre en vigor, el mandatario estadounidense no escatimó en elogios para el nuevo pacto.

“Este es un modelo de acuerdo que modifica para siempre el panorama del comercio”, expresó durante la ceremonia en Buenos Aires, junto con el saliente presidente mexicano Enrique Peña Nieto y el primer ministro canadiense Justin Trudeau.

Se trata del “más moderno y significativo y equilibrado acuerdo de la historia”, exclamó exultante Trump. “Es probablemente el mayor acuerdo comercial jamás firmado”, agregó eufórico, al haber cumplido una de sus principales promesas electorales.

“En Estados Unidos el nuevo acuerdo comercial impulsará trabajos calificados en el sector manufacturero y promoverá un mayor acceso para las ventas estadounidenses” a los mercados socios, argumentó.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, calificó de “histórico” el acuerdo pero, menos efusivo, sostuvo que la ausencia de un pacto era una amenaza que representaba una “grave incertidumbre económica, que habría causado mayores daños” a la economía de los tres países.

Lazos comerciales con América Latina

El presidente Trump reafirmó en la cumbre del G20 que su gobierno trabaja para estrechar lazos con sus aliados de América Latina en comercio, seguridad y defensa de la democracia.

“Mi gobierno está abocado a asegurar los derechos humanos en Cuba y Venezuela y a estrechar nuestros lazos culturales con todos nuestros socios de América Latina”, dijo Trump en un comunicado.

Los ejes de esa colaboración son la profundización del comercio, la lucha contra los regímenes autoritarios y el combate contra el crimen organizado, precisó la Casa Blanca.

En ese sentido, recordó las sanciones que el gobierno estadounidense impuso a Venezuela, Cuba y más recientemente a Nicaragua en rechazo de “los regímenes autoritarios en la región que rechazan respetar el clamor de sus pueblos por democracia”. 

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

El Heraldo
AFP
Mundo

Argentinos protestaron contra el G20 bajo un imponente despliegue de seguridad

La mayoría de los manifestantes acudieron organizados, principalmente por partidos de izquierda y movimientos antiglobalización.

Decenas de miles de argentinos se manifestaron pacíficamente este viernes contra la cumbre del G20, en una Buenos Aires semidesierta y bajo un inédito dispositivo de seguridad que limitó al mínimo el servicio de transporte público.

Con grandes pancartas con mensajes como "Fuera Trump" y "Fuera el FMI", los manifestantes recorrieron la céntrica avenida 9 de julio, cuyas calles adyacentes fueron bloqueadas con vallas metálicas custodiadas por unos 2.500 agentes y guardias de infantería.

El recorrido había sido pautado con las autoridades y terminó frente al Congreso de la Nación sin que se registraran incidentes.

"Vinimos a manifestar, a repudiar a los representantes de las potencias imperialistas y queremos hacerles saber que no son bienvenidos en nuestro país", dijo a la AFP Florencia di Llelo, quien marcha con el Partido de Trabajadores Socialistas.

"En Argentina quieren hacer pasar un ajuste terrible. Quieren mostrar una ciudad sitiada cuando el clima de represión lo está instalando el gobierno para hacer que la gente no se movilice", añadió.

Debido a la cumbre del G20, este viernes fue declarado feriado. También se suspendió el servicio de metro y de trenes que sirven principalmente a la periferia de Buenos Aires.

En la ciudad, pocos comercios abrieron, y las escuelas y universidades permanecieron cerradas.

A la cabeza del cortejo que colmó seis cuadras de la avenida 9 de Julio, la más ancha de Buenos Aires, se ubicaron líderes de organismos de defensa de los derechos humanos. La mayoría de los manifestantes acudieron organizados, principalmente por partidos de izquierda y movimientos antiglobalización.

Un puñado de turistas se mantuvieron ajenos, paseando en un día soleado por una vacía Plaza de Mayo, en el casco histórico de Buenos Aires, frente a la sede presidencial Casa Rosada. Los organizadores querían concluir allí la marcha, pero el gobierno no lo autorizó.

Varias camionetas blindadas de las fuerzas de seguridad fueron desplegadas para evitar que los manifestantes se desviaran del trayecto acordado.

Repudio

"Creemos que el G20 atenta contra el país. Los mandatarios dicen que cuando los trabajadores paran el país pierde plata. Ahora hay importantes gastos en la organización del G20 para que ellos circulen con libertad", criticó Matías Gómez, delegado de una cooperativa.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
Mundo

En video | Otra más de Trump en el G20: hace un desplante a Macri en el escenario

Horas después de haber tirado unos audífonos al piso, tras quejarse por la traducción, el mandatario de EEUU se negó a la foto grupal con los demás presidentes y se retiró, dejando a su homólogo argentino solo.

El presidente Donald Trump impuso su sello a la cumbre del G20, que se celebra en Buenos Aires en un ambiente de tensión por el conflicto entre Rusia y Ucrania y la “guerra comercial” entre Estados Unidos y China.

Su llegada ha dejado algunas imágenes curiosas de su carácter intempestivo. A la escena del presidente norteamericano arrojando, de manera enérgica y sorpresiva, los auriculares contra el piso del salón Blanco, en señal de molestia por no entenderle al traductor, se sumó otro hecho ocurrido poco antes de la foto de grupo.

En el video se observa como Macri, como anfitrión, iba recibiendo a los líderes mundiales en el escenario de la foto de grupo. El primero en llegar fue Trump, que estrechó la mano de su homólogo y tras posar con él, se fue del escenario, sin esperar a que llegara el resto de mandatarios.

Uno de los encargados de protocolo tuvo que salir tras el inquilino de la Casa Blanca. La peculiar escena no escapó al ojo de los fotógrafos y el vídeo de la escena se difundió en redes sociales, donde no faltaron las bromas al respecto.

Según publicó El Clarín, Trump fue el único de los presidentes del G20 que decidió no compartir con sus pares el único momento en que todos los jefes de Estado se encuentran en absoluta soledad, sin asesores ni funcionarios revoloteando, viéndose las caras unos a otros y conversando sobre las cuestiones que sólo conocerán ellos mismos.

El mandatario estadounidense no quiso ingresar al salón del predio de Costa Salguero conocido como “El Retiro”, una sala que tenía sólo 20 sillas de cuero negro, señaló dicho medio de comunicación argentino.

Por este hecho, los organizadores se apuraron a quitar la silla reservada para Trump cuando se enteraron del desplante.

Así reaccionaron las redes sociales:

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Páginas

DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.