El Heraldo
La escritora japonesa Yoko Tawada, que ha vivido gran parte de su vida radicada en Alemania. Wilfred Arias.
Cultura

Yoko Tawada: en la piel de una osa polar

En ‘Memorias de una osa polar’, la japonesa contempla el mundo humano desde la historia de tres generaciones de osos.

De Yoko Tawada y su desconcertante libro Memorias de una osa polar (Anagrama) se han dicho muchas cosas que dan cuenta de la “hermosa singularidad” de la que está impregnado, tal como  lo ha reseñado el prestigioso diario The New York Times. Tawada ha sido calificada por la crítica como una “narradora superdotada”, una escritora de “mente fascinante” y, de acuerdo con The Economist, madre de una novela “con ecos de Kafka”.

Se trata de una obra inclasificable en la que esta escritora japonesa explora en lo profundo de su ingenio para narrar la vida de tres generaciones de osos. Pero no son osos cualquiera. Están provistos de un particular raciocinio y de sentimientos tan propios de los humanos, interactúan con y como ellos, trabajan bajo regímenes comunistas, acuden a congresos y alcanzan el éxito.

Aquí, la abuela osa, que trabaja en un circo, es obligada a producir un best seller con sus memorias; la madre Tosca, bailarina de ballet clásico, da lecciones sobre socialismo y establece una fuerte amistad con su entrenadora y Knut, su hijo, se convierte en toda una estrella del zoológico de Berlín, una vida que está basada en una historia real.

“Me resulta interesante cómo el ser humano convierte a los osos en figuras para luchar contra el calentamiento global. Knut era una especie de ministro y era, además, el oso polar más famoso del mundo. Su madre lo rechazó al nacer y terminó siendo criado por un hombre que hizo las veces de madre. Ves cómo su vida termina siendo un espejo de lo humano”, explicó Tawada, quien visitó recientemente Colombia (Cartagena) y tuvo un diálogo con EL HERALDO.

Para esta japonesa residente en Alemania, meterse bajo la piel de los osos polares significó un “redescubrimiento” de su conexión con ellos, un efecto que Tawada traslada al lector porque, a final de cuentas, Memorias de una osa polar ofrece una mirada a los dramas más profundos de la humanidad, visto a través de los ojos de los osos.

“¿Has pensado en el concepto de belleza que podrían tener los osos? nosotros creemos que nos vemos más hermosos si somos flacos, especialmente las mujeres, pues los osos entienden que necesitan la grasa para protegerse. Uno no ve un oso flaco y piensa: qué bello es. Así vemos qué tan interesados estamos en lo superficial”, dice Tawada.

“Podríamos aprender algo de ellos, la hibernación, por ejemplo. Para el humano es difícil dejar de ser nada por tanto tiempo”, sugiere Tawada.

Portada de ‘Memorias de una osa polar’.
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.