Cultura | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Eusebio Leal el 30 agosto de 2019 durante el acto de presentación de la cúpula dorada del Capitolio en La Habana, Cuba.
EFE
Cultura

Eusebio Leal, el historiador que restauró el ‘estado de ánimo’ de La Habana

Un legado monumental deja el historiador fallecido recientemente en su Cuba natal. 

Las calles de La Habana Vieja en Cuba ya echan de menos la presencia del historiador y restaurador Eusebio Leal Spengler, fallecido el pasado viernes 31 de julio a los 77 años a causa de un cáncer de páncreas.

La falta que hace en la arquitectura y el suelo de su ciudad natal no es sólo un decir, pues a lo largo de 40 años Leal contribuyó a que el mundo conociera la zona más antigua de la capital cubana tal como es hoy, un espacio donde muchas edificaciones se conservan dignificando el lugar de los habitantes: “La Habana es un estado de ánimo”, decía.

El restaurador, que desde 1981 presidió la Oficina del Historiador y el Museo de la Ciudad, ayudó a crear desde su Oficina escuelas, centros de salud y viviendas en el Centro Histórico que permitieran darle vida a los muros restaurados, de manera que su razón de ser no fuera sólo el turismo y tuviera en cuenta a la población residente. Leal posibilitó la recuperación de museos, parques, plazas, antiguas edificaciones en ruinas, y en los últimos años el Capitolio Nacional, la Avenida del Puerto y el Barrio Chino.

“Preservar el patrimonio material e inmaterial de la ciudad es importante, pero no como una tarea de momificar el pasado. El proyecto de La Habana y la misión que tenemos es precisamente darle vida, que la ciudad sea para los que la viven”, dijo en una entrevista para El País de España en 2018.

Doctor en Ciencias Históricas y Maestro en Ciencias Arqueológicas y en Estudios sobre América Latina y el Caribe, Leal se encargó de hacer los recorridos históricos a algunas de las personalidades que han visitado la ciudad, entre los que destacan el ex presidente de Estados Unidos Barack Obama, durante su mandato en 2016, y los reyes de EspañaFelipe y Letizia, en 2019.

Eusebio es todo un patrimonio mundial de la humanidad

Según Raquel Martori, en un perfil para la agencia Efe, “muchos vecinos de la comunidad le comparaban con la figura de un alcalde”.

“Han echado de menos encontrarlo para conversar sobre problemas sociales apremiantes, como el de la vivienda, agravado allí por el extremo deterioro de muchos inmuebles centenarios y la superpoblación”, añade.

‘Siempre leal’, reza este cartel en las calles de La Habana Vieja. EFE

Desde su Oficina, Leal estableció el plan de restauración de La Habana Vieja, declarada en 1982 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En 1993, el Gobierno le otorgó la facultad de explotar las fuentes económicas de la ciudad y destinarlas a la restauración como parte  de un proyecto de mejoramiento y preservación arquitectónica.

Antes de las labores de restauración que proyectó y realizó, la Habana Vieja estaba tomando un camino de decadencia. Mauricio Vicent, corresponsal en Cuba de El País, señala en una nota del día de su muerte que a Leal “se debe en gran medida el rescate y rehabilitación de la antigua ciudad colonial, herida de muerte debido a la falta de recursos y la dejadez [...]. Sin él y su ingente obra restauradora, La Habana Vieja y su excepcional fondo arquitectónico [...], probablemente hubieran sucumbido”.

Tras su muerte, carteles con el lema de “Siempre Leal” se leen en las calles de La Habana Vieja, ciudad que se encuentra en las primeras fases de las reaperturas por la crisis sanitaria de la COVID-19, al tiempo que otras provincias de la isla se hallan en las últimas etapas de flexibilización. El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, decretó el 1 de agosto una jornada de duelo nacional, y el día de su muerte escribió en su cuenta de Twitter: “Hoy se nos ha ido el cubano que salvó a La Habana por encargo de Fidel y se lo tomó tan apasionadamente que ya su nombre no es suyo, sino sinónimo de la ciudad. Ha muerto nuestro querido Leal. Celebremos su maravilloso paso por la vida, demasiado breve para quienes le quisimos por su obra y por sí mismo”.

En Barranquilla

La arquitecta Katya González, que conoció y recibió al restaurador en su visita a Barranquilla, dice que fue “el más importante en restaurar un Centro Histórico en el mundo, en Cuba, y que vio los resultados de sus proyectos. Además era un promotor que dio resultados sostenibles. Antes de que se hablara de ‘sostenibilidad económica’, Eusebio se había adelantado 20 años, cuando Cuba empezó a vivir de lo que producía su Centro Histórico”.

“Recuerdo la primera llegada de Eusebio a Barranquilla, con su guayabera blanca impecable ¡de puro hombre caribe! Ese día inauguramos la restauración del Castillo de Salgar en Puerto Colombia, yo estaba feliz”, recalca González, amante del Centro Histórico de Barranquilla y fundadora del programa Vigías del Patrimonio, premiado en Venecia en 2010.

La arquitecta Katya González con Eusebio Leal en su despacho en La Habana Vieja. Archivo particular

Entre los promotores del proyecto de restauración del Castillo estaba el exvicepresidente Gustavo Bell, también historiador y presente en el evento oficial. “Luego de la ceremonia Eusebio nos pidió llevarlo a conocer la Quinta de San Pedro Alejandrino en Santa Marta. Gustavo preparó inmediatamente todo el viaje y partimos al atardecer”, cuenta González, que añade que el historiador visitó en varias ocasiones el país y se encontró con él en La Habana y en México.

“En cualquier lado, sus conferencias se abarrotaban de estudiantes y profesores. Era un conferencista ‘taquillero’, como decimos en Barranquilla. Con él recorrí el Centro Histórico de Barranquilla y quedó completamente maravillado. Visitamos varios inmuebles, atravesando esos primeros pisos llenos de mercancía de todo tipo y en los pisos superiores, nos encontramos con baldosas de mármol y ascensores de bronce con águilas doradas”, dice la arquitecta.

En La Habana disfrutó de unos de sus recorridos. “Me mostró orgulloso todas las casonas restauradas, las plazas y los cafés del siglo pasado. Todos esos espacios que convirtieron a La Habana en un destino obligado para todos los viajeros del mundo, convirtiendo al turismo en el principal pilar económico del país. Fue como si Fidel le entregara las llaves de La Habana Vieja y le dijera: ‘Eusebio, esto es tuyo’”.

El día de la muerte del restaurador, Gustavo Bell la llamó y le dijo, acongojado por la noticia: “Eusebio es todo un patrimonio mundial de la humanidad”. “Yo pienso que es el título que más se merece”, añade González.

Otros cargos que ocupó Leal, nacido el 11 de septiembre de 1942, fueron el de miembro de número de la Academia Cubana de la Lengua y  de diputado a la Asamblea Nacional (Parlamento unicameral) de Cuba, amén de presidente de Honor de la Unión Nacional de Historiadores de la isla y titular de la Comisión de Monumentos de La Habana.

Uno de sus proyectos más recientes y queridos, fue la instalación en 2017 en La Habana de una réplica de la estatua ecuestre del cubano José Martí (1853-1895), obra de la escultora estadounidense Anna Huntington. Desde los años 60, la pieza original se encuentra situada en el Parque Central de Nueva York, donde Martí, poeta y Héroe Nacional, vivió durante 15 años.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Arquitectura
  • caribe
  • Cuba
  • Historia
  • La Habana
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web