Últimas noticias

00:16

Los 10 candidatos a jefe del ente de control fiscal fueron...

Así quedó la Sierra Nevada tras el incendio.
00:05

Las intensas lluvias facilitaron las operaciones para ...

Néstor Humberto Martínez (izq.), Dumek Turbay y Yolanda Wong.
00:04

“Vamos a judicializar a todas aquellas personas que...

00:04

La decisión del ente de control se produjo por...

Imagen de la zona afectada después de la detonación.
00:04

El atentado se registró en el distrito de Dasht-e-...

Plinio Olano Becerra.
00:04

El excongresista es investigado por supuestamente,...

Aida Merlano.
00:04

Asimismo solicitó también que se anule su credencial...

00:03

El ingeniero civil italiano Ricardo Morandi también fue el...

La marcha de este miércoles para pedir la libertad del expresidente Lula.
00:02

Organizaciones de izquierda marcharon este miércoles para...

Fachada del Colegio Técnico del Santuario.
00:02

La secretaría de Educación anuncia acompañamiento...

El titulo es:Danza contemporánea para el alma

Danza contemporánea para el alma

¿Tiene algo en común con la música folclórica?. Un encuentro entre Bebe Miller y la academia Mónica Lindo permite concluir que sí.

Julieta Cervantes
Julieta Cervantes
Un bailarín de la compañía de danza de Bebe Miller durante una pieza de danza contemporánea. Julieta Cervantes

¿Tiene algo en común con la música folclórica?. Un encuentro entre Bebe Miller y la academia Mónica Lindo permite concluir que sí.

Dejarse caer no es tan fácil. Para derrumbarse, en la danza contemporánea, debe ‘partirse’ cada parte del cuerpo. Sarah Gamblin empieza por los dedos. Sube su brazo lo más alto que puede y luego deja caer los dedos al tiempo. Después tuerce suavemente la muñeca, le sigue el codo y, finalmente, el brazo. Lo baja y acerca a su pecho como si cargara un bebé, quizás para protegerlo, hasta encorvar todo su cuerpo y terminar acurrucada, acostada en el suelo. 

Gamblin enseña esta técnica a 23 bailarines de música folclórica en Barranquilla. La bailarina es uno de los miembros de la compañía Bebe Miller, una prestigiosa escuela estadounidense de danza contemporánea que arribó a cuatro ciudades del país para promover intercambios culturales y exploración creativa, una iniciativa de la Embajada de Estados Unidos y su programa Dance Motion.

Niñas del Ballet de Barranquilla durante su taller con Bebe Miller.
Niñas del Ballet de Barranquilla durante su taller con Bebe Miller. Luis Felipe De la Hoz

La coreógrafa afroamericana Bebe Miller está presente y es muy observadora. Mira cómo los bailarines de la Academia de baile Mónica Lindo, que suelen contonearse a ritmo de cumbia, mapalé o garabato, incursionan en un estilo que nace como alternativa al ballet clásico, a finales del siglo XIX. 

Para Miller, danzar es tener fe en el cuerpo humano, en su movimiento como un registro del pensamiento, la experiencia y la belleza. Es un acto de reconocimiento del uno al otro. 

“Estamos vivos y entonces nos movemos. El baile es una manera de pensar y no solo de moverse”, considera Miller.

Por eso, los primeros ejercicios son de improvisación, de reconocimiento del espacio y del cuerpo.

Improvisación de los bailarines Sarah Gamblin y Darrell Jones.
Improvisación de los bailarines Sarah Gamblin y Darrell Jones. Luis Felipe De la Hoz

Darrell Jones, otro de los bailarines de Bebe Miller, anima a los de Mónica Lindo a moverse como se sientan, con el sonido de su nombre y de los tambores. A paralizarse cuando así lo quieran, a hacerse consciente de la conexión  entre el coxis y la cabeza. 

En la danza contemporánea todas las partes del cuerpo juegan. Las piezas pueden tener un carácter abstracto o narrativo. Por eso Gamblin y Jones piden a los bailarines de folclor que eleven las manos con el aire, que dejen respirar la columna o florar los dedos en el cielo. 

“En la danza, sea folclor o contemporánea, las personas son la conexión. Nuestra manera de hablar se entiende, el cuerpo entiende, a pesar que no hablemos el mismo idioma”, dice Miller.

En eso coincide la oreógrafa y folclorista Mónica Lindo, quien relaciona algunas técnicas de la danza contemporánea con el mapalé o el son de negros.

“La danza folclórica deviene de los movimientos naturales de los seres, de toda la ritualidad que hay en el marco de las coyunturas culturales. La danza contemporánea es también ese movimiento libre y espontáneo. Entre ambas hay un encuentro en el que el cuerpo de forma natural hace ese tipo de movimientos fluidos y orgánicos”, considera Lindo.

Justo ese ritmo afrocolombiano es el que más identifica a los bailarines de Miller, quienes pidieron una muestra de folclor. En ese momento, Jones no necesitó inducción alguna para pasar del contemporáneo al mapalé.

Bailarines de Mónica Lindo bailan bajo la instrucción de Jones.
Bailarines de Mónica Lindo bailan bajo la instrucción de Jones.

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Cultura
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
¡Hola!

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
#Rusia2018 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
¿Quieres asistir a la inauguración? Compra tus entradas aquí
¡Estamos listos! marcadores en cero, inicia la segunda fase. Haz tus predicciones AQUÍ
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1