Descripcion de la foto
Por: Ivonne Arroyo

‘Cuba a millón’, la feria de arte que se toma la Plaza de la Aduana

El festival de arte cubano trae de La Habana a La Aduana más de cien obras de 13 destacados artistas  Las piezas estarán expuestas desde hoy y hasta este domingo.

El arte de La Habana pinta ahora las paredes de la antigua Aduana. Llega, como solo esta isla sabe hacerlo, con un ‘son cubano’ cargado de estéticas, estrategias discursivas y diferentes registros de voz. Viene con pinturas frescas y recién oreadas... todas a menos de un millón de pesos. 

‘Cuba a millón’ es el festival de arte cubano que trae más de 100 obras de 13 artistas destacados, maestros de distintas generaciones, cuyas obras podrían dar vida a los hogares y oficinas de esta parte del Caribe por un precio mucho menor a su costo original. 

Las piezas, de corte figurativo, abstracto, costumbrista y que incluso rozan lo conceptual, se expondrán a partir de hoy y hasta este domingo en la Galería, Arcada, Lobby y Plaza de la Aduana, ubicada en la Vía 40#36 - 135.

“El sentido de este festival es que el coleccionista promedio de Barranquilla pueda adquirir pinturas de artistas que ya están establecidos en el mercado, o de algunos emergentes que algunos años van a posicionarse. Es una forma de iniciarse en el coleccionismo a un costo simbólico”, explica el curador, crítico de arte, poeta y escritor cubano Álex Fleites.

En las piezas, los asistentes podrán encontrarse con la “subrealidad” que propone el reconocido pintor y grabador Arturo Montoto en Zona de Silencio, donde los frutos, en vez de alimentar las fruteras, descansan en algún rincón del sector histórico de la ciudad. O con las plantas más indeseables de la isla, la llamada “hierba mala”, que retrata sobre madera vieja artista José Manuel Mesías y el hiperrealismo de Orlando Silvera a través de un puente que comienza en La Habana y termina en Miami. 

Podrán, además, sumergirse en el arte costumbrista de José A. Oliva, cuyos trazos no solo narran las fiestas campesinas cubanas, sino que saben burlarse de la estupidez y a defender a la mujer. O incluso, dejarse conquistar por la Magia blanca, magia negra de Jacqueline Brito y su árbol genealógico multicultural, con incrustaciones de cristales, vidrios y hojas secas en óleo sobre lienzo o al encauste. 

“Son obras con una complejidad en la elaboración porque reúnen diferentes técnicas, algunas milenarias y que evocan todo el oropel que implica la cultura popular”, detalla Brito.

Estarán, además, obras de los artistas cubanos Eduardo Guerra, Ángel Rivero, Harold López, Orlando Silvio, Antoine Mena, Alexander Calcines, Rafael Villares, Ernesto García y Roniel Llerena, cuyas exposiciones estarán complementadas por un ciclo de conferencias y talleres en la Biblioteca Piloto del Caribe, Universidad del Norte, Centro Cultural del Atlántico y Antigua Estación del Ferrocarril de Puerto Colombia. 

Cuba a Millón se presenta también con una oferta cultural que incluye una exhibición de carros de época; gastronomía cubana a cargo de La Fundación La Cueva; música cubana a cargo de la orquesta Son de la Cueva; y un ciclo especial del Cine-club de La Aduana de cuatro películas sobre el extraordinario pianista y orquestador cubano Bebo Valdés. Ya Cuba lo ha dicho antes: Barranquilla, “a la hora que me llames voy”.