Últimas noticias

Twitter.
21:41

La red social ha estado trabajando durante meses en una...

La senadora Paloma Valencia, encargada de radicar el proyecto.
21:36

La propuesta eliminaría la Corte Suprema de Justicia y el...

21:20

Organizaciones defensoras de la vida silvestre y varias...

Contratistas liberados por militares de la Brigada.
21:20

Los funcionarios rescatados, de acuerdo con la información...

20:36

La herramienta permitirá, igualmente, saber qué motocarros...

La exguerrillera de las Farc Anayibe Rojas Valderrama, alias 'Sonia'.
20:05

Jesús Emilio Carvajalino, miembro del Consejo...

Ricardo Plata.
19:44

Así lo advierte el Comité Intergremial del Atlántico, que...

19:38

El precio de venta, 2,5 veces superior a su volumen de...

Miembros de la Armada de México escoltan al Secretario de Seguridad Pública de Acapulco Max Lorenzo Sedano.
19:29

Durante la operación, agentes ministeriales arrestaron a...

Estigarribia (izquierda) posa junto a su compañero Gustavo Toledo luego de la práctica.
19:15

El volante de Colón, Marcelo Estigarribia, se declaró...

Verónica Lynn (Candelaria) y Alden Knight (Víctor Hugo), protagonistas cubanos del filme.
Verónica Lynn (Candelaria) y Alden Knight (Víctor Hugo), protagonistas cubanos del filme.

Entrevista Jhonny Hendrix

“Con el corazón roto cualquiera quiere hablar de amor”

El titulo es:“Con el corazón roto cualquiera quiere hablar de amor”

Temas tratados

Cine -

En este tercer largometraje, después de Chocó y Saudó, el director colombiano narra el romance de un par de adultos mayores en la Cuba de los años 90.

“¿Morir de nostalgia o morir de hambre?” Candelaria, la nueva película del chocoano Jhonny Hendrix recorre sin prisas las calles de la vieja Cuba de los 90’s y narra una historia de amor en medio de la pobreza, el cansancio, la soledad y la vejez.

Una película, como dijo Hendrix, para “bailarla al ritmo del corazón”, en medio del universo sonoro de los boleros y con la fotografía del romance entre Víctor Hugo y Candelaria, dos viejos que lidian con la monotonía hasta que aparece en sus vidas una cámara y deciden jugar y explorar su sexualidad con ella. Sin importar la edad, las arrugas y las canas que les marcan el alma.

 

P. ¿Cómo describe esta película, este romance cargado de nostalgia?

R.

Es una película para hablar del amor como algo político y sociológico porque justamente el periodo especial en Cuba fue un momento histórico para el mundo, pero solo lo sintió Cuba. La gente lo perdió absolutamente todo. Candelaria es un filme sobre el amor cuando no se tiene nada, creo que ese es el verdadero amor.

 

P. ¿Cuál fue su punto cero para ‘Candelaria’?

R.

En el 2002, en La Habana, cuando me encontré a Gladys, una mujer bella cubana que me contó historias de aquella época. Una de esas fue la vida de los viejos y cómo lograron sobreponerse a la pobreza, a la tristeza y a la soledad. Eso lo guardé en mi corazón y, de una u otra forma, quise llevarlo al cine. La idea la retomo luego de perder un gran amor. Entonces empiezo a pensar y sentir la vida distinta. El punto cero es cuando sentís que pierdes ese diamante en bruto y entonces intentas ser más humano y más nostálgico. Con el corazón roto cualquiera quiere hablar de amor.

 

P. ¿Cómo fue retratar la Cuba de los años 90, pero no la isla, sino La Habana del barrio?

R.

Fue emocionante la forma en la que descubría Cuba con mis propios ojos. Busqué y rebusqué y pude ver esas paredes con grietas, que se envejecen como los mismos protagonistas. Lo más lindo de la película era precisamente aventurarse a ver a Cuba como un personaje más y conocer la historia de este territorio que para nosotros era inhóspito porque no teníamos conocimiento de cómo lo vivieron los cubanos.

 

P. Cuba tiene un encanto natural. ¿Con qué detalle de este país se obsesionó y cuál quiso cuidar?

R.

 Creo que lo que más traté de cuidar fue al cubano, las características de la persona de carne y hueso, esa que es amorosa, nostálgica y que sonríe a pesar de todo. Esa una característica propia del latinoamericano, que como dice la canción, “ríe para no llorar”. Fue lo que más me marcó del cubano y con lo que me quedé para la película.

P. Usted ha dicho que esta es su película más honesta, ¿por qué?

R.

Sentí la película, sufrí con ella. Me ayudó a exorcizar mis demonios de mis amores y me ayudó a pensarme y soñarme hacia el futuro, qué quiero con mi vida y eso espero que la gente sienta cuando la vea.

P. ¿Cómo fue desnudar a la tercera edad, construir ese discurso de dignificación?

R.

Mira que cuando la actriz (Verónica Lynny) leyó el guión dijo algo que recordaré siempre: “Me encanta estar desnuda y al igual que los árboles, con su corteza un poco tosca, arrugada y brusca, nuestras pieles son vida y belleza y qué bonito verlas de una manera digna”. Y qué lindo eso. Eso logra el filme porque se siente amor en cada escena.

P. ¿Cómo fue trabajar con Verónica Lynny y Alden Knight?

R.

Para mí ellos son el Michael Jackson y la Madonna de Cuba. Son dos actores con gran trayectoria en teatro, televisión y cine cubano, a tal punto que estar con ellos en la calle era un poco aburridor porque todos querían fotos durante el rodaje (risas). Pero fue muy lindo trabajar con ellos, fue el mejor casting seleccionado. Calzan perfectamente, son genuinos. 

 

P. ¿Cómo supo que eran ellos?

R.

No puedo contestarte porque nunca se cómo lo supe. Ella llegó al mismo tiempo que 60 más y cuando me senté con ella, ya no quería ver a nadie más. Verónica Lynny es una mujer que amó mucho, amó a su esposo hasta que murió y esa nostalgia estaba en sus ojos. Y además, sus respuestas a mis preguntas fueron muy claras. “Verónica, ¿has hecho algún desnudo?” y ella decía “no, pero siempre hay una primera vez”; “Verónica, ¿has tenido algún amante negro?”, “no, pero me encantaría antes de morirme”. Con eso era evidente que era Candelaria y no me equivoqué.

P. Y a quien habías escogido para Víctor Hugo… la muerte cambió sus planes.

R.

Antes de Alden Knight había escogido a Jesús Therry, pero murió 20 días antes de empezar del rodaje. No solo me obligó a buscar otro protagonista, sino que me llevó a repensar la película, la vejez, mi papá, la vida y la muerte. Escribí poemas y frases después de su muerte. Marcó mi vida y mi forma de narrar cada detalle.

P. ¿Qué aprendió con la película? ¿Cambiaron sus ideas sobre la vejez?

R.

Cambió todo. Una de las cosas es que aprendí a despedirse, a cuidar a lo que se ama, a no distanciarlo y a estudiar los amores que vendrán. Y no me imagino la vejez, me asusta, pero después de conocerlos a ellos perdí un poco el miedo porque como dicen: “si algo hiciste bien en la vida, se te ve en la vejez”.

Temas tratados

Cine -

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Cultura
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
¡Hola!

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
#Rusia2018 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
¿Quieres asistir a la inauguración? Compra tus entradas aquí
¡Estamos listos! marcadores en cero, inicia la segunda fase. Haz tus predicciones AQUÍ
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1