El Heraldo
Aspecto de una zona inundada en el municipio de La Apartada, ubicado en el sur de Córdoba. Cortesía
Córdoba

Cordobeses claman por ayudas; van más de 13 mil damnificados por invierno

Habitantes de varios municipios han bloqueado vías tras las inundaciones por el desbordamiento de ríos. 13.500 familias están damnificadas.

Las afectaciones por la ola invernal en la región Caribe pican y se extiende. En las últimas horas nuevas inundaciones se registraron en el departamento de Córdoba por desbordamientos de los ríos Sinú y San Jorge.

Una de las zonas afectadas fue el corregimiento de Palo de Agua, en la subregión del Bajo Sinú, donde los niveles de las aguas sobrepasaron el muro de contención que había sido elevado de manera provisional.

Si bien las autoridades han contabilizado más de 13.500 damnificados por la actual temporada de lluvias, se estima que la cifra crezca en las próximas horas por causa de las recientes emergencias generadas por las nuevas inundaciones.

Precisamente, ante la emergencia desatada por las inundaciones del río Sinú, en el punto Nueva Colombia, en el corregimiento Cotocá Arriba, hizo que varios pobladores de los corregimientos Palo de Agua, y Nariño, en Lorica, decidieran salir a protestar para exigir soluciones definitivas.

Franklin Hernández, vocero de los afectados, manifestó que son pocas las gestiones realizadas por parte de las autoridades porque las inundaciones habían sido advertidas con antelación.

“Estamos bloqueando la vía que comunica a Lorica con Montería, Caucasia, Cartagena, a la altura del corregimiento de Palo de Agua, por la desidia y el olvido que el Gobierno municipal nos tiene en el sentido de que todos los años se abren bocas del Sinú y las ayudas llegan muy tarde”, sostuvo.

Según el ciudadano afectado, es necesario contar con materiales para que la comunidad comience a tapar los boquetes que se han abierto en los puntos críticos del río Sinú.

“En este caso nosotros requerimos costales, madera, material de relleno, llámese balasto o tierra para llenar los costales, nos han llegado algunos materiales, pero eso no es suficiente para contener las aguas. Lo que pedimos es que nos ayuden porque literalmente tenemos el agua al cuello”, sostuvo.

Los pobladores de la zona han tenido que recurrir a tambos para elevar los electrodomésticos y sus demás pertenencias.

“Los ventiladores se han dañado, los televisores; no tenemos para dónde coger, hay gente desesperada”, sostuvo.

La situación se presenta de manera similar en los corregimientos Los Gómez, Cotocá Arriba, Palo de Agua, Nariño, Cotocá Abajo, vereda Playón, vereda La Palma, vereda Espinal, entre otras poblaciones de la subregión del Bajo Sinú.

“Esta es la crónica de una muerte anunciada, en el sentido de que este invierno había sido advertido por la Unidad Nacional de Atención del Riesgo y Desastres y no hicieron caso para tener un plan de contingencia, porque no nos reubicaron, no nos dotaron con tierra, costales y madera”, sostuvo.

Las familias afectadas se están desplazando hacia donde sus familiares en el casco urbano, mientras que el ganado está siendo trasladado a las zonas altas del municipio.

La comunidad ha bloqueado varias vías. Cortesía.
Drama en Montería

Las autoridades de Montería informaron que el nivel del río alcanzó los cinco metros, lo que generó inundaciones en los barrios Zarabanda y Los Bongos; y en el corregimiento Los Garzones, perteneciente a la capital cordobesa.

 El número de personas afectadas está siendo consolidado y desde la Secretaría de Educación se dio a conocer que se habilitó la Institución Educativa Juan XXIII sede Minuto de Dios como albergue.

Asimismo, si por la cuenca del río Sinú llueve, en la subregión del río San Jorge no escampa. Así se evidenció luego de que este miércoles un grupo de familias damnificadas protagonizó un bloqueo en la vía que del municipio de Montelíbano comunica con La Apartada. Habitantes del corregimiento La Balsa le exigen a la Alcaldía que les brinde ayuda humanitaria tras resultar afectados por las inundaciones.

Zapayán y Cerro de San Antonio están bajo el agua

El aumento de los niveles del río Magdalena, provocados por la fuerte ola invernal que azota a la región, tiene en emergencia máxima al municipio de Zapayán, Magdalena. La administración local, en cabeza de la alcaldesa Rosibel Salgado Arroyo, mediante un decreto declaró la calamidad pública para atender las inundaciones, pero es tanta la magnitud de la emergencia que la crisis supera a la institucionalidad.

En el caso de la municipalidad en mención, la ciénaga que lleva su mismo nombre se desbordó e inundó en su totalidad al corregimiento de Piedras de Moler.

“Necesitamos ayuda, que haga presencia el Gobierno nacional y departamental. Los niños se nos están enfermando, hay muchos sectores con el agua hasta el cuello”, expresó Silvia Gutiérrez, damnificada. En tan solo esta localidad hay 80 familias afectadas que luchan para sacar el agua de sus viviendas y de manera artesanal crean muros de contención para salvar lo poco que les quedó. Se conoció que en total el número de familias damnificadas sobrepasa las 300 y la situación es crítica. “No hemos recibido ayuda de nadie, con nuestro propios medios tratamos de sobrevivir”, reveló otro afectado. Una situación bastante similar viven los habitantes del corregimiento de Puerto Niño, en el municipio Cerro de San Antonio, que se encuentra en alerta roja por el aumento de los niveles del río Magdalena.

La emergencia fue denunciada por el congresista Hernando Guida, a través de su cuenta de Twitter, quien expresó que hay más de 210 viviendas afectadas por el agua y cerca de mil habitantes perdieron sus enseres.

“Puerto Niño es una población clave, ya que de colapsar la tragedia se extendería a los municipios de El Piñón, Concordia, Salamina y Pivijay”, expuso Guida.

Inundaciones en el departamento del Magdalena. Cortesía.
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.