¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Opinión

Ser río

El río que hoy he visto, es río nuevo. La brisa jamás se ha detenido. El mar no es repetido y el sol no es duplicado. 

He salido a caminar. Salí muy temprano anticipando la mañana para aprovechar el soplo de brisa que en esas horas y, por estos días, suele visitar la ciudad y refrescar el ambiente de las olas de calor intenso alborotado por las lluvias de medio día o media tarde en buena parte del Caribe Colombiano.

No estaba solo en mi recorrido, lo hacían muchos más, unos en par, otros en grupo y algunos también en solitario. Hombres y mujeres por igual, jóvenes y adultos por igual, algunos con evidente destreza, paso firme, consciencia del beneficio cardiovascular y de la perdida calórica, otros, con el sobrepeso en los hombros y en la mirada, con la respiración entrecortada, cumpliendo al pie de la letra la recomendación del médico. 

Entre cruces; saludos respetuosos con los ojos. Entre líneas; sujetos buscando a su manera en cada paso, un sorbo de alivio y liviandad. Todos, con sus ángeles dispuestos.

“Los ángeles hablan al oído a los caminantes” oí decir alguna vez. Tal vez lo leí, no lo recuerdo bien, perdonaran ustedes la imprecisión, lo cierto, es que la frase se quedó conmigo, me pareció una linda metáfora y un poco más. Desde entonces, procuro caminar para eliminar toxinas, para ejercitar mi corazón y para limpiar mi mente, pero también, para “oír mis ángeles.”

Con frecuencia camino por el bello malecón, disfruto de su belleza, de sus espacios amplios, de sus jardines y su extensión.

Hoy, me he detenido frente al río, al hacerlo detuve también la música que oía. Caminar y detenerse frente al río, o frente al mar, es como seguir caminado sin moverse, cualquier pensamiento que llegue en ese instante, llega vestido de una paz indescriptible.

El sonido y movimiento de sus aguas tienen la capacidad de amplificar también el sonido y el movimiento del viento, por momentos, es posible percibir y retratar las corrientes del agua y de la brisa en sus diferentes direcciones.

A mi lado, hoy, otros también se han detenido, también han contemplado, muchos se han tomando fotos con la esperanza de que el lente capte lo que están sintiendo.

El sol radiante ha aparecido y saluda con determinación, no sabe hacerlo de otra manera, su resplandor y su presencia han dicho hola! con firmeza y al segundo, la temperatura ha aumentado varios grados. 

He visto como las personas se retiran, sus gestos han cambiado, se alistan para enfrentar un día más o se preparan para volver a la rutina. Todo se ha modificado, no se cuántos enfrentarán su día con el miedo que producen  las grietas del pasado. Entonces, me he quedado unos minutos más, he vuelvo al río y he encontrado un gran regalo:

El río que hoy he visto, es río nuevo. La brisa jamás se ha detenido. El mar no es repetido y el sol no es duplicado. No son los mismos de ayer, son parecidos, pero no son iguales.

He roto el silencio, me he ido sonriendo con la certeza de saber que cada día es vida nueva, que vivir en el ayer no es el camino y tratar predecir el futuro es poco sano. Me he ido con la grata sensación de haber entendido que cada amanecer es un nuevo caminar, y en cada caminar se puede ser un nuevo ser y dejar atrás lo establecido.

Salir a caminar es ejercicio noble para el cuerpo, pero también lo es para el destino, es la posibilidad de ya no ser el mismo, de ser nuevo, de encontrar nuevos caminos, de ser sol, de ser mar, de ser viento y de ser río.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

Simón Gaviria

La plata en el extranjero

Los datos no son alentadores, cada vez llega menos capital privado al país. Los reintegros netos de capital privado se contrajeron en 63% a septiembre 30, pasando de US$9.645 millones a US$3.588 millones. Es normal que inversionistas se retiren d

Leer
Katherine Diartt Pombo

¿Post – Evo?

El caso de Bolivia no es la excepción. Sus dos élites: la cocalera indígena vs los herederos de la oligarquía, llevan peleándose el poder político por décadas. Son dos opuestos, que se volvieron a encontrar esta semana que pasó en las urna

Leer
Cecilia López Montano

Barranquilla: sube la pobreza

La razón de este incremento en el 2019 que señala para este año un nivel de 34,7% muy superior al 27% anterior, es el ajuste que se hace periódicamente en el valor de la canasta familiar de los pobres. Ya no son los alimentos los que más pres

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web