¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Opinión

La otra realidad

Está en nuestras manos resaltar un universo de hechos que también pueden ser noticia. Crear escenarios que alimenten el anhelo y hagan visible lo invisible para no enfermarnos más.

A cuántas personas conoce? ¿A cuántas ha visto en el transcurso de su vida? ¿Con cuántas ha tenido más que un contacto visual? ¿A cuántas recuerda? 

¿Cuántos caminos se han cruzado con el suyo? Y el suyo, ¿con cuántos más se ha cruzado?  

Si nos detenemos a pensarlo un par de minutos se dibujarán tejidos como redes en nuestra memoria, recordaremos rostros y lugares que jamás imaginamos traer al presente, pero rápida e inevitablemente perderemos la cuenta y todo se desvanecerá, regresaremos de nuevo a este lado del camino donde lo absoluto es lo mismo; pero ojo, habremos logrado dos cosas importantes:  

Lo primero, haber traído a este plano innumerables instantes que nos comprueban que nuestra vida está compuesta de millones de fragmentos en los que se alojó un recuerdo, una percepción, una idea de lo que fuimos y, muy seguramente, una semilla que creció en medio de la vasija con la que todos recorremos el camino en busca de tiempo y espacio. 

Habremos entendido que en la memoria de otros también reposa nuestra sonrisa y nuestro llanto, un saludo cordial, un tanto de tristeza, algo de miedo y explosión, nuestra ternura o inocencia. Un rocío de incomprensión, un grito de gol desenfadado, un reclamo, una taza de pasión y un beso enmascarado. 

Lo segundo, vamos a querer repetir el ejercicio para evocar instantes que reposan en el olvido.

Chimamanda Ngozi Adiche nació en Nigeria en 1977, es una narradora brillante, ha sido reconocida con diferentes distinciones internacionales que exaltan su talento y la describen, como bien lo hizo alguna vez el diario El País de España, como “una escritora universal” 

Chimamanda alerta en su manifiesto “El peligro de la historia única” sobre el terrible riesgo de reducir a una persona, un país o una cultura a un solo relato, afirma con seguridad:  “El relato único priva a las personas de su dignidad…. cuando entendemos que nunca existe una única historia, recuperamos una especie de paraíso”  

¡Qué gran verdad! No somos una sola historia, no somos un solo color, detrás de cada hecho hay un caudal de microinstantes que son abanico y son crisol. Lo que somos para unos, no lo somos para otros. En las esquinas de nuestra existencia duermen flores secas y habitan rayos de luz de media noche. Quedarnos anclados en un solo discurso es castigar nuestras ciudades y sus gentes. La sombra es una representación limitada de nosotros mismos, omite la piel y los tejidos, también lo que sentimos. Las nubes que transitan la ciudad no la ausentan de su luz, son solo cortinas móviles y también esconden su arco iris.

Es necesario en medio de la dificultad real que atravesamos, con inmensa responsabilidad e infinito respeto, adoptando todos los cuidados y precauciones pertinentes, evitar caer en la historia única del virus, debemos recordar por un instante que hay otras cosas sucediendo, invitar esos relatos a la mesa, compartir con quienes más lo necesitan, algunos de ellos, pues sin duda, pueden fabricar esperanza. Ofrecer parlante a quienes pueden ser inspiración y enseñarlo con amor a quienes batallan frente a la pandemia para llenarles de ánimo y de luz. Retratar el orden en medio del caos puede ser motor y alivio. No dejar en abandono las ideas que surgen, los motivos que invitan, las comunidades que avanzan, los sectores que se movilizan, las vivencias que edifican. Está en nuestras manos resaltar un universo de hechos que también pueden ser noticia. Crear escenarios que alimenten el anhelo y hagan visible lo invisible para no enfermarnos más. La historia única puede estar, en este caso, a punto de borrar de la memoria el cuerpo sano y el progreso reciente que respiramos con orgullo, y de desaparecer la ilusión de quienes construyen la otra realidad. La que también es verdad y aún no está infectada.

No somos una historia única.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

Javier Castell Lopez

Carmelo Valencia

Por mi tarea de comentarista en Blu Radio, tengo la oportunidad de ver a todos los equipos del fútbol profesional colombiano muchas veces, no solo cuando enfrentan al Junior. Esto, quizá,  me ayuda a formarme una idea más cercana al verdad

Leer
Enrique Dávila

Nasobuco, esguañañao

¿Por qué la palabra nasobuco solo se maneja en Cuba y en Colombia desapareció? Rodolfo Gómez Peralta, B/quilla

No pude comprobar que nasobuco, sinónimo de tapaboca o mascarilla, se use o se haya usado en Colombia. Se trata de un neo

Leer
Indalecio Dangond

¿Qué harías con $2.2 billones?

Después de varios debates, esta semana las comisiones económicas conjuntas de Senado y Cámara de Representantes aprobaron el Presupuesto General de la Nación para la vigencia del año 2021 por un monto de $ 313,9 billones, de los cuales el 59%

Leer
Marcela Garcia Caballero

90 años de verdadero amor

De vez en mes escribo columnas que se alejan de la dolorosa realidad nacional. De vez en mes me gusta escribir sobre historias que reflejan las carencias que hay en nuestra sociedad. De vez en mes me gusta escribir sobre el amor. Ese que tanto bus

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web