El titulo es:Y nos llegó la hora de ordenar
    ¿Quieres recibir notificaciones?
    Si
    No
    5/10 INGRESAR Explora tu perfil

    Amigo lector,

    Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

    Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

  • SUSCRÍBETE

Últimas noticias

00:05

De acuerdo con las estadísticas de Medicina Legal, en lo...

00:04

Por otro lado, Nairo Quintana, que completaba el trío de...

El colombiano Óscar ‘Kaboom’ Rivas mandó a la lona a Dillian Whyte en el noveno asalto.
00:03

El púgil colombiano cayó por decisión unánime ante Dillian...

00:02

“Desde el comienzo del Tour, pensaba en esta etapa. La...

Bolívar celebrando su título en el Nacional sub-15 de béisbol.
00:01

En la final, disputada en el estadio Édgar Rentería,...

22:06

Hoy hace medio siglo, Neil Armstrong pisó la Luna. Edwin...

21:01

Un sujeto que llegó en motocicleta hasta un establecimiento...

Alias Macaco.
20:07

Era conocido como el jefe del “Bloque Central Bolívar” de...

Lidio García, nuevo presidente del Senado.
19:39

Después de la instalación del Presidente Duque, los...

19:39

El jefe de Estado instaló este sábado la segunda...

Columnas de opinión
Actualizado hace 1 años

Y nos llegó la hora de ordenar

Sin lugar a dudas, hoy es un festivo ciudadano especial, que a través de una larga recolección de firmas conseguimos que fuera posible que los colombianos dijéramos no más, para demostrarnos a nosotros mismos y al mundo qué clase de persona somos, cómo somos realmente los colombianos, ante la posibilidad –que parece fantasía– de cambiar el sistema de la gobernabilidad del país y llevarlo por nuevas rutas de transparencia en la ejecución de todo lo relacionado con el erario.

No es cosa fácil ni en números ni en intención, porque es indudable que existe un error convertido en regla de oro que dice que lo público no es de nadie y nosotros, el público mismo, lo repetimos en los pequeños actos de la vida cotidiana, como tirar una cáscara de guineo en la mitad de la calle porque la calle no es de nadie, volarnos los semáforos cada vez que se presenta la ocasión y no hay autoridad presente, estacionar sobre el andén y los peatones que se jodan, comprar boletas en reventa, sobornar al agente de movilidad que nos sorprende sin los papeles al día. Y así podría seguir enumerando comportamientos nuestros que parecen muy típicos y auténticos, pero que son en realidad actuaciones incorrectas, faltas a la moral y la ética ciudadana. Pues bien, por eso este domingo es una prueba magna de la clase de habitantes que tiene esta república donde tanto se cacarea sobre la democracia y el Estado de derechos, se señala a pulcritud y lo inefable que son todos los representantes públicos, a quienes lambonean cuando están presentes pero despedazan cuando ni se han retirado del ejercicio.

Y nos pone a prueba a todos y cada uno de los que tenemos derecho y estamos registrados para depositar nuestro voto, porque una cosa sencilla es firmar una carta en un parque o en una esquina cualquiera y otra ejecutar el acto ciudadano de dirigirse a las urnas a reafirmar lo que ha pedido: ser escuchado y que su palabra sea mandato. De modo que si doce millones de personas no hacemos ese ejercicio cívico de volver a las urnas, quedará demostrado que no merecemos un destino distinto al que nos viene agobiando y es tema reiterativo en toda conversación. Tenemos que salir ese mínimo de 12.000.000 de personas decentes y respetuosas de sus derechos, que son mucho más importante que los deberes. Solo si esa cifra existe al final de este domingo podré recuperar la esperanza en que de verdad, el poder lo tenemos nosotros, el pueblo. Si fallamos, si triunfa el ‘importaculismo’ sobre la gloriosa oportunidad de reglamentar a quienes duramente criticamos por su mal hacer en lo público, perdemos el derecho a criticar o señalar actos en contra de nuestros intereses. Estaremos gritando: lo malo no es la rosca sino estar fuera de ella. Nosotros mismos habremos dado la orden de decapitarnos como sociedad de leyes y reafirmado a los corruptos que este es su reino. 

losalcas@hotmail.com

Imagen de jesika.millano
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un dígito

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

Estimado lector,

Acceso ilimitado
¿Ya tienes una cuenta?
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
Copa america Brasil 2019 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí