Opinión | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Opinión

Destinos paralelos

A pesar de haber sido Freud severamente impugnado por Karen Horney – psicoanalista feminista de principios del siglo XX que se rebeló contra las teorías de Freud - y otros psicoanalistas modernos, según los cuales la mujer y el hombre no cumplen realmente con su destino en razón de su anatomía, hoy vemos cierta claridad al utilizar esta teoría como unos binoculares para enfocarla mejor.

Así es como la mujer puede realizar un destino paralelo al del hombre en el campo social, científico, político y económico, no propiamente con emulación arrogante y belicosa. No como su tradicional competidora, no como su antagonista, sino más bien con sentido de colaboración y armonía, de hacer las cosas en equipo. Y luego en la penumbra de la intimidad, en la noble comunión de la institución más hermosa: la familia y prosternada ante la cuna del recién nacido, libre de arrogancia y soberbia citadina, la mujer no podrá sustraerse a su destino psicobiológico, para vivir siempre en función de su talento personal y emocional, de su infinita ternura, de su capacidad sin límites de su feminidad natural y abrigo maternal.

Entonces es cuando la mujer ve realizarse su destino con el gran complemento en la vida del hombre - vidas paralelas y complementarias, aun cuando la modernidad parece traer a la mente que ya no es necesario.

La reestructuración de los valores y la reorientación de la moral parecen estar vendiéndose en la vuelta de la esquina, poniendo cada día más a competir a hombres y mujeres y olvidando que nos necesitamos para ser felices y para seguir en esta humanidad, tal como Dios manda.

No en vano, el rol definido que debe cumplir en la sociedad tanto el hombre como la mujer ha marcado una costumbre, una tradición, un estilo de vida, pero que en la realidad, poco a poco se va resquebrajando, en la actualidad no existe un patrón y cada vez es más frecuente observar casos, esencialmente en el ambiente de la vida en pareja en hogar, como: el hombre se queda en casa, en tareas de aseo, atención a los hijos, cocina, etc. y la mujer sale a buscar el sustento y la realización de sus sueños personales, del mal llamado sexo débil, y así los asume con la frente en alto.

 Es claro que todos estos cambios han ocasionado un golpe en la autoestima del varón y una reivindicación del reconocimiento a la  mujer, agobiada a través de la historia de una oscuridad y una limitación en su  participación productiva, su  bandera es la igualdad de derechos y oportunidades laborales, ganando mayores espacios y “poder” ratificando  que son más que capaces.

¿Qué pensaría Freud y aún sus contradictores, hoy en día al observar el perfil de vida en la práctica que desarrollan en los tiempos modernos el hombre y la mujer? la carrera que han casado por demostrar hegemonía, la competencia sin fin en  donde a veces todo vale? es un revanchismo mutuo donde la razón y la conciencia de trabajo en equipo, no participa… abunda la ignorancia, la ambición y los destinos paralelos se desconocen.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

Emilio Sardi

La niñez y el virus

Gracias a los esfuerzos de la OMS para ocultar su aparición, era muy escasa la información que existía sobre el virus chino eventualmente denominado SARS-COV 2 cuando ella, tardíamente, oficializó su existencia en los términos más alarmista

Leer
Orlando Araújo

Los cortejos del diablo

Se cumple, en pleno pico pandémico, medio siglo de la publicación de Los cortejos del diablo, de Germán Espinosa, una de las expresiones literarias más admirables del Caribe colombiano. Recorrer sus páginas, mientras escasea el mercado y la s

Leer
Néstor Rosanía

Un fiscal de bolsillo es una amenaza

El eje fundamental del modelo democrático es el principio de los pesos y los contra pesos, lo cual quiere decir que las instituciones del Estado están todas reglamentadas y vigiladas por otras entidades y así ninguna podría tener un exceso de

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web