El titulo es:Mamertos de ayer y hoy
    ¿Quieres recibir notificaciones?
    Si
    No
    5/10 INGRESAR Explora tu perfil

    Amigo lector,

    Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

    Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

  • SUSCRÍBETE

Últimas noticias

Un  punto de inscripción de cédula en Atlántico.
23:01

El Atlántico fue el cuarto departamento con más registros...

‘Marquitos’ Figueroa cuando llegó al país extraditado desde Brasil.
08:08

Juzgado Quinto Penal del Circuito de Bogotá revocó la...

07:44

Las cuatro mujeres -Alexandria Ocasio-Cortez (representante...

06:53

El astro argentino acusó a la Conmebol de haber favorecido...

06:40

Los delegados del gobierno y de la oposición arribaron este...

06:28

El hombre venía en un vuelo procedente de Bogotá, y al...

Luis Zúñiga (izq.)  y David Santacruz sueñan con llegar a la NBA.
03:00

Los chicos de 14 años se destacan en el torneo de...

Gabriela Bolle ganó el oro en los Juegos Centroamericano y del Caribe Barranquilla 2018.
00:48

La bicicrosista del registro del Atlántico ...

Acción de uno de los partidos del torneo de rugby.
00:45

Zorros A lidera el torneo en la rama masculina con 14...

Real Betulia, actual campeón.
00:40

 Jhon Flórez lideró la victoria 2-1 de los actuales...

Columnas de opinión
Actualizado hace 2 meses

Mamertos de ayer y hoy

La bárbara ejecución permanece como un recuerdo mordiente desde mi juventud. Era una   mañana a principios  de los ochentas en la plazuela de mi universidad. Bajo la mirada siempre ausente de San Alberto Magno se arremolinaba un grupo de jóvenes alrededor de una gallina que tenía los ojos vendados. Era un juicio a la pacifica ave que estaba acusada de negarse a poner huevos. El acto era tan inédito como humorístico y al grupo se sumaban cada vez más personas atraídas por la curiosidad. De repente alguien con mascara de verdugo tomó un hacha  y decapitó a la gallina. El público quedó paralizado y luego sobrevino la indignación general que encabezaron los estudiantes de Biología.  Compañeros -respondió el ejecutor, un miembro de las Juventudes Comunistas- a pocos kilómetros de aquí en las caballerizas de Usaquén se tortura y desaparece a decenas de seres humanos y ustedes cómodos burgueses se preocupan por la suerte de una simple gallina. La torpe respuesta indignó aún más a los biólogos y la situación pareció degenerar en una batalla campal. “Son actos de los mamertos”, dijo alguien entre la multitud.            

En ese entonces era claro a quienes se les llamaba “mamertos”  y esta distinción se basaba  en parte en su identidad ideológica, en parte en su indumentaria y en parte en su comportamiento. Un mamerto militaba en la línea ortodoxa del partido comunista, leía la revista Sputnik, vendía Voz Proletaria y admiraba a Gilberto Vieira. Un mamerto  escuchaba salsa y a la Nueva Trova cubana, también usaba buzos de lana, bufandas y, ocasionalmente, se vestía con ruana para manifestar su identificación con la población campesina del país. Hoy esa especie viviente  casi ha desaparecido de la faz de Colombia y solo podemos encontrar contados especímenes en grupos extremistas de izquierda, en ciertas universidades públicas y en las colecciones de paleontología. Algunos de sus antiguos miembros son hoy ejecutivos de poderosas empresas. Todavía queda en unos pocos un rescoldo sentimental de ese pasado y se parecen a Francisco ese personaje de Milán Kundera que ama las marchas  en La insoportable levedad del ser.   

Como el tiempo pasa sin darnos cuenta puede sucedernos lo mismo que a Rip Van Winkle, ese personaje de Washington Irving que se duerme y despierta después de veinte años. Hoy en las redes sociales y, en ciertos círculos ideológicos de derecha,  un mamerto es  un poeta vanguardista, un ambientalista, el editor de un periódico norteamericano, un gitano o todo aquel que profese un ideario liberal. Un mamerto conspirador es para estos fanáticos  el magnate George Soros, una de las personas más ricas del mundo, con 24 200 millones de dólares en 2015 según la revista Forbes. A Soros se le culpa de los movimientos tectónicos de la tierra, del paso de los cometas y hasta de las tormentas solares. Pero, el más emblemático de los mamertos puede ser para ellos San Francisco de Asís, pues es un predicador de la fraternidad humana, un sospechoso animalista  y para confirmar su culpabilidad hay un testimonio del poeta Rubén Darío que lo señala de ser amigo de un lobo.  

wilderguerra@gmail.com

Imagen de maria.vega
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un dígito

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

Estimado lector,

Lector de noticias
Acceso ilimitado
Rincón Juniorista
¿Ya tienes una cuenta?
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
Copa america Brasil 2019 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí