El titulo es:Tiki y taka: Defensas difíciles de olvidar

Últimas noticias

Encuentro "Una mirada prospectiva, Rumbo al Centenario".
10:54

Con diferentes actos académicos y culturales se conmemora...

El presidente colombiano Juan Manuel Santos.
10:47

Así lo manifestó el jefe de Estado colombiano, durante una...

La tenista colombiana Mariana Duque.
10:36

En la final del cuadro clasificatorio Mariana tendrá que...

Sector del barrio Paraíso por donde ocurrió el robo.
10:26

El hecho se registró la noche de este miércoles. El...

Los presentadores Joe Scarborough y Mika Brzezinski.
10:18

La tensión entre el presidente Donald Trump y los medios se...

Lugar donde se presentaron los hechos.
10:02

José Luis Vargas Pérez, de 47 años de edad, fue atacado por...

09:49

La medida preventiva se mantendrá hasta que la empresa de...

El pegador filipino Manny Pacquiao (i) en la presentación de su combate ante el australiano Jeff Horn.
09:33

El combate entre el filipino y el australiano se realizará...

09:20

Según las características descritas por la familia se...

Columnas de opinión
21 Abril 2017

Tiki y taka: Defensas difíciles de olvidar

Hace unos días en una tertulia en EL HERALDO, mi admirado Javier Castell elogiaba el amague que había hecho Riascos, delantero de Millonarios, para burlar a un defensa del Junior y vencer a Viera. Subrayé ese mismo día que me gustaría asistir a una clase en la que alguien enseñara a esa misma defensa cómo marcar a un atacante. La respuesta he tenido la suerte de vivirla en directo en el Camp Nou en el Barcelona-Juventus, en el que resultó eliminado el equipo catalán.

Sobre el papel el duelo era el mejor de los cuatro partidos que deparó el sorteo de los cuartos de final de la mayor competición del fútbol europeo, en la que los colombianos podemos sentirnos orgullosos de tener a Falcao (Mónaco), Cuadrado (Juventus) y James (Real Madrid) entre los semifinalistas. Y era importante este Barça-Juve por la sencilla razón que enfrentaba a la mejor defensa del continente, la de la Juve, con la delantera más realizadora, el tridente del Barcelona, Messi, Luis Suárez y Neymar.

El Barcelona llegó a la eliminatoria con 26 goles a favor y 5 en contra. La Juve solo había recibido 2 goles en ocho partidos: uno contra el Olympique de Lyon, y otro frente al Sevilla de Sampaoli. En su campo, el Barcelona había goleado 7-0 al Celtic, 4-0 al Manchester City y 4-0 al Borussia Moenchengladbach. Y logró la hazaña de meterle un 6-1 al PSG.

Sin embargo, la delantera del miedo fue a Turín y no marcó. Y el miércoles jugó en su campo, donde se esperaba otro milagro, y tampoco logró inquietar al veterano Buffon. Messi, Suárez y Neymar fueron bloqueados por una muralla de hombres que parecían tener imán para atraer los remates hacia ellos o ser unos grandes sopladores capaces de desviar los tiros de los barcelonistas. Bonucci, Chiellini, Alves, Cuadrado, Sandro, fueron unos fieles escuderos de Buffon. Firmes, sólidos, inabordables por arriba, infranqueables por debajo. Maravillosa Juve. A partir de la defensa se crea un equipo campeón. Y la Juve paralizó la ofensiva del Barça con un sistema defensivo que hizo que por mucho que le dispararan, la mayoría de sus disparos no fueran entre los tres palos. De 21 tiros del Barcelona, sólo dos fueron directos a la portería. Dinamismo y concentración contra la desesperación del mejor ataque del continente europeo. Esa fue la gran clave de la Vecchia Signora.

Al hablar de la defensa del Barcelona me estoy refiriendo a su afición, que hizo una defensa de su equipo apasionada desde las gradas. Cuando ya no había nada qué hacer, cuando Messi estaba hundido, Neymar desesperado y Suárez perdido, las 90.000 gargantas catalanas corearon el nombre de su equipo y agitaron sus banderas como si hubiera ganado la eliminatoria. De admiración y reconocimiento en la derrota a un equipo que le ha llenado de orgullo y felicidad. Inolvidable.

Imagen de cheyenn.lujan
Ya soy suscriptor web