El Heraldo
Deportes

Tiki y Taka: Cuando Junior te complace y sale campeón

Piel de gallina es poco. La emoción estremece el cuerpo y te abrazas y chocas tus manos con vecinos que jamás has visto. Y te dan ganas de estar en esas curvas del estadio saltando todo lo que cantan Los Cuervos y el Frente rojiblanco, y de coger un tambor de esos y tocarlo como lo tocan ellos dando un concierto que no tiene nada que envidiar a los mejores del país. Y de pronto te encuentras saltando como brinca todo el estadio, contagiado de toda una experiencia que por muchas excelencias que hayas vivido con el Barça de tu alma no resultan comparables a esta que vives con el Junior de tu corazón. “Junior de mi vida/dame una alegría/quiero ser campeón. Sabes todo lo que siento/yo te llevo adentro de mi corazón”. Y resulta que Junior llega y te complace, y te da esa alegría que su afición le está pidiendo, y sale campeón. Y ves a tanta gente, vestida de rojiblanco, con una sonrisa de oreja a oreja, con ganas de hacer eterna la noche, esa noche inolvidable, que será recordada como una más de la historia de este club tan amado. Y uno, que solo había vibrado en Barcelona con los títulos de Junior a través de la voz de Édgar Perea gracias a las cintas grabadas por el viejo Julio, o por los comentarios del entrañable Fabio Poveda Márquez en una de sus visitas a Europa, acaba tan ensimismado como invadido por un torbellino de emociones apasionantes. Y tengo la sensación de que cada vez que pase por el Metropolitano sentiré el zapatazo de Jarlan que inauguró el marcador y me recrearé con el exquisito toque de Teo para cerrar un triunfo de un Junior que enamora. Y estoy convencido que cada vez que tome la circunvalar o Murillo resonarán las canciones de amor que toda esa gente que ocupa las gradas detrás de las porterías canta con tanta pasión. Y se despierta uno con ganas de repetir la canción que la prima Claudia, que se hace llamar la Juniorista Carnavalera, te ha enviado: “Es un problema de difícil solución, porque eres Junior mi pasión en esta vida/Eres el equipo que yo siempre amaré así le guste o no a mi familia”. Y termina uno pensando a quién diablos de la familia no le gusta Junior, y al final encuentra, como en todas las buenas familias, un Luchito que es del Nacional. Pero qué más da. Hoy la fiesta es nuestra. Ayer, hoy y mañana la felicidad está instalada en Barranquilla, viste de rojiblanco, algunos la llaman ‘tu papá’, la conocen por los ‘tiburones’, se gestiona en el Metropolitano, se comienza a vivir en el sur, y acaba recorriendo todas las venas de la ciudad. Es una felicidad que arranca lágrimas al mismísimo Julio Comesaña. Es Junior en su esencia, esparciendo el perfume de la felicidad a toda su afición. Ofreciendo esa alegría reclamada para seguir enamorado de él. O simplemente, para sentirlo más en tu corazón.

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Enrique Dávila

Mandarina, virago, /nóbel/

¿El nombre de la fruta llamada mandarina tiene que ver con el idioma mandarín de China? Ignacio Orbegozo, B/quilla

Guardan relación. Sobre el uso del nombre en español, hay constancia escrita desde la segunda mita

Leer
El Heraldo
Indalecio Dangond

¿Fico o Petro?

Cómo cambian los tiempos. Antes elegíamos a los presidentes por los postulados fundamentales que caracterizaban a los partidos políticos tradicionales, ahora los elegimos de acuerdo con las ideologías de izquierda, centro o derecha.

Leer
El Heraldo
Marcela Garcia Caballero

La hora de la verdad

Se acerca la hora de la verdad y no hay dicho más preciso que ese que dice: “no hay peor ciego que el que no quiere ver”. El fanatismo que tiene evidentes tintes de resentimiento no permite que algunos puedan observar lo que se les está most

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.