El Heraldo
Opinión

Reproche siempre

El secuestro de niños y niñas en Colombia ha sido una de las prácticas más comunes desarrolladas por los diferentes grupos armados que han participado en el conflicto colombiano. Recientemente, el secuestro de Cristo José despertó entre los colombianos la solidaridad con su familia y el reproche a la criminalidad que sigue atentando contra los principios y derechos más básicos que tiene la humanidad.

La liberación de Cristo José se logra finalmente gracias al esfuerzo de la Fuerza Pública y el impacto mediático que tuvo su secuestro, frente al cual los ciudadanos se manifestaron con vehemencia en contra de este acto y los medios de comunicación cubrieron la noticia con la relevancia merecida. Ahora, el secuestro de Cristo José, que con toda razón despertó la indignación de todo un país, es un caso que se repite en Colombia todos los días y frente a lo cual la sociedad ha sido selectiva a la hora de manifestarse en contra de este tipo de hechos.

Los casos de niñas y niños desaparecidos en el país son alarmantes, y merecen todo el reproche sin más consideraciones que el hecho de que estos actos atentan contra los derechos humanos y el interés superior de los niños y las niñas. En el 2017, se estimó por Medicina Legal que aproximadamente siete niños y niñas desaparecen diariamente en Colombia. ¿Dónde están ellos? ¿Por qué los medios no les dan relevancia a todos los casos por igual? ¿Por qué la sociedad desconoce estos hechos o se manifiesta solo frente a algunos casos específicos?

Todas estas preguntas merecen una respuesta o, aún mejor, una respuesta que debe ir acompañada de un cambio en los decibeles de reproche. Desde el 20 de septiembre se reportó la desaparición de Alberto Cardona en Santa Marta, un niño de seis años, luego de que el cuerpo de su padre fuera encontrado con signos de violencia. La noticia no ha despertado el impacto mediático que otros hechos semejantes, a pesar de que se trata de un niño y de la gravedad del desconocimiento de su paradero. Los medios de comunicación han referido el hecho en notas que no han sido virales, que no se han compartido en las redes al mismo nivel y que por tanto no ha tenido la atención que merece.

Si el país es coherente y entiende que todas las vidas valen, que la libertad de los niños y niñas es un derecho que debe protegerse a toda costa, se verán cada vez menos casos de secuestros, reclutamiento y desaparición de menores. Pero la indignación no puede ser selectiva, debe ser para todos los casos, porque cada niño y niña del país tiene los mismos derechos y, en ese orden, deben tener las mismas garantías.

tatianadangond@hotmail.com
@tatidangond 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Germán Vargas Lleras

El Congreso por la faja

Ya ningún sector se escapa a los intentos del Gobierno por desinstitucionalizar y pretender a la fuerza concentrar en el presidente decisiones que competen a otros poderes públicos. El más reciente, un burdo decreto que desconocía toda la norm

Leer
El Heraldo
Rafael Nieto

En seguridad el 24 será peor

El deterioro agudo de la seguridad es innegable. 

Varias son las razones. Primero, por la renuncia del Gobierno a luchar contra el narcotráfico. Son múltiples los hechos que lo demuestran. Se calcula que los narcocultivos alcanzar

Leer
El Heraldo
Tatiana Dangond

Implementación sin voluntad

Parece que fuera ayer el día en que se firmó el Acuerdo de Paz con las Farc, pero después de más de 7 años desde su firma, el estado de su implementación sigue generando preocupaciones por la falta de ejecución y de un verdadero compromiso

Leer
El Heraldo
Javier Castell Lopez

El momento de Junior

Nunca he podido interpretar con alguna certeza el sismógrafo ambiental alrededor de los momentos menos favorables de Junior. Mi nivel de sicología de masas es verdaderamente muy bajo. Además, porque el vaivén de las emociones van desde los cua

Leer
Ver más Columnas de Opinión
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.