El titulo es:Clamor internacional

Últimas noticias

00:00

El camino más largo siempre comienza cuando damos el primer...

Germán Vargas, Álvaro Cepeda y Gabriel García Márquez a fines de los años sesenta.
00:00

En 1967, Germán Vargas Cantillo se anticipaba al eco que...

Germán Vargas Cantillo y su esposa Susie Linares Ruiz le sonríen a Darío, el primero de sus tres hijos.
00:00

De Germán, mi papá, escucho todavía su ...

20:24

Gobierno nacional insiste en el desbloqueo de las...

20:07

Un proyecto parlamentario que autorizaba la interrupción...

19:24

El cantante vallenato cumpliría este domingo 65 años de...

Luis C. Ruiz, delantero.
19:00

El samario estaba en la titular que tenía pensada Luis...

Nicolás Maduro, presidente chavista de Venezuela.
18:44

El gobierno chavista señala como “organizador” a Roberto...

Iván Luna Loaiza, José Mosquera Hurtado y Jesús Lozano Ortiz, soldados fallecidos.
18:07

Los uniformados cayeron en una trampa tendida por...

Altos de la Sabana es el único y más ambicioso proyecto urbanístico en altura que tiene Sincelejo en la zona  norte, y que es gratuito.
17:11

De acuerdo con el director del Fondo de Vivienda de...

Columnas de opinión
Actualizado hace 2 meses

Clamor internacional

El día de ayer se perpetuó en el poder quien ha llevado a Venezuela a ser un país reflejo del resultado del autoritarismo, la violencia, la represión y la dictadura. La sociedad internacional se ha manifestado para rechazar a través de las acciones diplomáticas este nuevo mandato de Nicolás Maduro, quien se posesionó en medio de una crisis social y económica que ha alcanzado niveles sorprendentes y que obedece a la ausencia de un sistema democrático, del desconocimiento de derechos de sus ciudadanos y una crisis institucional propia de la concentración del poder en un reducido grupo político. El Consejo Permanente de la OEA votó mayoritariamente para no reconocer este nuevo mandato, el Grupo de Lima ha optado por este mismo camino y la ausencia de delegaciones de numerosos países en la posesión que se llevó a cabo, da cuenta de que el régimen de Maduro no tiene forma de legitimarse ante la sociedad internacional. 

Su discurso centrado en que los países que desconocen su gobierno y rechazan sus acciones antidemocráticas o dictatoriales son marionetas de Estados Unidos, se cae por su propio peso y no tiene eco ni impacto, siempre que las razones humanitarias y económicas que han llevado a este rechazo global de sus decisiones saltan a la vista y no necesitan un opositor internacional con bandera política, cuando hay motivos que superan con creces las discrepancias entre posturas políticas. Hay una línea que marca diferencia entre la injerencia en asuntos internos y el rechazo por la vulneración masiva de derechos humanos o desconocimiento de un gobierno por permanecer en el poder por fuera de la democracia, y en el caso de Venezuela no se puede pretender que, por no entender la diferencia entre uno y otro concepto, los demás Estados se van a quedar inertes ante lo que sucede. 

Esta discusión hace mucho tiempo dejó de centrarse en la soberanía, para hacerlo en torno a la universalidad de los derechos humanos y al entendimiento que hay a partir de la Carta Democrática Interamericana de que la democracia es la columna vertebral de los derechos civiles y políticos. Está claro que Venezuela no puede seguir bajo esta dictadura un año más, que sus ciudadanos están asfixiados ante la ausencia de alimentos, de medicamentos y de oportunidades económicas. El éxodo de venezolanos que se han visto obligados a salir de su país por la crisis que enfrenta, no es una ilusión ni un número que comparte la prensa como la ha querido hacer ver Maduro, sino el resultado de un país donde el desempleo es la regla general, donde la oposición no tiene garantías de ninguna índole y la violencia es una amenaza constante. 

La sociedad internacional atinó con esta decisión, pero no es suficiente, por lo que se deberán buscar mecanismos diplomáticos que permitan el restablecimiento de la democracia en Venezuela, la libertad de los presos políticos y la adopción de medidas económica acertadas. 

@tatidangond

Imagen de jesika.millano
Ya soy suscriptor web