El Heraldo
Opinión

Bajeza machista

En un mundo donde esta columna no tuviera que ser escrita sobraría decir que no defiendo la idea de que las mujeres políticas no pueden ser controvertidas o cuestionadas, pero como estamos en un país donde Matador es machista y lo aplauden, es necesario explicar, nuevamente, que a la presidenta de la Cámara la pueden criticar por su filiación política pero no porque fue reina o modelo, porque esto último no le resta mérito a ninguna mujer. 

El machismo en Colombia, además de ser un negocio sumamente rentable, se utiliza como estrategia para desprestigiar a la mujer con facilidad sin necesidad de incurrir en mayores esfuerzos para llegar a ello. Esta semana vimos florecer al machismo colombiano como si estuviéramos ante una primavera donde hombres misóginos mostraron con total descaro lo que son, y mujeres que alzan la bandera del feminismo dentro de la política nacional, dejaron ver que su defensa del género es solo para quienes tengan sus mismos intereses políticos. 

Quienes querían cuestionar a la nueva presidenta de la Cámara de Representantes, Jennifer Arias, tenían bajo la manga dos opciones; referirse a sus posturas políticas o a traer a colación cualquier elemento de su pasado de cuando fue reina o modelo. La primera opción, la más razonable, democrática y seria habría implicado un ejercicio mental o argumentativo superior, pues implicaría exponer a la política y no a la mujer, requiriendo un mayor esfuerzo para persuadir a las personas de que Jennifer Arias no debía ser elegida como presidente de esta corporación. La segunda opción, es la movida más baja pero la más fácil, pues en Colombia cuestionar a una mujer por haber sido reina de belleza es tan buena estrategia, que se castiga con una peor pena social a las mujeres por ser físicamente atractivas que a los hombre que comenten feminicidios o terribles actos de corrupción. 

¿Qué trata de demostrar Matador con su caricatura de Jennifer Arias? ¿Por qué Yohir Akerman comparte una foto de la representante disfrazada con una pistola cuando era una adolescente? Matador infiere que Arias no llegó por sus méritos sino porque es físicamente atractiva y tiene algo que ver con Álvaro Uribe Vélez. Por su parte, Akerman no compartió esta foto porque creyera que Arias tiene una afición especial por la violencia y las armas  -está claro que era un simple disfraz- sino porque quería ridiculizar a la mujer asociando que por haber sido modelo no puede ser inteligente, sino que automáticamente entra en el mundo de lo banal y superfluo. Hablando de disfraces, estos hechos son machismo en todo su esplendor tratando de disfrazarse de crítica o genialidad. 

A todos estos hechos se suman dos decepciones del feminismo; María Jimena Duzan y Ángela María Robledo. Duzan salió a exigirle una explicación a Jennifer Arias por una foto de un disfraz y le da un tinte político a una imagen que no tenía ningún valor noticioso, craso error periodístico. Robledo, gran defensora del feminismo, candidata presidencial de banderas feministas, se basó en la misma fotografía de Arias para cuestionarla.

En un mundo donde esta columna no tuviera que ser escrita sobraría decir que no defiendo la idea de que las mujeres políticas no pueden ser controvertidas o cuestionadas, pero como estamos en un país donde Matador es machista y lo aplauden, es necesario explicar, nuevamente, que a la presidenta de la Cámara la pueden criticar por su filiación política pero no porque fue reina o modelo, porque esto último no le resta mérito a ninguna mujer. 
@tatidangond

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Manuel Moreno Slagter

Los emigrantes haitiano

Las imágenes son incómodas. Se puede ver a varios hombres montados a caballo, con uniforme y aspecto de policías o algo similar, acosando a unas personas a pie que huyen precariamente. Los jinetes blanden lo que parecen látigos, y aunque un an

Leer
El Heraldo
Flavia Santoro

El mejor camino es exportar

La dinámica del mercado interno ha hecho que las compañías colombianas, de forma natural, hayan ganado en competitividad con el paso de los años. Y ha sido, en gran parte, porque compiten en las góndolas de las grandes superficies con bienes

Leer
El Heraldo
Roberto Zabarain

Rubor

En épocas pretéritas el rubor era inequívoca manifestación de candor y decencia.  El rubor es una respuesta emocional que aparece en señal de vergüenza cuando en cualquier situación podría incurrir en algo que pudiera ser mal visto o

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.