El titulo es:Tasco, un pueblo de valientes

Últimas noticias

El británico Anthony Joshua frente al ruso Povetkin.
23:55

La transmisión de la cartelera es por Space desde las 2:30...

El Distrito entró a la oficina de M&S para recuperar la base de datos.
00:30

El alcalde Alejandro Char explica que fue un proceso...

Fabio Hernández Sierra, edil suroriente, capturado por el delito de ejercicio ilícito de actividad monopolística de arbitrio rentístico y concierto para delinquir.
00:20

Asesinatos, extorsiones, estafas, y el robo de más de 13...

Maquinaria trabajando en labores de relleno en el proyecto de actuación urbanística. El proyecto no se ha visto afectado, dice firma.
00:15

Son 9 las solicitudes de conciliación extrajudicial por la...

El grupo de personas espera para subirse al articulado en la estación Joe Arroyo.
00:15

Durante el recorrido de una de las rutas más usadas, desde...

Tuberías y equipos que conforman la infraestructura de un gasoducto ubicado en la Costa Caribe.
00:00

Son varias las apuestas de gremios y expertos del sector...

Vladimir Flórez o ‘Vladdo’, en su intervención.
00:00

Cada uno con su estilo trató el tema de las relaciones...

Javier Franco y Juan Gossaín en el evento de Libraq.
00:00

El escritor habló de las particularidades de la lengua...

Las comisiones económicas en una de las sesiones realizadas esta semana para discutir el presupuesto.
00:00

EL HERALDO consultó al DNP y a economistas sobre los...

Panorámica del Tribunal Superior de Barranquilla ubicado en el centro de la capital del Atlántico.
00:00

EL HERALDO conoció la denuncia que interponen el ente de...

Columnas de opinión
Actualizado hace 1 meses

Tasco, un pueblo de valientes

Veintisiete años y veinticinco días después de expedida la Constitución de 1991 y veinticuatro años y cincuenta y nueve días después de promulgada la ley estatutaria 134 de 1994, que dicta los mecanismos de participación ciudadana (entre ellas, la revocatoria del mandato),  se ha producido –por primera vez en Colombia– la revocatoria de un alcalde.

Fue el pasado domingo en Tasco (Boyacá), un municipio a 2.530 metros sobre el nivel del mar, de clima templado, cultivador de papa, donde el ciclismo es religión. Tasco, fundado el 15 de octubre de 1577, tiene un historial de valentía: en 1781 se sumó al movimiento de Los Comuneros que lideró José Antonio Galán y en 1819 dio albergue y respaldo a las tropas de Bolívar para que prosiguieran la guerra de independencia.

Hoy, al revocar al alcalde Nelson Javier García Castellanos, se ha convertido en ejemplo nacional, tras más de un centenar de intentos de revocatoria en Colombia, la mayoría de los cuales no llegaron a las urnas por fallas en la recolección de firmas, y muchos, también, hay que decirlo, han estado inspirados en el revanchismo político de los perdedores.

No es el caso de Tasco, donde las razones de la revocatoria parecen estar plenamente justificadas, a juzgar por lo que ha expresado Pedro Castañeda, el  organizador de la iniciativa.

Castañeda, un campesino que apenas cursó cuarto de primaria, dice que su comunidad se aburrió del alcalde porque “no se sabía qué hacía con el presupuesto”. Algo que ha sido típico de muchos alcaldes del país al creer que el cargo les pertenece. Lo primero que han olvidado es que están ahí por un mandato de los ciudadanos y que a estos deben servir con una gestión honrada y eficaz.

En el Atlántico hemos padecido del mismo flagelo, pero hasta ahora ninguno ha sido revocado. Una diputada del Departamento, hace unos años, me decía: “Horacio: el sueño de algunos alcaldes no es desempeñar el puesto para servir. Lo que en verdad les motiva es comprarse una casa en Barranquilla, una camioneta último modelo, dos celulares de alta gama y gozarse la plata, robada por supuesto, en mujeres, bebida y bailando, como en la canción de Diomedes”.

La magnífica gesta de este diminuto pueblo boyaco le ha dado concreción exitosa a la norma: “La revocatoria del mandato es un derecho político, por medio del cual los ciudadanos dan por terminado el mandato que le han conferido a un gobernador o a un alcalde”, (artículo 6 de la ley 134). Y a la jurisprudencia de la Corte Constitucional: “La revocatoria es tal vez uno de los derechos políticos de mayor repercusión para hacer realidad la verdadera democracia participativa” y “es la consecuencia lógica del derecho de participación del ciudadano en el ejercicio del poder”, (sentencia C-180/1994). Por fin se le demostró a un alcalde que el poder no reside en él sino en la ciudadanía que lo eligió.

@HoracioBrieva

Imagen de sandra.carrillo

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
#Rusia2018 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
¿Quieres asistir a la inauguración? Compra tus entradas aquí
¡Estamos listos! marcadores en cero, inicia la segunda fase. Haz tus predicciones AQUÍ
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1