El titulo es:Ser rebolero aguanta

Últimas noticias

Panorámica de un conjunto de bloques de la Villa Centroamericana, donde se hospedan los deportistas.
00:30

Las secretarías de la Alcaldía de Barranquilla anunciaron...

00:18

Según el Servicio Geológico Nacional, el...

La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager.
00:17

La comisión europea señaló que el gigante californiano “...

Melissa Herrera imita los pasos de las marimondas en la carpa de ‘checking’.
00:14

Miembros de las delegaciones de los Juegos Centroamericanos...

00:14

La agenda follórica, musical y artesanal durante las justas...

00:10

El departamento médico del Junior informó sobre la lesión...

En el Complejo Acuático Eduardo Movilla se realizará la primera competencia en la disciplina de clavados.
00:09

El estadio Metropolitano abrirá sus puertas al público...

Tablero del nuevo puente Pumarejo, aún al lado de la vieja estructura.
00:09

El director Invías, Carlos García, manifestó que este...

Imagen de referencia.
00:08

XM informó que el crecimiento registrado fue 6,8%.

MinDefensa Villegas anuncia captura de ‘Cherry’.
00:08

Se trata de Gustavo Angulo, más conocido como alias Cherry.

Columnas de opinión
Actualizado hace 2 años

Ser rebolero aguanta

Cerca de 200 personas marcharon este viernes hacia los Tres Postes, en Rebolo, para decirle a Barranquilla que están orgullosos de ser reboleros, y para manifestar su intención de cambiar el estigma que viven los habitantes del barrio en la ciudad. Los Tres Postes ha sido denominado por la prensa uno de los lugares más peligrosos de toda Barranquilla. Los reboleros se quejan de que lo único que se dice en la prensa del barrio tiene que ver con el crimen, y que nunca se habla de las cosas buenas que sí pasan, de sus aportes culturales, de sus jóvenes talentos futboleros, ni del trabajo o las ganas de salir adelante que palpitan en el barrio.

Rebolo es uno de los barrios más tradicionales de Barranquilla. Cuna del fútbol en Colombia y hogar de los congos, es uno de los barrios que más aporta a la tradición cultural de la ciudad. Aunque el barrio es tan grande como cualquier pueblo del Atlántico (45.000 habitantes), en Rebolo no hay parques, ni iglesias, ni sitios de encuentro, solo hay una cancha de microfútbol. Esto habla de un abandono de la ciudad, que hace rato no hace inversiones en Rebolo, quizás también por su mala fama. También hay mucho desempleo, muchos jóvenes terminan de estudiar y solo les queda sentarse en una esquina, porque además, vivir en Rebolo llega hasta a ser motivo de no contratación cuando lo ven en la hoja de vida. Ante la falta de oportunidades, algunos caen en la delincuencia común. Lo mismo sucede con algunas mujeres, es un barrio con altos índices de embarazo adolescente y muchas chicas también son cooptadas por las bandas. Hay hacinamiento en las viviendas. Violencia doméstica. Incluso hambre. No es el caso de todos los habitantes del barrio, allá los que tienen la suerte de trabajar lo hacen de sol a sol, y el barrio es cuna de coreógrafos tan talentosos como el gran Pedro Díaz. Los problemas mencionados arriba no son culpa de los habitantes del barrio, tienen que ver con la falta de políticas públicas, y con la falta de oportunidades, la pared con la que se estrella la gran mayoría de la juventud popular barranquillera. Hace poco, en la inauguración del CAI blindado, el alcalde Char les prometió a los reboleros una sede del Sena y una universidad. Cumplir estas promesas bien podría cambiar toda la historia de uno de los barrios emblemáticos de la ciudad.

Cuando cae la noche, los habitantes del barrio, acalorados, se reúnen en otro poste, junto a la paredilla del colegio Don Bosco, y allí montan una tertulia de fútbol, política, cultura y chisme. La llaman “Radio poste”. Allí la comunidad habló sobre el estigma, sobre el problema que implica que en Barranquilla “rebolero” sea un insulto. Y se hicieron una pregunta ontológica: “¿Por qué ser rebolero aguanta?”. Es una pregunta que viene de un rebolero a otro. A Eneida Viaña, una de las líderes comunitarias del barrio, le gustaría que rebolero signifique humor, trabajo, alegría, baile, solidaridad. Esto es lo que los reboleros quieren decirle a la ciudad. Y ojalá Barranquilla escuche, reboleros somos todos un poquito, porque Rebolo está en todas partes, en las patadas del Junior y en los pasos de la reina del Carnaval: así de importante es el aporte cultural que el barrio le ha hecho a la ciudad.

@Catalinapordios

Imagen de tonygallo

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
#Rusia2018 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
¿Quieres asistir a la inauguración? Compra tus entradas aquí
¡Estamos listos! marcadores en cero, inicia la segunda fase. Haz tus predicciones AQUÍ
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1