El titulo es:Se acabó el Mundial

Últimas noticias

El británico Anthony Joshua frente al ruso Povetkin.
23:55

La transmisión de la cartelera es por Space desde las 2:30...

El Distrito entró a la oficina de M&S para recuperar la base de datos.
00:30

El alcalde Alejandro Char explica que fue un proceso...

Fabio Hernández Sierra, edil suroriente, capturado por el delito de ejercicio ilícito de actividad monopolística de arbitrio rentístico y concierto para delinquir.
00:20

Asesinatos, extorsiones, estafas, y el robo de más de 13...

Maquinaria trabajando en labores de relleno en el proyecto de actuación urbanística. El proyecto no se ha visto afectado, dice firma.
00:15

Son 9 las solicitudes de conciliación extrajudicial por la...

El grupo de personas espera para subirse al articulado en la estación Joe Arroyo.
00:15

Durante el recorrido de una de las rutas más usadas, desde...

Tuberías y equipos que conforman la infraestructura de un gasoducto ubicado en la Costa Caribe.
00:00

Son varias las apuestas de gremios y expertos del sector...

Vladimir Flórez o ‘Vladdo’, en su intervención.
00:00

Cada uno con su estilo trató el tema de las relaciones...

Javier Franco y Juan Gossaín en el evento de Libraq.
00:00

El escritor habló de las particularidades de la lengua...

Las comisiones económicas en una de las sesiones realizadas esta semana para discutir el presupuesto.
00:00

EL HERALDO consultó al DNP y a economistas sobre los...

Panorámica del Tribunal Superior de Barranquilla ubicado en el centro de la capital del Atlántico.
00:00

EL HERALDO conoció la denuncia que interponen el ente de...

Columnas de opinión
Actualizado hace 2 meses

Se acabó el Mundial

El mundial de fútbol se acabó para Colombia y, oficialmente, nos hemos despertado de la anestesia. Por unas cuantas semanas, todo en este país fue alegría, esperanza y unión. Las malas noticias eran camufladas por alguna declaración de un ex futbolista, de un experto deportivo, de algún resultado que podía convenirnos para pasar a la siguiente ronda o simplemente por alguna celebridad mostrando su camiseta. 

Sí, fueron días tan increíbles, que parecía que el país milagrosamente se hubiese curado de la violencia, de la discriminación, de la intolerancia y de la indiferencia. Fueron días de tanto amor que parecía mentira que durante meses los partidos políticos nos hubiesen divido tanto, hasta el punto de llegar a odiarnos. Fueron días de tanta euforia, que cualquier cosa que tuviese que ver con el mundial era tema de conversación de todo un día. Pero como todo lo bueno y como todos los sueños, este en algún momento se tenía que acabar. Había llegado el momento de despertarnos. 

Nos despertó el baldazo de agua fría de la realidad que se vive en este país, una que no tiene nada que ver con videos virales de binoculares multifacéticos, ni con indignaciones nacionales por portadas de periódicos en el exterior. Una en la que todo lo queremos solucionar con violencia, con amenazas y con muertes. Una en la que todo lo queremos reducir a quiénes están de un lado y quiénes están del otro.   

Los asesinatos de los líderes sociales se han convertido en el escenario perfecto para seguir dividiéndonos entre los que están en la izquierda y los que están en la derecha. Gustavo Petro, por un lado, reclama que estas muertes son una represalia contra los que trabajaban por su campaña política Colombia Humana, cuando esto es algo que viene sucediendo desde el 2016, mucho antes de su candidatura a presidencia. Fanáticos de la derecha, por el otro, dicen que todos los líderes sociales son “delincuentes disfrazados de campesinos”, cuando si bien hay unos que han mostrado haber tenido nexos con grupos ilegales, es un absurdo tildar a todos de criminales y despachar el asunto de los casi 400 muertos como un tema de “ajustes de cuentas” entre bandas delincuenciales. 

Reducir esta problemática a suposiciones como estas es peligroso y ningún líder de opinión debería estar haciéndolo, pues en vez de centrarnos en que las autoridades nos den respuestas, nos estamos centrando en atacarnos los unos a los otros. Asumiendo que unos son tan insensibles como para no querer proteger la vida de los campesinos, como que otros son tan cínicos de querer alzar la voz para proteger la de los delincuentes. Asumiendo, suponiendo, juzgando, atacando y odiando.  

Así que ahora que el efecto de la anestesia se ha borrado por completo y volvemos a la vida real, recomiendo no caer en las suposiciones que solo nos llevan a una guerra de insultos y, por el contrario, utilizar nuestra indignación como protesta para que nos digan la verdad, para que no nos toque a nosotros imaginarnos el porqué y para que el Gobierno responda y proteja, como supuestamente está destinado hacerlo. 

Porque así como nos unimos para apoyar a la Selección en contra de Japón, Senegal, Polonia e Inglaterra, así mismo hay que unirnos para que la verdad sobresalga y nadie más tenga que morir sin respuestas.

Imagen de sandra.carrillo

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
#Rusia2018 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
¿Quieres asistir a la inauguración? Compra tus entradas aquí
¡Estamos listos! marcadores en cero, inicia la segunda fase. Haz tus predicciones AQUÍ
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1