El titulo es:Rositto vs. Paughan, una lid excepcional

Últimas noticias

13:08

Merkel tendrá que buscar por cuarta vez uno o varios socios...

Los jugadores del Getafe celebran la clara contundente victoria sobre el Villarreal.
13:03

El delantero colombiano ingresó al minuto 60, cuando el...

Duván Zapata supera a Cristian Zapata en una pelota aérea, durante el juego que Sampdoria le ganó 2-0 al AC Milan.
12:54

El delantero colombiano de la Sampdoria anotó en la...

12:54

La “canciller inamovible”, que ganó este domingo las...

En un poste ubicado en el barrio Boston se publicitan estos servicios de seguridad social.
12:48

Las personas no deben dejarse engañar por estas...

12:14

Se espera que este domingo se den a conocer avances...

12:03

Los usuarios podrán reprogramar sus vuelos sin pagar...

Kevin Senior carga dos trofeos obtenidos en el programa Va Jugando.
12:02

El joven se habría topado con unos integrantes de la...

De arriba a derecha, parte superior: Danilo Rojas Méndez; Nobel Sierra y Diana Vargas. Mismo orden, parte inferior: Luis Carlos Pinzón y Angelly Cantillo; Kevin García Gallardo y Camilo Verbel.
11:53

Álvarez Navarro, ingeniero electrónico, se trasladó a la...

Columnas de opinión
Actualizado hace 2 meses

Rositto vs. Paughan, una lid excepcional

X

Te leo

Es un servicio exclusivo para usuarios registrados en nuestro portal.Te invitamos a crear una cuenta. Si ya la tienes, por favor inicia sesión para comenzar a usar este servicio.
Iniciar sesión

Este combate debió haber sido pactado por el título nacional de las 135 libras, pero no se hizo nada al respecto y tan grandiosa pelea se efectuó sin disputar título alguno.

Entre los años 40 y 50 o un poco más adelante hubo un estremecedor combate entre dos púgiles costeños, que paró al público en el estadio Romelio Martínez durante los 6 o 7 asaltos que tuvo, hasta cuando uno de los boxeadores no pudo continuar por la asfixia que le atacó después del sexto round, en un menosprecio de la resistencia física que ataca a los boxeadores cuando no se refrenan de manera habilidosa para evitar el colapso inevitable de los atacantes sin pausa. 

Nos referimos a Mario Rositto y a Joseph Paughan, los dos mejores pesos ligeros del país. Este combate debió haber sido pactado por el título nacional de las 135 libras, pero no se hizo nada al respecto y tan grandiosa pelea se efectuó sin disputar título alguno.

Como era su costumbre, Paughan luego del primer round de tanteo y exploración del título, a partir del segundo asalto vino un intercambio de golpes estremecedor, pero Paughan, se imponía por mayor velocidad de los golpes y la cantidad de los mismos. El público asistente comentaba que a ese ritmo increíble de golpes, uno de los dos tenía que caer rendido por agotamiento de su resistencia. 

En el cuarto asalto hubo tal cantidad de golpes lanzados por Joseph Paughan en busca de un nocaut que Rositto terminó el round fuera del ring. En ese momento, con Rositto en el suelo, fuera del cuadrilátero, se creyó que el réferi contaría de inmediato. Pero pasó exactamente igual en gran medida a la sacada de Jack Dempsey en el Polo Ground de Nueva York, cuando Luis Ángel Firpo sacó a Dempsey de un puñetazo tirándolo sobre las silletas del ring side, cuando el réferi del combate se negó a contar de inmediato, salvando de esta manera al famoso campeón mundial.

Hasta hubo un incidente cuando el teniente retirado Luis Jordan levantó del suelo a Rositto, que es norma prohibida para cualquier espectador. Rositto volvió al ring porque la campana intervino para paralizar las acciones en ese asalto. Así se le escapó a Paughan lo que pudo haber sido el nocaut de la pelea y la victoria.

El quinto round se peleó a una velocidad increíble de ambos boxeadores, pero el nocaut no apareció en esos instantes. Se peleó entonces el sexto asalto, que no parecía factible que pudiera pelearse también con enorme rapidez. Vino entonces el séptimo round, que también se peleó a una endemoniada velocidad. Fue el consumo total de la resistencia de Paughan, quien no podía ni levantar los brazos para armar una guardia, tal era su desgaste máximo, negándose Paughan a continuar peleando, perdiendo por nocaut técnico.

Pocas peleas como ésta, por no decir que ninguna, vio este relator en su existencia de enamorado del boxeo. 

Imagen de adriana.puentes

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
Ya soy suscriptor web