Columnas de opinión
Actualizado hace 9 dias

Cambiar el nombre

La burocracia nacional bogotana no le jala a las soluciones de fondo. Creen que son traumáticas, mucho camello, y por ello ponen en práctica la idea que los problemas de una empresa o entidad se resuelven con sólo cambiarles el nombre. Así, a la Caja Agraria, que tenía todos los rollos y las roscas, se lo cambiaron por Banco Agrario y, claro, siguió igual de ineficiente; al Fondo Financiero de Proyectos de Desarrollo,  Fonade, también enredado y vinculado a vainas de corrupción, se lo cambiaron por En Territorio, Empresa Nacional Promotora del Desarrollo Territorial, que ojalá no siga igual; hasta a Bogotá en alguna ocasión le dieron en llamarla Santa Fé de Bogotá, a ver si se les resolvían los problemas, pero nada, y volvieron al original Bogotá. En política le funcionó a Aida Avella, que hizo trampa y se lo cambió a Abella para por un día presidir alfabéticamente la Constituyente. Pero a los goditos les falló cambiarse a Partido “Social” Conservador, para lucir popular y masivo. Son muchos y variados los ejemplos de presentar solución con el cambio de nombre, como si la fiebre estuviera en las sábanas. Vainas de cachacos.

Ahora, debido a todos los entuertos y la corrupción que el país conoce de sobra hace años pero no les habían parado bolas hasta la reciente fuga de Merlano, ahora, sólo ahora se habla de liquidar al Inpec aunque, por los problemas que implica lidiar con más de ochenta sindicatos, la idea es reestructurarlo y, como siempre, seguro cambiarle el nombre. Debe ser que a la niña Merlano algún cachaco la convenció que era una solución a sus entendibles angustias, y por eso acudió a la Notaría a cambiarse también su nombre.

Pero no es sólo el Inpec el que debe cambiar. Toda la rama judicial merece y requiere urgente reestructuración. Y, claro, cambio de nombre porque, lo que se dice justicia, pocón. Ojalá nuestra ministra Cabello ilustre a todos sobre pertinencia, objetividad, y mesura. Porque sorpresa y desconcierto causó el desproporcionado operativo montado, varios agentes pistola en mano apuntando alrededor del vehículo donde se movilizaba una inofensiva jovencita que para los captores ningún peligro representaba a quien, ni que se tratara de Santrich, esposada la desplazaron hasta el aeropuerto en una caravana de camionetas blindadas. Además del derroche que significó el traslado hasta Bogotá en avión exclusivo (¿detrimento patrimonial?) para una diligencia que bien pudo llevarse a cabo aquí en Barranquilla. Más que una absurda acción judicial contra una hija acusada de amor filial (ojalá ya hoy esté libre), el show mediático pareció una implacable venganza contra la mamá que desnudó tanta falencia. Ni hablar de los medios cachacos, felices porque el rollo es de aquí, mientras minimizan lo peor de allá. 

Coletilla: Antes de lo previsto terminó la indagatoria al expresidente Uribe, cosa que no se sabe si es buena o mala, dijeron que no se necesitaron las más de cien respuestas. Hay diez días para que decidan. ¿Será que a ésta también habrá que cambiarle el nombre?

rzabarainm@hotmail.com   

Has disfrutado de todos los contenidos gratuitos del mes que ofrecemos a nuestros visitantes

Te invitamos a registrarte en EL HERALDO

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado
Imagen de sandra.cantillo
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un numero

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web