El Heraldo
Opinión

Cirujano de penúltima moda

La cercana lejanía de la vacuna es una quimera. 

Se cumplen once meses de pandemia y en este tiempo hemos asistido a un desfile de medicamentos para exponer y tratar la Covid 19, tristemente su eficacia no ha sido demostrada. Sin embargo, el temor, la curiosidad, ciertas normas de supervivencia y autoprotección han empujado su uso.

La lista es enorme, pero vale la pena señalar algunos: Medicamentos antivirales (remdesivir, favipiravir) que no han demostrado utilidad. Inmunoterapia y plasma de personas convalecientes que tienen un sentido lógico, han resultado sus ensayos fallidos. La hidroxicloroquina y cloroquina, autorizados en la fase inicial fueron posteriormente no avalados. La polémica ivermectina y famotidina con resultados no contundentes se mostraron como tablas salvadoras.

Es comprensible, el miedo y la infoxicación son los determinantes de esta decisión del uso indiscriminado de medicamentos. La negligencia de probabilidad (asumimos que nos ganaremos el baloto del contagio y que la enfermedad será la variante grave) explican el porqué de esa conducta irracional que contradice lo sistematizado que deben ser la formulación de los tratamientos médicos. En salud y especialmente en momentos críticos tomamos malas decisiones y es la respuesta a buscar la esperanza.

La cercana lejanía de la vacuna es una quimera. Hay que tener en cuenta dos condiciones. La primera: debe cumplir a cabalidad todos los protocolos sanitarios para empezar su aplicación. Lo segundo, la oportunidad en salud y el puesto en la fila que estará Colombia. Sin engaños, no seremos los primeros en utilizarlas. Mientras la idealizada vacuna llega contemplaremos toda una pasarela de medicamentos y ensayos no avalados por la evidencia científica o de los hechos. Las ilusiones y fantasía ayudan más el alma que el cuerpo. Que sigan pues las investigaciones de los más de 150 medicamentos sectorizados en los tres grandes grupos: los antivirales, los que generan anticuerpos y esos que bloquean la reacción inflamatoria de la enfermedad. (estudios Recovery, Solidaridad)

Cuando el enfermo desesperado, lleno de oscuros pensamientos, preso de la angustia y con la esperanza alborotada busca un novísimo tratamiento,” lo último”, para erradicar un tumor cerebral o fórmula mágica para solucionar un padecimiento de columna. Quiere encontrar la confianza, seguridad y apoyo en este tipo de tratamiento. Con afecto y seriedad le respondo:” soy un cirujano de penúltima moda”. Lo último no me desvela y no es la magneto para hipnotizar el acto médico. Ofrezco siempre lo que conozco y doy fe de su validez. Aquello que utilizo con mi familia cuando son mis pacientes. No experimento bajo las veleidades de la novedad. Apoyo la innovación y la obligatoriedad de la actualización, pero siembre con la bendición de la evidencia médica.

Aceptémoslo: no hay tratamiento, vacuna o medicamento que erradique Sars-COV-2. La penúltima moda tiene hoy más vigencia que nunca en Covid-19 y especialmente ante la inminencia de rebrote la primera semana de diciembre. Uso adecuado de mascarillas, la protección ocular y el distanciamiento físico son las columnas de los protocolos sanitarios. El lavado de manos, su ritual y componer espumas como las inolvidables del maestro Jorge Villamil, son las sobrias y validas recomendaciones de la penúltima moda.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

El Heraldo
Hugo Illera Jiménez

Junior y la sanción a Jorge Duarte

En los más de cuarenta años que he estado en la industria de los medios de comunicación, el fútbol siempre ha sido la misma historia. Los temas del Junior de Barranquilla, por partidos accidentados y fallos arbitrales, siempre se maximizan y s

Leer
El Heraldo
Hernando Baquero Latorre

A cuidar las marchas

Las marchas y manifestaciones han desempeñado un papel crucial en la dinámica de los cambios sociales a lo largo de la historia. Estos eventos han sido catalizadores potentes para transformaciones sociales y políticas, y van más allá de la le

Leer
El Heraldo
Óscar Borja

¡Lee la naturaleza!

Para quienes compartimos que Dios es el creador del universo y de la vida o para quienes no lo aceptan, lo único claro es que, de todos los seres vivos existentes en la naturaleza, el único que tiene la capacidad de comunicarse con sus semejante

Leer
Ver más Columnas de Opinión
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.