El titulo es:Ramos, el sucio

Últimas noticias

Toma aérea de un tramo de la Segunda Circunvalar.
00:00

La propuesta fue realizada por el gobernador Verano.Mañana...

Kilómetro 19 de la vía Barranquilla-Ciénaga, uno de los puntos más críticos.
00:00

Gobernación del Magdalena ve con buenos ojos el proyecto...

Un trabajador ultima detalles de los andenes.
00:00

Invías y Distrito invirtieron $125 mil millones en la...

La Bancada Caribe en reciente reunión con la Superintendente de Servicios Públicos, Natasha Avendaño.
00:00

La Superinten-dencia de Servicios Públicos presentó a la...

‘Toto’ Rubio (centro) explica el ejercicio a los jugadores en la popular cancha de arena de Nueva Granada.
00:00

Este barrio, ubicado en la localidad Suroccidente de B/...

La toma al Palacio de Justicia, el 6 de noviembre de 1985, dejó 98 muertos entre ellos Nurys Gutiérrez.
00:00

Treinta y tres años han pasado desde que la familia...

Vista aérea de los cuerpos sin vida a causa del envenenamiento con zumo de uva mezclado con cianuro.
00:00

Ayer se cumplieron cuatro décadas del suicidio masivo más...

Jugadores de Titanes viajan hoy a San Andrés con la motivación de poder conseguir dos victorias en la isla.
00:00

El quinteto barranquillero viajará hoy a San Andrés para...

Joao Herrera.
00:00

El alcalde del municipio aseguró que han avanzado en...

Jorge Enrique Pizano en un evento de Triple A en Barranquilla, efectuado el 20 de noviembre de 2003. Allí daban a conocer  detalles del concurso de pesebres reciclados. Lo acompañan en la foto María Leticia Rueda, de Coolechera, y Yesenía Díaz, subgerente de comunicaciones de la época.
00:00

El testigo clave del escándalo Odebrecht vivió con su...

Columnas de opinión
Actualizado hace 5 meses

Ramos, el sucio

No se necesita ser egipcio para afirmar que Sergio Ramos del Real Madrid lesionó a Mohamed Salah, del Liverpool, el último sábado en la final de la Liga de Campeones disputada en Kiev.

Por fortuna la televisión cubrió el  partido a varias cámaras. Gracias a ella, se comprueba cómo Ramos le hace un torniquete con su brazo izquierdo al brazo derecho de Salah, y termina con su cuerpo aplastando al egipcio en caída contra el césped del campo de juego. 

Era el minuto 26 de un partido en el que el Real Madrid se veía en calzas prietas frente a un Liverpool que, comandado por Salah, lo dominaba a su antojo.

El asunto resulta más sencillo a la luz de la estrategia del fútbol, derivada de la de la guerra, con un equipo inglés que  ha dependido en gran parte siempre de la inspiración y de las habilidades del delantero africano, sin duda uno de los mejores del mundo.

 Al “eliminar” a Salah, el cuadro español apuntaba prácticamente a garantizar su triunfo, como en efecto lo logró. Pero lo que no sabemos es si Ramos salió al campo de juego a cumplir con esa determinación en su mente o si fue apenas una ocurrencia suya en pleno partido.

Después del daño, claro, vinieron sus excusas, el abrazo, la hipocresía. El fútbol como teatro. Salah se retiró entre lágrimas y el encuentro a partir de allí ya no fue el mismo. El Liverpool se quedó sin su artillero, sin su emblema, sin su estrella. El Real Madrid terminó ganando el cotejo, 3-1.

Pero que quede claro. La gramática deportiva no puede seguir camuflando la mentira en su lenguaje: Salah no cayó en mala posición, Ramos lo enganchó. Salah no se lesionó el hombro izquierdo, se lo lesionó Ramos, que ya tiene un sólido prontuario como defensa central contra virtuosos como Leo Messi, por ejemplo, víctima numerosas veces de sus malas intenciones.

Sergio Ramos ostenta el dudoso honor de ser el futbolista más violento y antideportivo de la liga española. Experto en desmanes y juego sucio, es líder en patadas al cuerpo, codazos, cachetadas y, en consecuencia, un gran coleccionista de tarjetas rojas y amarillas.

Ojalá y lo pongan a leer repetidas veces una frase que divulgó él mismo en un viejo tuit: “El fútbol, el deporte y la sociedad no pueden permanecer indiferentes ante la violencia, el miedo y la pérdida de vidas. Hay que actuar. Hay que impulsar el cambio”.

Pues un grupo de aficionados del Liverpool ya ha iniciado por Internet una campaña que pide sancionar al capitán del Real por haber dislocado el hombro de Mohamed Salah.

“Sergio Ramos representa un pésimo ejemplo para las futuras generaciones. En lugar de ganar partidos en forma correcta, usa trucos que contrarían el espíritu de los partidos y el juego limpio”.

La prensa egipcia calificó a Ramos de “carnicero”, mientras el país africano espera que Salah se recupere en estas semanas y pueda jugar en el Mundial de Rusia.

Imagen de jesika.millano

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
#Rusia2018 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
¿Quieres asistir a la inauguración? Compra tus entradas aquí
¡Estamos listos! marcadores en cero, inicia la segunda fase. Haz tus predicciones AQUÍ
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1