El titulo es:Palestra deportiva | El drama intenso de un partido final

Últimas noticias

15:23

El exsenador Jorge Géchem Turbay y a los exrepresentantes a...

Imagen de referencia.
15:02

Así lo ratificó el jefe de Estado desde Machuca, Antioquia...

Francia Elena Velásquez de Martínez a sus 101 años disfruta su vejez, tejiendo en el patio de su casa.
15:00

Francia Elena Velásquez de Martínez, quien tuvo diez...

14:59

Específicamente lo hace a favor de cinco comunidades...

Dairo Manuel Villalba Romero, comerciante desaparecido.
14:38

Hermana de Dairo Manuel Villalba Romero señala que este...

Los mánagers de las novenas de Sudáfrica, México, Japón, Colombia y China Taipéi en la sala de prensa del diamante Édgar Rentería.
13:51

Este viernes comienza el certamen ecuménico en el diamante...

13:38

La Justicia Especial para la Paz indica que ha recibido 13...

13:23

En diálogo con EL HERALDO, el astro samario dijo que “ya...

12:50

El funcionario dijo que dentro de la productividad del país...

Concejo de Barranquilla.
12:41

El aplazamiento se dio porque el gerente de la empresa...

Por esto Barranquilla Maravilla

Columnas de opinión
Actualizado hace 8 meses

Palestra deportiva | El drama intenso de un partido final

En los preparativos para los Juegos Nacionales de nuestro país con sede en Barranquilla, la mala suerte y otros factores que no queremos traer a cuento, el fútbol del Atlántico fue estremecido por factores realmente inesperados, que incidieron en la ronda final de las justas.

El primer caso que sacudió los cimientos futbolísticos de nuestra divisa estuvo en la concentración del equipo de Atlántico. Nadie podía sospechar que una tragedia inesperada se resolviera tan increíblemente en perjuicio de Atlántico.

En la concentración jugaban ajedrez (lo poco que sabían de ese juego) y el juego de la dama que si lo jugaba la totalidad de los concentrados. Cuando menos se sospechaba que podía acaecer una tragedia, José Escorcia y un jugador suplente discutieron una tontería, hasta irse a las manos. Escorcia tiró una patada salvaje que le destrozó órganos internos al adversario, falleciendo éste en pocos minutos para consternación de todos los presentes.

Esta tragedia por un lado y la lesión gravísima que sufrió el astro futbolístico Gabrielito Diazgranados en el primer partido del torneo de fútbol. En el partido inicial de la justa entre Atlántico y Antioquia, un medio izquierdo antioqueño lesionó gravemente al jugador Diazgranados.

Este jugador paisa cruzó todo el campo del estadio para atacar a Diazgranados. Se lanzó velozmente a quien llevaba en sus botines el balón, le destrozó el tobillo en dos partes y lo retiró de por vida del fútbol.

Así tuvimos los barranquilleros un percance doble: Escorcia en la cárcel, no en la portería de Atlántico, y Gabrielito Diazgranados llevado en ambulancia a una clínica para nunca más jugar un partido de fútbol.

Nuestros lectores comprenderán la desventaja de salida que sufrió el equipo atlanticense: un portero titular de gran clase, que lesiona mortalmente a un compañero y un centro-delantero que cayó sospechosamente por un adversario que por lo visto buscaba intencionalmente la sustracción de un centro delantero de gran clase, educado en Inglaterra.

Empero, con tamaña desventaja de no tener arquero titular y centro-delantero igualmente titular, Atlántico fue capaz de vencer en la primera vuelta a Antioquia y a Magdalena, ambos por tres goles a uno, luego vino la segunda vuelta y Magdalena, jugando más que resueltamente se alzó con la victoria en un accidentado encuentro.

Los samarios metieron en el arco de Atlántico al portero suplente, Digno Mattos, a empellones. Cuando Julio Torres y Marco Mejía aprovecharon un córner cerrado para meter en el arco de Magdalena al arquero de esa divisa. ¿qué hace el árbitro del partido? ¿Válida la jugada que fue calcada del gol magdalenense? ¡Eso creyeron los aficionados ‘ñeros’! El árbitro anuló la jugada, teniendo el antecedente del gol samario.

Por supuesto, se formaría la que se tenía que formar. El árbitro fue rodeado por los jugadores de Atlántico, y cuando éste sintió las primeras pataditas tobilleras, arrancó en carrera hacia las oficinas del torneo. Faltaban por jugar 17 minutos del segundo tiempo, los cuales no se jugaron en ningún momento.

Este fue el tremendo drama del segundo tiempo. Nunca se terminó de jugar. Pero más no podemos ya agregar en esta crónica sobre lo que se vio aquella vez en el partido entre Atlántico y Magdalena. 

Imagen de sandra.carrillo

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
#Rusia2018 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
¿Quieres asistir a la inauguración? Compra tus entradas aquí
¡Estamos listos! marcadores en cero, inicia la segunda fase. Haz tus predicciones AQUÍ
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1
Aumenta tus posibilidades de ganar, suscríbete a EL HERALDO desde $30.000