Columnas de opinión
Actualizado hace 2 meses

La potencia de una marca

El “otro” lugar del cuerpo donde la intimidad alcanza un alto grado de complicidad, queda en la boca. Advertidos, los invito a masticar algo duro o fibroso como una carne de textura fuerte tipo bistec o deshilachado como un mango “de chancleta”. Esa mordida tiene una fuerza de 25 kg por centímetro cuadrado. Al terminar, muchos lidiarán con algún pedacito “empaquetado” por esa fuerza masticatoria en los espacios interdentales. Estos se forman de manera casi perfecta por un punto de contacto (interproximal, en lenguaje odontológico) de unos 2 milímetros, al estar un diente o molar casi pegado al otro con el “fondo” de las encías. Después de comer, nuestra lengua siempre sabe si “algo quedó metido por ahí” y, con suerte, a veces, un bien disimulado movimiento de lengua y mandíbula alivian el atasque.     

Desde tiempos inmemoriales es sabida la importancia de los dientes limpios; por eso hoy contamos con cepillos con cerdas que rotan de mil maneras y a velocidades inimaginables, o los “piks” que inyectan chorros a alta presión de enjuagues bucales diluidos con agua. Pero no son perfectos, siempre queda algo. Hay palillos flexibles con cerdas incorporadas que, a pesar de entrar en casi todos los rincones, “dejan rastros”. Y están los hilos y sedas dentales en diversos materiales y sabores, pero casi siempre hay alguna falla en el uso: los rígidos que impiden el sobrepaso de la frontera de “contacto interproximal” y se rompen o rasgan en el intento; otros se atascan y son casi imposibles de extraer. Siempre me he preguntado si esto quedará terminado de inventar algún día. Hace poco creí haber “encontrado algo” y me llevé una sorpresa. 

Mi “hallazgo reciente”, al igual que el de muchos norteamericanos, según lo verifiqué en sus calificaciones y reseñas que eran las disponibles, fue creer “haber descubierto” una nueva cinta dental. Alguien que la usó por primera vez, me habló maravillas y la compré. Se trata de Ultraclean-Mint Floss de Listerine,(antes Reach), un monofilamento fabricado a partir de un elastómero termoplástico casi irrompible, con micro ranuras longitudinales que al desplazarla en cualquier sentido en la dentadura, ejerce un efecto de arrastre vertical impresionante. Con pocos centímetros de cinta se pueden penetrar todos los espacios interdentales. Listerine es más conocida por sus enjuagues bucales pero, en una movida que puede considerarse genial, sin salir de su nicho, la boca, logró reposicionar la cinta con el nombre Listerine y se apropió del producto de manera muy creíble, diferente y todavía más efectiva, convirtiéndolo en una novedad. 

Al cambiar de “Reach” a “Listerine”, la asociación inmediata con lo aséptico creció y a mi me indujo a cambiar el chip de apreciación por uno todavía más potente que me genera certeza en cuanto a higiene bucal. Encuentro en esta anécdota una excelente lección empresarial: la credibilidad sobre la marca Listerine es tal que la pudo extender a la cinta dental. ¿Hubiera sido posible el mismo efecto si en vez de cinta dental el producto hubiera sido, por ejemplo,  shampoo? 

@oswaldloewy – 
oswaldloewy@me.com

 

Has disfrutado de todos los contenidos gratuitos del mes que ofrecemos a nuestros visitantes

Te invitamos a registrarte en EL HERALDO

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado
Imagen de cheyenn.lujan
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un dígito

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web