Opinión | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Opinión

No todos engordan…

Leo artículos en periódicos y revistas, recibo cantidad de memes y mensajes por WhatsApp, Facebook, Instagram o Twitter, y además charlo con amigos y familiares sobre las consecuencias que nos trae este encierro obligado y necesario.

Y aunque no todos coinciden en las ventajas y desventajas de esta cuarentena o difieren acerca de su aceptación o no, hay en líneas generales una unidad de criterio acerca de que cuando se permanece en casa las 24 horas del día, cuando no hay actividades suficientes para copar todo ese tiempo, cuando se convive día y noche tan cerca del refrigerador y de la cocina, más aun con las facilidades que ofrece ahora el servicio a domicilio, pues el comportamiento casi que compulsivo es que se acude, además de las tres comidas reglamentarias, al bocadillo continuo, a la cervecita helada, al traguito de whisky, ron, ginebra, o cualquier otro licor, sin olvidar un helado, postre o dulce de algún tipo, y el resultado obvio, de ese comportamiento, será engordarse y ganar peso.

Esa situación ha dado origen a infinidad de memes divertidos que nos llegan día y noche, cargados de buen humor, que muestran además la chispa de los que los originan, mostrando cómo se nos encoge la ropa en la cuarentena, o se nos achican los pies porque la abultada barriga ya los oculta, y cientos más.

Pero les pido a mis lectores que además de divertirnos con esos memes y chistes, pensemos cual será el porcentaje de colombianos, por referirnos solo a nuestro país, que tenemos el privilegio de engordarnos durante esta pandemia, y cuántos por el contrario, al no tener nada que comer durante días, estarán impotentes, al borde de la desesperación, y hasta de la muerte. Con seguridad absoluta que será más de la mitad de nuestra población la que se encuentra en esas condiciones.

Y por el contrario, ¿Les habrá llegado a alguno de mis lectores algún meme o chiste que muestre el lado opuesto de la moneda, acerca de aquellos que se están muriendo de hambre? Con seguridad que no. Y es que nadie viviendo bien se atrevería a burlarse de esa trágica situación, y mucho menos podría hacerlo quien la esté viviendo. Con física hambre se pierde no solo la chispa del humor, se pierde todo, comenzando por la dignidad propia del ser humano. No quiero ser aguafi estas, pero sí inculcar un poco de consideración hacia esa inmensa población que está pasando hambre y miles de necesidades, porque solo así comprenderemos la importancia de la solidaridad y la necesidad de la generosidad en casos tan extremos como el que estamos viviendo.

Y es también por eso mismo que profeso un profundo aprecio por aquellas personas que han demostrado con sus aportes y sobre todo con su comportamiento solidario con los más necesitados, ya sea de manera directa, con mercados, almuerzos, dinero, etc., o a través de sus empresas, sin importarme mucho si lo publicitan o no, que en ambos casos aplacan el hambre del necesitado, y además es bueno saber quién sí y quien no. Pero así mismo, un profundo desprecio por esos muchos que pudiendo aportar no lo hacen, porque de manera egoísta jamás han pensado en nadie diferente a ellos mismos, y más aún por aquellos que se benefi cian de manera corrupta o inhumana de esta amarga situación. Estos últimos no merecen el perdón de Dios, porque de nuestra pervertida justicia, con seguridad absoluta, que sí lo obtendrán.

nicoreno@ambbio.com.co

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

Emilio Sardi

La niñez y el virus

Gracias a los esfuerzos de la OMS para ocultar su aparición, era muy escasa la información que existía sobre el virus chino eventualmente denominado SARS-COV 2 cuando ella, tardíamente, oficializó su existencia en los términos más alarmista

Leer
Orlando Araújo

Los cortejos del diablo

Se cumple, en pleno pico pandémico, medio siglo de la publicación de Los cortejos del diablo, de Germán Espinosa, una de las expresiones literarias más admirables del Caribe colombiano. Recorrer sus páginas, mientras escasea el mercado y la s

Leer
Néstor Rosanía

Un fiscal de bolsillo es una amenaza

El eje fundamental del modelo democrático es el principio de los pesos y los contra pesos, lo cual quiere decir que las instituciones del Estado están todas reglamentadas y vigiladas por otras entidades y así ninguna podría tener un exceso de

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web