¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
SUSCRÍBETE
Si ya eres suscriptor, actívate sin costo
Opinión

Corono-ideas en desorden

Son días atípicos para todos. No se parecen en nada a los vividos desde que nacimos cada uno de nosotros. Pareciera que el tiempo se hubiera detenido, que le sobraran horas al día, y hay que buscarse entretención y oficio. Whatsapp se ha convertido en un aliado indispensable en estos días de encierro necesario y obligado. YouTube es otra opción para matar las horas. Las redes están que colapsan por la presión desbordada, pero nadie disminuye su uso. Ni lo disminuirá en estos días. El Covid 19 nos ha mostrado un mundo diferente al que conocíamos. Nos ha  enseñado a conocer cómo enfrenta cada país la pandemia, y cómo influye el estilo de cada gobierno y la personalidad de cada gobernante, en su evolución. También cuan diferente es la capacidad entre unos y otros países. Parecería imposible que los presidentes Trump y Ortega tuvieran conceptos parecidos ante el Covit 19, que China le haya ganado esta guerra a USA de manera contundente, que hayamos conquistado el espacio y un bichito invisible arrodillara a la humanidad demostrando lo indefensos que estamos ante este. Muchas enseñanzas juntas y dolorosas para toda la humanidad.

Nos ha mostrado que en Colombia tenemos un presidente que escucha, y que de manera seria procura tomar las mejores decisiones para todos; Duque se muestra humano, a diferencia de otros mandatarios prepotentes. Pero así mismo, se desnudan las limitaciones económicas del gobierno para apoyar a la población más necesitada, concediéndoles unas sumas insignificantes para paliar el hambre. Es esa una situación que debe herir a cualquiera que sepa para qué pueden alcanzar $160.000 para cada familia en este país, ¡y para dos meses! En Canadá, para hacer una comparación odiosa, le reconocen entre Can$600 y Can$1.000 mensuales a cada mayor de edad sin empleo, y además, Can$500 por cada menor de 13 años, mientras dure la epidemia.

El Covid 19 nos ha mostrado que hay grandes empresarios, como Christian Dáes y Arturo Calle, que comprenden la situación y haciendo un esfuerzo, ofrecen mantener los salarios a sus empleados aún con sus fábricas y negocios cerrados, o empresas como Promigás, que donan sumas millonarias para infraestructura médica; pero así mismo, cómo hay otros, inmensamente ricos, pero insaciables, que muestran su avaricia solicitándole a los empleados de sus empresas, que donen el salario de varios días de sus vacaciones “para equilibrar” las pérdidas.

Nos está mostrando también la importancia de elegir bien. Jaime Pumarejo y Elsa Noguera nos hacen sentir bien gobernados, jóvenes pero con experiencia, con buenos equipos, con criterio y decisión para diseñar las mejores estrategias para enfrentar esta pandemia. Hay que desearles la mejor de las suertes porque lo que se nos viene es muy grande y grave ya que la curva ascendente se mantendrá por un mes o más, y de cientos pasaremos a miles de afectados. Hay una sola verdad, y es que de nosotros, de nuestro comportamiento, dependerá la mayor o menor propagación del virus y la vida de muchísimos barranquilleros. Siendo indisciplinados perderemos esta guerra invisible, y será nuestra la culpa. No de Jaime, ni de Elsa, ni de Duque. Si obedecemos las reglas de supervivencia, saldremos menos afectados y la vida retornará a la normalidad. Por eso y para eso, amigo lector, te pido un solo favor: ¡Quédate en casa!

nicoreno@ambbio.com.co

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

Daniela Cepeda Tarud

Una visión del carnaval

Las brisas de estos días me recuerdan con nostalgia el olor a precarnaval que estas cargaban en los años anteriores y la manera en la que se escabullía, entre el sonido del fuerte ondear de las palmeras, la melodía de una flauta de millo, evid

Leer
José Félix Lafaurie

Las cuentas de la leche

Detrás de la caja de leche en un supermercado, en la mayoría de los casos hay detrás un campesino con un pedazo de tierra y unas vaquitas que alimenta con el pasto que nace silvestre. Algunos podrán alimentarlas con pastos mejorados, pero la c

Leer
Remberto Burgos

Tabús y vacunas

La usanza oral, especialmente en el Caribe, ha sido la forma de transmitir tabús o mitos que han excluido generaciones de ciertas prácticas o recomendaciones. Cultivamos la tradición. Estos prejuicios sociales y religiosos nos han enclaustrado

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web