¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
SUSCRÍBETE
Opinión

¿APP del Canal del Dique?

Cormagdalena, el Ministerio del Transporte y la ANI no dejan de sorprender a los que en el chat de “la Liga del Río” estamos pendientes de la navegabilidad por el Magdalena y por el Canal del Dique, pensando exclusivamente en la competitividad del país. 

Aquí todos hemos sabido acerca de la llamada APP del Río, tanto la de la fracasada Navelena, como la recortada hasta Barrancabermeja que se viene anunciando. También sabemos lo que hasta hace unos días pregonaban las entidades descritas al inicio de esta columna, sobre el proyecto eminentemente ecológico del Canal del Dique, con sus esclusas para evitar la excesiva sedimentación arrastrada por ese canal hacia las bahías de Barbacoas y Cartagena, lo cual está afectando el lecho marino y los corales. Lo hasta aquí comentado no es nuevo para nadie. Pero de pronto esas entidades han cambiado las reglas del juego, y como por arte de magia se esfumó la figura de la contratación con recursos del estado, y comienza a sonar la APP del Canal del Dique. Y eso mis queridos lectores es un cambio del cielo a la tierra. 

Hoy el Canal del Dique es una arteria fluvial navegable sin muchos contratiempos. En unas épocas del año este canal permite embarcaciones de mayor o menor calado, y los transportadores fluviales, conocedores de esta situación, saben cómo manejarla. Cuando las condiciones son óptimas un remolcador empuja hasta 12 barcazas con 12.000 toneladas de carga. En otras, el convoy será de 10 barcazas, y eventualmente de 8. Hay en su trayecto una curva pronunciada, que bien podría atenuarse mediante unas obras civiles, en la que un convoy de 12 barcazas, requiere una operación que estos le llaman “fraccionar” el convoy, desacoplando 6 barcazas para hacer el giro, y luego acoplándolas nuevamente. Si a esa curva le hicieran el trabajo comentado, no sería necesario fraccionarlo. Para un convoy actual de 12 barcazas, se requeriría que las dos esclusas a construir fueran de 450 metros de largo, y las proyectadas serán solo de 250 m. Esto obligaría a repetir el mencionado fraccionamiento, una vez en cada exclusa, más uno en la curva mencionada. Tres veces de ida y tres de vuelta. Como queda demasiado fácil deducir, las obras del Canal del Dique podrán ser excelentes para la protección de las mencionadas bahías, pero no beneficiarán sino que perjudicarán la actual navegabilidad del transporte de carga, y por ello siempre se manifestó que estas serían financiadas por el gobierno.

Supone uno que en ningún país del mundo se desarrollaría un proyecto que no fuera diseñado a futuro, pero este no lo está, ni siquiera sobre la realidad actual. Y aquí viene la pregunta del millón: Si una APP es financiada total o casi totalmente por un privado, y con los peajes se recauda para el retorno de la inversión más las utilidades, ¿Pretenderá el Gobierno que los navieros financien con peajes una obra 100% medioambiental como lo es la restitución de los corales de Cartagena, no siendo esa su obligación, aun habiéndole restado competitividad a ese medio? Ejecutivos de la Naviera Fluvial Colombiana me han manifestado que si el par de esclusas permitiera el paso de convoyes de hasta 10 barcazas no se afectaría tanto la navegabilidad, y en últimas, para 8 barcazas. Pero para 6 no es rentable. Las esclusas y la APP son dos inquietudes válidas. Pero los transportadores fluviales no han sido escuchados por el Gobierno y son ellos quienes conocen los requerimientos para la navegación. ¡Háganlo ya! Más vale tarde que nunca.

nicoreno@ambbio.com.co 

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

Rafael Nieto

Tragedia en Cúcuta

Hemos sido un país centralista, que se mira el ombligo y que tiene enormes dificultades para ver hacia los mares y las fronteras. Esta reflexión tiene por eje central Norte de Santander, donde he estado varios días de esta semana. En el departa

Leer
Catalina Rojano

Hola, soledad

De vivir o de morir solo. Esta columna no trata de nada más, sino de eso. Una persona solitaria es aquella que permanece aislada, apartada, retirada de todo, con no más que su propia existencia para mantenerse con vida, o bien para quitársela.

Leer
Ismael Cala

Desentrañando la fatiga pandémica

¿En algún momento de la pandemia te has sentido derrotado? ¿Has pensado que no avanzas y que todo parece encallarse? Entonces, no estás solo. A todos nos ha sucedido, porque simplemente es lo normal, lo lógico, en medio de acontecimientos lar

Leer
Jesús Ferro Bayona

Primero va el hambre

En una de las esquinas con semáforo de Barranquilla, he visto varias veces la escena de un joven que se pone ante los carros señalando con su mano la boca, un gesto obvio para que uno le dé algo, aunque sean monedas, para aplacar el hambre que

Leer
Ver más Columnas de Opinión
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web