El titulo es:Naipaul
    ¿Quieres recibir notificaciones?
    Si
    No
    5/10 INGRESAR Explora tu perfil

    Amigo lector,

    Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

    Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

  • SUSCRÍBETE

Últimas noticias

00:04

Por otro lado, Nairo Quintana, que completaba el trío de...

00:02

“Desde el comienzo del Tour, pensaba en esta etapa. La...

22:06

Hoy hace medio siglo, Neil Armstrong pisó la Luna. Edwin...

21:01

Un sujeto que llegó en motocicleta hasta un establecimiento...

Alias Macaco.
20:07

Era conocido como el jefe del “Bloque Central Bolívar” de...

El colombiano Óscar ‘Kaboom’ Rivas mandó a la lona a Dillian Whyte en el noveno asalto.
19:42

El púgil colombiano cayó por decisión unánime ante Dillian...

19:39

El jefe de Estado instaló este sábado la segunda...

Lidio García, nuevo presidente del Senado.
19:39

Después de la instalación del Presidente Duque, los...

De izq a der: Nicolás Abuchaibe, gerente de la zona franca industrial y comercial de Barranquilla, Lucas Ariza, director de Asoportuaria; Pedro Pablo Jurado, director de Cormagdalena; Carlos Urbano, Capitán del Puerto de Barranquilla y José F.  Cúrvelo, jefe de Asuntos portuarios de la Alcaldía.
19:28

Según la capitanía de Puertos la profundidad en el canal de...

18:55

El recién nombrado Julián Guerrero Orozco visitó este...

Columnas de opinión
Actualizado hace 1 años

Naipaul

Una noche de comienzos del año 2000, mi amigo el escritor John Jairo Junieles, apareció en el apartamento que compartíamos en Lo Amador, ese barrio añejo y popular biografiado en los cuentos de Roberto Burgos Cantor, con un libro de segunda mano. –Léete esta vaina –me dijo con la teatralidad que lo caracteriza–. Se trataba de Un camino en el mundo del trinitario de origen indio, V.S. Naipaul. Unos meses después de aquella ‘presentación’, en La resistencia –su penúltimo libro–, Ernesto Sabato decía que el destino no se manifestaba en las cosas abstractas, sino que se presentaba en los signos e indicios aparentemente pueriles, anodinos, insignificantes. Decía, que “ni el amor, ni los encuentros verdaderos, ni siquiera los profundos desencuentros, son obra de casualidades sino que nos están misteriosamente reservados”. 

Quizá, si le creo a Sabato, el destino me tenía reservado a Naipaul. Para los tiempos en que John Jairo me lo ‘presentó’, yo andaba encandilado –nunca he dejado de estarlo– con la fascinante y compleja historia del Caribe y su infinita capacidad de desacralizar todo aquello que llega a sus dominios líquidos. Un camino en el mundo era una visión descarnada o quizá demasiado encarnada de la confluencia del imperio español y británico en el Caribe y la enmarañada presencia de africanos, indios y aventureros de todas las pelambres. Allí estaban la historia imperial y el presente confuso de un aspirante a escritor que quería domar sus demonios con la escritura. 

En Naipaul, encontraba mucho de ese Caribe purgatorial del que hablara Héctor Rojas Herazo, y debo confesar –con el perdón de la ortodoxia historiográfica–, que la mejor visión de la epopeya libertaria de Francisco de Miranda, la leí en las páginas de Un camino en el mundo. Esa misma noche, insomne, lo devoré. Después leería, con devoción de cofrade, Miguel Street, Una casa para Mr. Biswas, El curandero místico, La pérdida de El Dorado, En un estado libre, mientras V.S. Naipaul, luego de una larga espera, de acuerdo con los que desde hacía rato conocían su obra, ganaba el premio Nobel de literatura en el 2001. Yo en cambio, apenas me estaba enterando que lo merecía, y me sentía privilegiado de saber de su talento en la intimidad de mis lecturas, justo en el momento en que el mundo se lo reconocía de manera pública y oficial. 

Los escritores no tienen ni idea de todas las complicidades que patrocinan. Mientras leemos, vivimos nuestra propia vida vis a vis con la que ellos crean en sus libros. Cuando transcurre el tiempo el recuerdo de los mundos que crearon los autores que leíamos, nos sirven para evocar nuestro propio pasado. Para mi el escritor V.S. Naipaul siempre será un pequeño y caluroso apartamento en Lo Amador, John Jairo Junieles escuchando la canción El oso de Mauricio Birabent en medio de alcoholes baratos, las ganas indisciplinadas de escribir, la cofradía de amigos caprichosos, las escasez y la parranda y el nacimiento de mi hija Camila. 

Buen viaje, querido y aborrecible Vidia, que encuentres tu camino para otros mundos. Yo sigo transitando, a veces, el que tú dejaste. 

javierortizcass@yahoo.com

X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un dígito

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

Estimado lector,

Acceso ilimitado
¿Ya tienes una cuenta?
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
Copa america Brasil 2019 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí