El titulo es:Miss Colombia

Últimas noticias

11:18

Mientras los parlamentarios lanzaban críticas al Ejecutivo...

11:06

Según las autoridades este hecho se produjo en el interior...

El serbio Novak Djokovic, número uno del ránking ATP.
11:06

El número uno del ránking ATP aplastó al alemán en dos sets...

10:53

En una ceremonia en Las Vegas previa a la entrega de los...

En el comunicado el grupo bancario lamentó la muerte de Jorge Enrique Pizano y su hijo.
10:42

En un comunicado de ocho puntos, las empresas aseguraron...

10:33

El gruupo, emocionado, corrió a la playa a bañarse y a...

10:08

Hoy se conmemora el Día Mundial de la Diabetes con el fin...

09:50

Red PaPaz busca movilizar a la ciudadanía para exigirle al...

09:50

Los lixiviados son mezclas de aguas de lluvias infiltradas...

Samuel Zúñiga, de 22 años de edad, fallecido en el accidente.
09:43

El siniestro se presentó a la altura de la circunvalar con...

Columnas de opinión
Actualizado hace 3 meses

Miss Colombia

Para nadie es un secreto que los concursos de belleza en el mundo se han ido muriendo poco a poco, que en los países desarrollados solo un pequeño sector de la población les presta atención, que entre la fuerte ola del feminismo y el posicionamiento de las estrellas digitales, cada día los jóvenes han ido perdiendo el interés en utilizar esa plataforma para “lanzarse al estrellato” y han recurrido a sus perfiles para posicionarse como modelos, actores, comediantes, cantantes y mucho más. 

Incluso las tradiciones familiares alrededor de estos concursos se han ido acabando. Resulta curioso que recuerde esto tan nítidamente, pero para mí y para mi familia sentarse a ver el concurso nacional de belleza era un plan. Colombia se detenía para ver a estas mujeres desfilar en sus trajes de baño y de gala, responder preguntas en caliente y esperar los resultados de los jurados. 

La Señorita Colombia, en ese entonces, era literalmente realeza colombiana. Era la portada de todas las revistas, la cara de las marcas y la invitada de honor a todos los eventos. Cuando llegaba el turno de ver el Miss Universo, era un deleite sentarse a apoyar a la candidata colombiana, quien siempre estaba entre las favoritas, pero nunca se llevaba la corona. La ‘maldición’ de tener un solo triunfo, logrado por Luz Marina Zuluaga en 1958, solo se rompió cuando Paulina Vega se llevó la tan anhelada corona en el 2014 y se convirtió, de la noche a la mañana y muy probablemente para siempre, en una reliquia nacional. 

Sin embargo, al romperse esta ‘maldición’, curiosamente, se rompió también el hechizo. Con la excepción de Ariadna Gutiérrez, y la indignación mundial que trajo consigo el hecho de que “le dieron la corona para después quitársela”, ya a pocos nos importa el concurso. Ya son pocos los que lo siguen desde antes de la noche de ‘elección y coronación’ y ya a pocos les interesa el tan afamado concurso universal. 

Digámonos la verdad: en el pasado, haber obtenido una primera princesa para luego, inmediatamente al año siguiente, obtener un virreinato universal (algo que sucedió en estos últimos dos certámenes) habría sido aún tema de conversación. Las susodichas serían personajes nacionales, estarían en todas partes, en todos los eventos importantes, en todas las pasarelas y en todas las revistas. Pero no ha sido así y creo que jamás volverá a serlo. La realidad es que los concursos de belleza, y en especial el colombiano, no supieron ir acorde con la época. La figura de la mujer y el estereotipo de belleza han cambiado y, por ende, ya nadie quiere ver a la alta, a la flaca, a la blanca, a la sumisa, a la posuda, a la ‘niña de bien sin tacha’, de las mismas medidas y con la misma sonrisa. Las queremos reales, inteligentes, dueñas de sus cuerpos y de sí mismas, con chispa y con un ‘factor x’ que las diferencie. Pero la organización y quienes la rodean no han podido reinventarse, y por eso cada día serán menos los fanáticos y cada día serán menos las mujeres que verán la corona como un sueño. 

Porque quien no se reinventa está condenado a desaparecer, y esto no parece ser la excepción a la regla.

Imagen de JoshMattar

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
sssssss
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
#Rusia2018 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí
¿Quieres asistir a la inauguración? Compra tus entradas aquí
¡Estamos listos! marcadores en cero, inicia la segunda fase. Haz tus predicciones AQUÍ
Continuar al sitio
Noticias más leídas del 2017 1