¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Opinión

La tragedia de Tasajera

Lo que sucedió esta semana en Tasajera, Magdalena, deja muchas conclusiones, muchas lecciones y una evidente demostración de lo podridos que a veces podemos llegar a ser los seres humanos. 

Es por esta razón que hoy quiero aprovechar este espacio para analizar el accidente, el accidente del accidente, la tragedia del accidente del accidente, y las tonalidades de grises que hay entre el ‘bien y el mal’. Porque definitivamente, la mayoría de las veces, no todo es blanco o negro.

Comencemos por el principio, el primer accidente. El conductor del camión que venía cargado de combustible, tratando de esquivar una babilla, termina volcándose en plena curva. Y es justo ahí dónde empieza el análisis, pues según lo que cuenta Manuel Cataño, el conductor en cuestión, apenas se volcó, muchos se acercaron, pero no para ayudarle, sino para ver “qué podían sacar”. Es ahí donde comienza el dominó de ‘malas decisiones’ que reflejan los inmensos vacíos que hay en nuestra sociedad, ya que es impresionante que la vida valga tan poco para algunos, que el primer instinto no sea el de ayudar, sino el de robar.

Aunque el conductor finalmente logra salir y ponerse a salvo, pronto se dio cuenta de que la verdadera tragedia estaba por venir. Las personas seguían llegando a sacar el combustible sin precaución alguna, pero todo el mundo hizo caso omiso a las plegarias de Manuel. La policía local llegó, pero todos los ignoraron. Eran pocos y no dieron abasto. La voz del conductor no fue escuchada. Era uno solo frente a muchos. Y sucedió lo que tanto temían, una explosión que ya deja 26 muertos y otro tanto gravemente heridos.

Sin embargo, es injusto decir que en esta historia ‘los malos del paseo’ son los ‘ladrones’, pues detrás de esa ‘inhumanidad’ al momento de escoger entre ayudar al conductor y robar, y de esa ‘estupidez’ a la hora de elegir entre escuchar a las autoridades, usando el sentido común, y seguir con el peligroso robo, está un Estado que olvidó a los habitantes de Tasajera.

Comienzo aclarando que con esto no estoy justificando el robo, simplemente quiero invitarlos a que no veamos la explosión como un ‘castigo divino’ (como en muchos comentarios pude encontrar en Twitter, por ejemplo), ya que hay que entender que muchos de los que llegaron a robar lo hicieron porque así han aprendido a sobrevivir. En Tasajera no hay nada. Casi nunca hay agua, luz y no existen las oportunidades. Por el contrario, hay olvido, desolación, hambre, injusticias y, por eso, hace mucho tiempo que los de Tasajera aprendieron a ‘cuidarse solos’.

Aprendieron a creer que cuando se trata de sobrevivir, todo se vale. Aprendieron a ‘valerse por sí mismos’ a ‘costillas’ de quienes se accidenten en esa tenebrosa curva. Aprendieron a que como nunca han recibido lo que necesitan de parte de los gobernantes se ‘merecen’ quedarse con lo que encuentren. Pero sobre todo, aprendieron a no creer en las instituciones y a no tener el más mínimo respeto por ellas. Es por esto que no creen en las palabras de un policía, no creen en las autoridades, no creen en los llamados de emergencia, ni siquiera cuando éstos intentan salvarles la vida.

Para que esta tragedia se hubiese evitado, se necesitan años de un trabajo a largo plazo, años de invertir sin corrupción, años para sanear la Policía y mejorar su reputación, y años para reeducar una comunidad que espera con ansias que ocurra un accidente.

Porque como están las cosas hoy, la realidad es que la única manera de haber podido evitar esta tragedia hubiese sido si la babilla no se hubiese atravesado.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más Columnas de Opinión

Iván Cancino G.

#SiChilePuedeColombiaTambién

Se celebró en Chile la victoria del Sí, a propósito de una consulta que se le hizo al pueblo para reformar la constitución que de años atrás los rige y que fue redactada bajo la dictadura de Pinochet. Una constitución cuyo ideólogo fue Jai

Leer
Pedro Viveros Tarquino

Colombia y USA a prueba

Las relaciones entre Colombia y Estados Unidos no las cambia una elección presidencial de allá ni de acá. Ni siquiera lo lograron cuando miembros de los sectores políticos y empresariales adversos a Ernesto Samper y miembros del congreso y fun

Leer
Enrique Dávila

Piedra, nefelibata, tomar

‘Sacar la piedra’ es airar, hacer rabiar. ¿Por qué a veces adquiere connotación sexual? AHO, B/quilla

Alario Di Filippo acoge lo de hacer rabiar, pero añade “que en algunas partes del Tolima y en la Costa, en veces dan sentido

Leer
Indalecio Dangond

Ojo con el 2021

La mayoría de los colombianos entendemos la inmensa preocupación del expresidente Uribe por la amenaza que representa para el país la futura alianza de Gustavo Petro y Juan Manuel Santos de cara a las elecciones presidenciales del 2022, pero ta

Leer
Ver más Columnas de Opinión
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web