El titulo es:Santa Marta tiene sed
    ¿Quieres recibir notificaciones?
    Si
    No
    INGRESAR Explora tu perfil

    Amigo lector,

    Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

    Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

  • SUSCRÍBETE

Últimas noticias

Incendios en la cuenca amazónica de Brasil.
00:00

Por su parte, las Fuerzas Armadas de Brasil iniciaron este...

Una habitante de Leña  recoge agua que recolecta en una alberca de su vivienda.
00:00

Según la Encuesta de Calidad de vida del Dane, en el...

00:00

Treinta y cuatro candidatos están en el partidor para...

Aspecto del debate en la Comisión Primera de la Cámara  sobre el proyecto de cadena perpetua.
00:00

EL HERALDO consultó con los sectores a favor y en contra en...

Un hombre apunta con una arma.
00:00

Los 55 homicidios registrados este año frente a los 48 de...

Mujeres de la comunidad Kepischon, en Uribia, cargan a una bebé durante una jornada de la Unicef y el Bienestar Familiar.
00:00

La Unicef y el Bienestar Familiar aplican desde hace un año...

Julio Avelino Comesaña.
00:00

El DT Julio Avelino Comesaña no quedó satisfecho con...

Hernández tratando de juntarse con Teófilo.
00:00

El volante antioqueño lamentó y analizó la derrota ante el...

Vista aérea de las áreas quemadas de la selva amazónica, cerca de Boca do Acre, estado de Amazonas, Brasil.
00:00

El Río Amazonas y sus afluentes irrigan un área de 5,5...

Una mujer observa el interior de una nevera en venta en un almacén en el centro de la capital del Atlántico.
00:00

Expertos coinciden en que las diferentes administraciones...

Columnas de opinión
Actualizado hace 4 meses

Santa Marta tiene sed

Es desconcertante lo que ocurre en Santa Marta. La capital del Magdalena es una ciudad que tiene casi quinientos años de haber sido fundada, con una población cercana al medio millón de habitantes, rodeada de un valiosísimo entorno natural –lo que le ha supuesto una importante explotación turística–, con una actividad portuaria destacada y un aeropuerto internacional que ya está alcanzando en número de pasajeros a nuestro Ernesto Cortissoz. Sin que esta sea una lista exhaustiva, su revisión parecería indicar que la ciudad cuenta con todo lo necesario para brindar un buen nivel de vida a sus habitantes. Todo, menos agua potable.

Hace pocas semanas escribí en este espacio sobre la necesidad de simplificar nuestros planes de desarrollo, o cualquiera de los indescifrables instrumentos de planeación que regulan y ordenan, o lo pretenden, el porvenir de nuestras ciudades y departamentos. Recibí varios comentarios que señalaron la inconveniencia de mi posición, destacando que el sinnúmero de necesidades que demandan solución justifican tal complejidad. Alguien hasta se animó a decirme que los planes no pueden ser breves y concisos, exigiendo, supongo, aún más extensión y enredo. Revisando el caso de Santa Marta encuentro más razones para insistir en mi reclamo. Que en este momento de la historia una ciudad tan importante no haya solucionado algo tan básico como el suministro de agua no tiene justificación.

Imagínense una familia numerosa en la que se debate furiosamente para escoger la tela que debe usarse para forrar el sofá de su casa. Habrá posiciones diferentes, los jóvenes querrán una cosa, los mayores otra, se discutirá sobre el color, el material, las garantías del proveedor; todo muy democrático, participativo, sin duda interesante. Ahora imagínense que la familia en cuestión no tiene todavía los recursos para comprar la estructura del sofá, solo les alcanza para la tela. Ya entonces la discusión se revela imprudente, convendría concentrarse primero en buscar la manera de hacerse con la estructura, después se podrá pensar en la tela. Si además descubrimos que nuestra familia ficticia tampoco tiene la casa en la que pretenden poner el sofá sobre cuya tela están discutiendo, ya nos parecería mejor recomendarles que busquen asistencia psiquiátrica. A veces me parece que ciertos empeños de algunos gobernantes no se alejan mucho del disparatado escenario que he descrito.

No se puede pensar en la tela del sofá si no tenemos ni sofá ni casa. La falta de agua potable es tan grave que no vale la pena concentrarse en casi nada más. Es asombroso que esta afirmación, por obvia que parezca, no sea evidente para todos y que sigamos distrayéndonos en asuntos que, si bien merecerán nuestra atención en algún momento, pueden esperar. El único objetivo, o al menos el de indiscutible prioridad, el que debe acaparar la mayoría de los recursos de los samarios, debe ser la ampliación y modernización de su acueducto.

moreno.slagter@yahoo.com

 

Has disfrutado de todos los contenidos gratuitos del mes que ofrecemos a nuestros visitantes

Te invitamos a registrarte en EL HERALDO

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado
Imagen de cheyenn.lujan
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un dígito

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web
Copa america Brasil 2019 ¿Cúal es tu marcador? Juega aquí